Las 24 Horas de Le Mans en 9 datos interesantes
16-06-2017 Investigación

Las 24 Horas de Le Mans en 9 datos interesantes

La carrera de resistencia más antigua tiene mucha historia, y nosotros te la contamos.

Las 24 horas de Le Mans han sido, son y serán una de las competencias más exigentes desde lo mental y lo físico, no sólo para el deporte motor, sino para cualquier disciplina. Ganar en el circuito de la Sarthe requiere una preparación de alto rendimiento y, sin lugar a dudas, aquellos que supieron imponerse en esta carrera serán recordados en un Olimpo especial.

Este fin de semana veremos nuevamente acción en un Circuito que forma parte del World Endurance Championship de la FIA, así que tenemos algunos datos imperdibles de las 24 horas de Le Mans.

La más antigua del mundo

La primera edición de las 24 horas de Le Mans (24 heures du Mans, en francés), se llevó a cabo en 1923 y André Lagache y Rene Léonard fueron los vencedores a bordo de un Chenard & Walker que recorrió 2209,5 km, muy por debajo de la mitad de lo que recorrió el Porsche 919 Hybrid que se consagró el año pasado (hizo 5233,5 km). La carrera de este año será la 85ª edición del evento.

La hegemonía del danés

En cuanto a los conductores, el máximo ganador de la competencia es el danés Tom Kristensen, que logró la mayor cantidad de kilómetros en nueve ocasiones, y entre 2000 y 2005 consiguió seis consecutivos. Detrás de él aparece otra leyenda del automovilismo: el belga Jacky Ickx, que logró seis victorias.

El trono de Porsche

Los autos de la marca alemana resultaron victoriosos en 18 oportunidades, más que cualquier otra marca automotriz. Su hegemonía, que comenzó en los 70, se vio amenazada con la brutal irrupción de Audi, que desde el 2000 a la fecha se quedó con 13 triunfos, relegando a Ferrari al tercer puesto. La casa de Maranello fue, con siete victorias, la gran animadora de la mitad del siglo XX, logrando en 1965 su última victoria.

La triple corona

Las 24 horas de Le Mans comparten con el GP de Mónaco de la F1 y la Indy 500 el honor de ser parte de la Triple Corona del Automovilismo. Por eso muchos participantes de estas tres carreras saltan de un lado a otro buscando poder completar un hito que hasta ahora tiene solo un dueño: Graham Hill, que se consagró en La Sarthe en 1972 a bordo de un Matra, luego de haber obtenido el subcampeonato en 1964.

La Sarthe (y Bugatti)

Las 24 horas de Le Mans se llevan a cabo en el Circuit de la Sarthe, un circuito semipermanente que tiene una longitud total de 13,629 km. Fue inaugurado en 1923 y tiene capacidad para 100.000 espectadores. Sus curvas son 38 y el trazado incluye la larga recta conocida como Les Hunaudières, que hasta 1990 no tenían chicanas, llegando los autos a velocidades muy altas. El circuito Bugatti se encuentra dentro del trazado principal, mide 4,273 km y se utiliza para las 24 horas de Le Mans de motos y otras competencias. Dentro del predio también está emplazado el Museo de las 24 horas, dedicado a la historia de la competencia.

Los prototipos de Le Mans

Los Le Mans Prototype (LMP) son los autos enmarcados en el reglamento de l’Automobile Club de l’Ouest (ACO), responsable de la organización de las 24 horas de Le Mans. Su costo y tecnología los hacen comparables con los monoplazas utilizados en la Formula 1. Esta idea se llevó a cabo por primera vez para la edición de 1992 de la carrera. Actualmente, los prototipos emplean motores híbridos que les permiten optimizar la resistencia necesaria en la exigente carrera.

Imitaciones, pero no iguales

El formato de resistencia de la carrera derivó en varias competencias similares alrededor del mundo. Circuitos icónicos como Daytona, Nürburgring y Spa-Francorchamps tienen sus versiones de un día incesante de competición basados en Le Mans. Por otro lado, en 1999 se lanzó la Serie Americana de Le Mans, con circuitos de resistencia basados en Canadá y Estados Unidos, creados a imagen y semejanza de Le Mans. En 2004 esa idea se trasladó a Europa y ACO inauguró la Serie Europea de Le Mans alrededor del viejo continente, así como la Serie Asiática y Petit Le Mans. En la Sarthe se corre, además de la versión de motos, la versión de autos clásicos de la competencia.

Accidentes

Obviamente, esta carrera no está exenta de accidentes. El primer siniestro fatal ocurrió en 1925 cuando André Guilbert chocó una van que venía en sentido contrario en el circuito que se compartía con el trazado cotidiano. En 1955 ocurriría el peor desastre en la historia de la carrera. El Mercedes de Pierre Lavegh saldría volando luego de un choque, matando al conductor y a 83 espectadores que fueron impactados por pedazos del auto en llamas. El más reciente accidente ocurrió en 2013 y se llevó la vida del danés Allan Simonsen, que falleció en el hospital luego de impactar su Aston Martin contras las barreras protectoras.

La cuna de la innovación

En Le Mans se han dado grandes avances en el campo de la ingeniería automotriz. Por ejemplo, los frenos de disco que comenzaron a producirse en 1955 de manera masiva habían ayudado a Jaguar a quedarse con las 24 horas en 1953. Otros campos como la aerodinámica o la tecnología empleada en los trenes motrices fueron favorecidos por los autos presentes en la competencia francesa.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos