Citroën reinventa su sedán familiar C-Elysée
26-05-2017 Lanzamientos

Citroën reinventa su sedán familiar C-Elysée

La marca lanza en Chile la segunda generación de su modelo más vendido en el país, el que incorpora un nuevo diseño, más conectividad y novedades mecánicas.

Con un intenso desafío de consumo enfocado en la prensa especializada y realizado en el norte del país, Citroën lanza la actualización de sedán compacto C-Elysée, su modelo más vendido en Chile con más de 8.000 unidades comercializadas desde su lanzamiento en 2013.

Presentado en 2012 como un modelo enfocado en mercados emergentes, ha sido tal el éxito del C-Elysée, que hoy la marca lo comercializa en varios países europeos, incluyendo Francia, colocando casi medio millón de unidades en cinco años.

Esta nueva generación del Citroën C-Elysée muestra una actualización de diseño que lo alinea con los nuevos modelos de la marca, pero mantiene sus dimensiones anteriores, con 4,42 metros de largo y 1,75 metros de ancho, un tamaño intermedio entre un sedán del segmento B de los compactos y otro del segmento C de los medianos.

El frontal fue totalmente rediseñado con una nueva parrilla, que incluye los chevrones cromados se extienden hacia los costados, combinándose con los rediseñados grupos ópticos, creando una sensación de mayor anchura. El parachoques también es nuevo, e incluye una gran entrada de aire horizontal en la parte inferior, luces de niebla rediseñadas y una nueva firma de iluminación LED para las luces diurnas.

En la zaga, el nuevo C-Elysée cuenta con luces efecto 3D que ya son el sello en otros modelos de la marca, mientras que llantas de aleación de 15" y 16" incluyen un nuevo diseño. Finalmente, Citroën incorpora dos nuevos colores de carrocería: Lazuli Blue y Steel Grey.

 

Más tecnología

Citroën eleva la calidad percibida del C-Elysée incorporando un nuevo material en el tablero y puertas denominado Sunsilver, un polímero liso y brillante de buen tacto que eleva la sensación de modernidad.

El cuadro de instrumentos es nuevo, con dos relojes análogos por los costados y un display digital en el centro, mientras que el volante multifunción luce un nuevo diseño y permite controlar el sistema de audio y el control crucero con limitador.

Sin embargo, lo más destacado en el nuevo C-Elysée es la incorporación de una interfaz de pantalla táctil de 7”, un elemento poco común en este segmento de sedanes familiares.

Desde esta pantalla se controla el sistema Citroën Connect que está disponibles en el resto de la gama. Desde aquí es posible controlar las funciones del teléfono, multimedia y audio. Destaca la incorporación del sistema de conectividad Mirror Screen, que es compatible con Android Auto y Apple CarPlay, y gracias a los cuales es posible utilizar mandos por voz, acceder a navegación GPS y aprovechar aplicaciones como Waze y Spotify.

 

Gran habitabilidad

Uno de los pilares históricos del C-Elysée ha sido su habitabilidad interior, gracias al uso de una plataforma con 2.652 mm de distancia entre ejes. Si bien estas medidas no cambian, Citroën incluyó algunas mejoras para incrementar el confort para los ocupantes.

La plaza central trasera es plana y el espacio que queda bajo los asientos delanteros para poner los pies se aumentó gracias al rediseño de los asientos delanteros, hoy más envolventes y acogedores. Así, la marca indica que hay entre 12 y 26 cm disponibles para los pasajeros de las plazas posteriores, dependiendo de la posición del asiento delantero.

Otro punto destacado es el amplio maletero con 506 litros de capacidad. Los asientos traseros son abatibles en proporción 2/3 y 1/3, aumentando esta capacidad por encima de los mil litros.

Citroën propone también un mejor trabajo de aislación acústica del habitáculo, que se traduce en menos ruido del motor, de la rodadura de los neumáticos y del viento. Y en conjunto con ello, una nueva calibración de amortiguadores para mejorar el confort de marchas.

 

Gran eficiencia

Como contábamos en el inicio, Citroën decidió someter a la prensa especializada a un desafío de consumo con las versiones turbodiésel del C-Elysée, con el fin de graficar las bondades de este modelo respecto de la competencia.

El desafío consistía en andar más de 1.000 kilómetros entre Santiago y la zona cercana a Caldera, en el norte del país, con un estanque de combustible (costo de $22.500). Y el resultado fue aun mejor de lo esperado, ya que todos los autos participantes llegaron a la meta tras 1.025 kilómetros, y con autonomía restante de al menos 100 kilómetros adicionales.

El ganador de la prueba entregó un rendimiento de 27,1 kilómetros por litro, a un promedio de 100 km/h, mejor que el homologado.

El motor en cuestión es el conocido HDI 92, un cuatro cilindros turbodiésel de 1.6 litros, con 92 Hp y 230 Nm de par desde las 1.750 rpm, que tiene homologado rendimientos de 18 km/litro en ciudad, 22 km/litro en ciclo mixto y 25.7 km/litro en carretera.

Como novedad, Citroën ofrecerá el nuevo motor gasolinero de tres cilindros 1.2 litros PureTech 82, con 82 Hp y 117 Nm de par a las 2.750 rpm, con rendimientos de 17.2 km/litro en ciudad, 20.8 km/litro en ciclo mixto y 24.4 km/litro en carretera.

Ambos estarán asociados a una caja mecánica de cinco velocidades.

La tercera opción para el C-Elysée es el motor gasolinero de cuatro cilindros, 1.6 litros VTi con 115 Hp y 150 Nm de par, el que estará asociado exclusivamente a la nueva transmisión automática de seis velocidades EAT6.

El New Citroën C-Elysée se comercializará en Chile en cinco versiones y con dos niveles de acabados: Feel y Shine.

Los PureTech 82 y HDI 92 Feel incluyen doble airbag frontal, frenos ABS con EBD y AFU, luces diurnas LED, control crucero con limitador de velocidad, volante multifunción, radio con lector SD y MP3, puerto USB, bluetooth, aire acondicionado, vidrios eléctricos, cierre centralizado y llantas de 15".

Los precios son de $8.790.000 y $9.990.000, respectivamente.

Los PureTech 82 y HDI 92 Shine agregan airbag laterales, control de estabilidad, sensor de retroceso, sistema Citroën Connect con pantalla touch 7", Mirror Screen, aire acondicionado digital, espejos eléctricos y llantas de aleación de 16".

Los precios son de $9.490.000 y $10.690.000, respectivamente.

El C-Elysée VTI 115 AT tiene el mismo paquete Shine, suma cámara de retroceso y tendrá un precio de $11.390.000. Todos los modelos tienen un bono de financiamiento de $300.000, salvo el HDI Shine, que tiene un bono de $400.000.

La marca quiere comercializar unas 3.000 unidades en un año.

 

Galería Lanzamiento Citroën C-Elysée 2017

Lanzamiento Citroën C-Elysée 2017

1 de 20

Galería Citroen C-Elysee 2017

Citroen C-Elysee 2017

1 de 27

Citroen C Elyseé 2017 - Prueba de Consumo | Autocosmos

¿Qué opinas? Cuéntanos