Test drive: Renault Duster 2017
30-08-2016 Reportes de Manejo

Test drive: Renault Duster 2017

El modelo fabricado en Colombia es una de las mejores relación precio/producto en el segmento de los SUV. Tiene buenas capacidades mecánicas, está bien equipado y es bastante accesible incluso en sus versiones 4x4.

El Renault Duster es, desde su lanzamiento en 2012, una de las puntas de lanza de la arremetida de Renault en el mercado nacional, que le ha permitido a la marca crecer sobre un 100% en cinco años y superar las nueve mil unidades en 2015, de las cuales 2.200 fueron de este SUV compacto.

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Hoy, el modelo desarrollado en Rumania y fabricado en Colombia recibe una actualización de mitad de vida que agrega elementos de diseño más modernos, incorpora tecnología, y le permite a Derco, el importador exclusivo de Renault en el país, alargar la oferta con nuevas versiones.

La gama queda ahora compuesta por cinco versiones, dos de ellas 4x2 y tres con tracción total, todas con caja mecánica y diferenciadas por el motor y nivel equipamiento.

Los precios parten en $ 9.690.000 y llegan hasta los $ 12.090.000, valores que posicionan a este Renault Duster como una de las mejores relaciones precio/producto en el segmento de los SUV compactos, lo que permite a la marca visualizar ventas de 200 unidades por mes.

 

Características técnicas y mecánicas

Como se trata de un restyling de mitad de vida, la plataforma del Duster sigue siendo la misma del modelo de 2012. Mide 4.315 mm de largo, 1.822 mm de ancho (sin espejos) y tiene 2.673 mm entre los ejes.

Con estas medidas se posiciona en un segmento donde destacan modelos con enfoques muy distintos, como el Ford Ecosport, el Hyundai Creta y el Peugeot 2008, entre los principales.

Bajo el capó hay dos opciones de motor, aunque ninguno es de nueva generación. De entrada hay un 1.6 litros con 105 Hp y 148 Nm de par a las 3.750 rpm, que está asociado a una caja mecánica de cinco velocidades y tracción delantera, mientras que como tope de gama está disponible el bloque 2.0 litros con 143 Hp y 198 Nm a las 4.000 rpm, con transmisión manual de seis cambios y tracción delantera o total.

En cuanto al chasis, este modelo tiene elementos poco sofisticada en las versiones de entrada, ofreciendo en el eje delantero una suspensión tipo McPherson, mientras que atrás hay un sistema semi independiente con eje flexible en H. Las variantes 4x4, en tanto, reemplazan esta arquitectura por una suspensión trasera multibrazo.

Con los frenos pasa lo mismo: discos ventilados adelante y tambor atrás. La dirección tiene asistencia eléctrica. El Renault Duster parte de un peso en vacío es de 1.300 kilos, ofreciendo 500 kilos de carga útil.

En cuanto al diseño, el nuevo Duster muestra una nueva máscara con el rombo de Renault más grande, focos de doble óptica con luz diurna, luces traseras LED, llantas de aleación de 16” con nuevo diseño (salvo en la versión de entrada) , barras en el techo y difusor trasero cromado.

El formato sigue siendo cuadriforme, con un segundo volumen grande y un capo bastante elevado.

 

Confort y habitabilidad

Es Duster es amplio por dentro, tanto como para subir a cinco pasajeros adultos y que ninguno reclame en exceso (siempre son mejor cuatro que cinco, claro). El maletero es grande, con casi 475 litros de capacidad y 500 kilos de peso.

La posición de manejo es alta, y el problema es que no se puede rebajar mucho, así es que hay que acostumbrarse. La gracia es que con esto la visibilidad al exterior mejora de sobremanera, más si se considera que la luneta trasera es amplia, los espejos son grandes y el frontal corta vertical.

La sensación de calidad es baja por los materiales, pero no así por las terminaciones, que son correctas. Esfuerzos más o menos por hacer que se vea mejor, se nota que el Renault Duster se vende por otros atributos y no por belleza interior (ni exterior).

En cuanto a equipamiento, todos los Duster incorporan doble airbag y frenos ABS con EBD, aire acondicionado, computador a bordo, sistema de asistencia a la conducción Ecodrive con aviso de cambio de marcha, vidrios delanteros eléctricos, radio con MP3 y USB, mandos en el volante, bluetooth y barras en el techo.

A medida que se sube en las versiones se agregan vidrios traseros y espejos eléctricos, neblineros, sensor de retroceso con cámara, volante de cuero, sistema Medianav 2.0 con pantalla táctil de 7” con navegador GPS y tapiz de cuero, entre lo principal.

A modo de comentario, ya de base está muy bien equipado, y ni hablar de las versiones 4x4, sin embargo, no parece sensato que un modelo así no ofrezca ni como opción control de tracción y estabilidad, ni tampoco airbags laterales y de cortina.

 

Impresión de manejo

Hay varias cosas que decir el Renault Duster 2017. Lo primero, es que un auto que anda bien considerando su precio. Lo segundo, es que no es refinado ni muy confortable, ya que apunta a ofrecer versatilidad y capacidades en todo tipo de superficies.

Con eso en mente, analicemos punto por punto.

El motor 2.0 es bueno, aunque se nota viejo. Le falta torque en baja (típico de los motores de cierta antigüedad) y consume en exceso. En nuestra prueba nos dio 8 kilómetros por litro, y eso que cuidamos el andar.

Además, es ruidoso cuando se pasa de cierta velocidad, y vibra en demasía. Superando los 120 km/h, el volante inicia un baile que termina cansando las manos, y el sonido del motor penetra fuerte en el habitáculo.

Ahora, volvemos a lo inicia: este motor es más que suficiente apara mover el auto, y ofrece bastante más potencia que casi todos su competidores, y cuando se está en una situación off-road, es bueno saber que hay resto con sólo tocar el pedal.

La caja manual es buena, de tacto robusto y engranajes firmes, ideal para hacer 4x4, gracias a una caja de transferencia que ofrece modos 4x2, automático y 4x4 con bloqueo.

Probamos estas opciones durante el lanzamiento realizado en el sur, y el auto supera prácticamente cualquier obstáculo que se le presente, ya sea de altura o de tracción.

Vale decir que el modelo ofrece buenas medidas para el fuera de ruta: 30º frontales, 35º de salida y 210 mm de despeje al piso.

La suspensión de la versión 4x4 es buena para soportar lo que sea. Rebota un poco en la parte trasera, y no evita el rolido de carrocería en velocidad, pero aguanta bastante bien los pasos por baches o malos caminos, y es posible superar grandes irregularidades sin problema.

La dirección tiene poco tacto, y como ya dijimos, recibe muchas vibraciones cuando se va rápido. Sin embargo, en ciudad y a alta velocidad responde muy bien, y no es nada lenta de reacciones.

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

 

Conclusión

En definitiva, ¿vale la pena un Renault Duster 2017? Diría que sí, básicamente por su buena relación precio/producto. Es probablemente la mejor opción 4x4 a un precio respetable, y este 4x4 es de verdad, sabe superar obstáculos.

El nivel de equipamiento es bueno desde la base, pero las versiones Dynamique superan por mucho a varios competidores. Se extraña eso sí el control de estabilidad y más que airbags frontales.

El Duster es un SUV popular, con buen espacio en su interior, amplia capacidad de maletero y un precio adecuado para lo que ofrece. Y eso explica el por qué de su éxito.

 

Galería Renault Duster 2017

Renault Duster 2017

1 de 26

¿Qué opinas? Cuéntanos