Mazda lanza en Chile la nueva CX-9
19-01-2017 Lanzamientos

Mazda lanza en Chile la nueva CX-9

La firma nipona pone en venta la segunda generación de su SUV para siete pasajeros, con precios desde $25.490.000.

Algo más de un año demoró su arribo desde su lanzamiento mundial en el Salón de los Angeles 2015, pero ya está en Chile la segunda generación del Mazda CX-9, el mayor de los SUV de la marca japonesa, que aparece casi 10 años después del lanzamiento de la primera CX-9.

El objetivo de Mazda con este modelo es aumentar las ventas en un segmento que sigue creciendo, pero sobre todo mejorar el prestigio de la marca para competir con algunos modelos de marcas premium.

Se trata del buque insignia, que tiene un nuevo estándar en cuanto a emoción, diseño, performance y tecnología, y todo eso se traduce en un producto más aspiracional. En esto destaca el sistema de seguridad i-ActivSense, el Mazda Connect y el sistema de sonido Bose.

El nuevo Mazda CX-9 fue desarrollado sobre la base de tres pilares diferenciadores: el diseño Kodo, las tecnologías SkyActiv y un paquete de alta tecnología de conectividad y seguridad.

Mantiene la configuración para siete pasajeros sobre un base que es levemente más corta que la anterior (30 mm), que como recordamos, era una plataforma desarrollada por Ford. Mide 5.075 mm de largo, 1.960 mm de ancho, 1.747 mm de alto y ofrece entre ejes 2.930 mm, 55 mm más que su antecesora. En el maletero por detrás de la segunda fila puede cargar 547 litros.

La silueta es más baja y alargada, y las líneas laterales son fluidas, lo que se traduce en un look más deportivo. Tiene voladizos cortos, un frontal prominente marcado por la parrilla Signature Wings y los focos LED más estilizados.

En el interior hay una atmósfera más elegante, con un panel de formas horizontales, una consola central más ancha, tapiz de cuero de serie, acabados color chocolate en las versiones más altas y asientos reclinables.

La nueva base está concebida bajo la filosofía SkyActiv, con la eficiencia aerodinámica y la reducción de peso como puntos cruciales de diseño. De hecho, este modelo pesa 100 kilos menos que su antecesor (1.908 kilos).

 

SkyActiv total

En la nueva CX-9 destaca el nuevo propulsor SkyActiv-G 2.5T, que debuta en este modelo, y que se convierte en el primer bloque gasolinero turbo de la marca.

Se trata de un cuatro cilindros de 2.5 litros con inyección directa, que incorpora una ingeniosa tecnología denominada Dynamic Pressure Turbo, un control de válvulas que puede modificar la cantidad de gases de escape que ingresan a la turbina.

De forma simple, a bajo régimen solo se abre una válvula para llenar la turbina más rápidamente, creando un efecto similar a cuando ponemos el dedo sobre la manguera para ganar presión en el chorro de agua. A medida que se incrementa el régimen de revoluciones se abren más válvulas para dejar pasar más gases, y así entregar una curva de par plana y constante.

Otro elemento importante es el recirculador de gases enfriados, que permite al motor trabajar con una compresión de 10.5:1, algo inusual cuando se trata de motores turbo.

Este nuevo bloque eroga 227 caballos de fuerza y 420 Nm de par desde las 2.000 rpm, y está asociado a una caja automática de seis velocidades y al sistema de tracción total i-Activ AWD, que monitorea la información emanada de 27 sensores para ofrecer la mayor capacidad de tracción y adherencia en todo tipo de condiciones.

La marca indica que los niveles de consumo mejoran un 20% en relación a la vieja CX-9 con motor V6 3.7 litros.

 

Full tecnología

En materia tecnología, hay que destacar la incorporación de muchos elementos tanto de seguridad como de conectividad.

Entre los primeros destaca el sistema i-ActivSense, que incluye siete sistemas de seguridad preventiva de accidentes: sensor de punto ciego, aviso de cambio involuntario de carril, asistencia de mantenimiento de carril , luces adaptativas LED, aviso de tráfico cruzado, freno de emergencia y advertencia de cansancio de conductor.

A eso suma elementos más tradicionales, como seis airbags, frenos ABS con EBD, control de tracción y estabilidad, sensores de proximidad delantero y trasero con cámara de retroceso, head-up display y anclajes isofix.

En cuanto a conectividad, el nuevo CX-9 incluye el Mazda Connect, con pantalla táctil de 8 pulgadas, que incluye conectividad bluetooth para audio y teléfono, navegación GPS y un sistema de audio que en la versión tope de gama es Bose con 12 parlantes.

A eso incluye como destacado en todas las versiones luces diurnas con sensor de luminosidad y neblineros, freno de mano eléctrico, sistema keyless con botón de partida, asientos delanteros eléctricos y calefaccionados con tapiz de cuero, techo de vidrio y climatizador de tres zonas, entre lo más destacado.

Según la versión añade barras en el techo, un sistema de entretenimiento DVD en las plazas traseras, portalón trasero de apertura eléctrica, embellecedores interiores y exteriores, llantas de 20 pulgadas y tapiz bicolor, entre lo más importante.

El nuevo Mazda CX-9 llega a Chile en tres versiones, todas con la misma base mecánica compuesta por el motor 2.5T, caja AT6 y AWD, con precios de $25.490.000 (R), $27.490.000 (GT) y $29.990.000 (GTX).

La marca estima vender unas 50 unidades mensuales de este modelo, que llega a competir directamente con la Ford Explorer, Honda Pilot y Hyundai Grand Santa Fe, por nombrar a algunos de los modelos del mismo segmento.

¿Qué opinas? Cuéntanos