Nissan V16 dice adiós en México con edición especial Buen Camino 2017
08-02-2017 Lanzamientos

Nissan V16 dice adiós en México con edición especial Buen Camino 2017

El V16,o Tsuru como se llamó en México, se despide con una edición especial

De acuerdo a la idiosincracia de los japoneses, la grulla (Tsuru) es un animal mitológico relacionado con la longevidad, fidelidad y lealtad, cualidades que de alguna manera u otra concuerdan con las características del longevo y homónimo sedán de Nissan. No obstante, todo por servir se acaba, por ello, el Tsuru se despide del mercado mexicano con la Edición Especial Buen Camino.

Lo primero que llama la atención en el exterior del Tsuru Edición Especial Buen Camino 2017 es que su carrocería luce un color “azul orión”, la cual contrasta con sus tapas de 13'' que cuentan con un acabado “grisáceo”. Un emblema conmemorativo y la punta del tubo de escape cromada son todos los cambios que a nivel estético distinguen esta variante de despedida.

En el habitáculo, las cosas son un poco diferentes, ya que bien parte de la versión GS II, añade un par de extras como tapiceria bitono en negro/azul, presentes en los asientos puertas y techo, además de un sistema de audio “aftermarket” con cuatro parlantes firmado por Clarion, mismo presume de conectividad Bluetooth. Curiosamente, de serie cuenta con seguros eléctricos con control remoto, pero el aire acondicionado continúa siendo opcional.

No podrán parecer muchos cambios, pero con ello, posiblemente estemos ante el V16 más equipado de los últimos 20 años (por favor lee esto con cierta ironía). Precisamente, es la veteranía de la plataforma B13 la que ahora juega en su contra. Algún día resultó una opción de compra válida y hasta sensata, pero hoy día, ya no cumple de ninguna manera con los requerimientos que las nuevas generaciones exigen, sobre todo en cuanto a seguridad se refiere (sólo basta recordar los catastróficos resultados obtenidos en las pruebas de Latin NCAP). Pero tampoco se puede dejar que es un automóvil que trascendió en muchos mercados, incluyendo Chile, reconocido por su fácil mantención y performance general. El V16 hizo patria.

Soy un convencido de que los autos tienen alma y el V16 se va a descansar con el deber cumplido a esa gran pista que dicen existe en el cielo, donde de seguro será recibido con honores, por democratizar el medio de transporte para todas las personas, por ser un fiel compañero de ruta para muchos y por aguantar el paso del tiempo de manera digna. Esta versión no llegará a Chile.

¿Qué opinas? Cuéntanos