Mercedes-Benz: la Clase X ya está aquí
18-07-2017 Novedades

Mercedes-Benz: la Clase X ya está aquí

La marca de la estrella acaba de presentar en Sudáfrica su nueva pick-up mediana, la que está basada en la NP300 de Nissan y se fabricará en España y Argentina. Para Chile ya está confirmada para principios de 2018.

Hasta Sudáfrica se desplazó Mercedes-Benz para estrenar a nivel mundial su totalmente nueva Clase X, su primera pick-up mediana que se fabricará inicialmente en España, y desde el próximo año en Argentina, y que se comercializará en todo el mundo, estando confirmado su arribo a Chile para principios de 2018.

Como ya se había adelantado hasta la saciedad, la Mercedes-Benz Clase X nace de la asociación estratégica con el Grupo Renault Nissan, y que involucra a varios modelos que comparten base mecánica y motores, como la nueva generación de Smart, los Infiniti Q30 y QX30 y el Mercedes-Benz Citan, entre otros.

En este caso, la Clase X comparte la base de la Nissan NP300, que también utiliza la nueva Renault Alaskan de reciente lanzamiento en Chile, por lo que mantiene medidas similares y proporciones.

En este caso, mide 5.340 mm de largo, 1.920 mm de ancho, 1.819 mm de alto y tiene entre ejes 3.150 mm. Si lo comparamos con la NP300, la nueva pick-up alemana es 80 mm más larga, 70 mm más ancha, 40 mm más alta, pero la batalla es idéntica.

El pick-up o caja de carga, en tanto, tiene 159 cm de largo y 156 cm de ancho, con una altura de 47 cm, para una carga útil de 1.042 kilos y una masa máxima remolcable de 3.500 kilos con sistema de frenos.

El diseño de la nueva camioneta fue anticipado por la marca con el Clase X Concept de 2016, y la versión definitiva replica buena parte de los elementos vistos entonces.

La marca indica que la Clase X ha sabido encontrar el equilibrio perfecto entre robustez y elegancia, con un capó elevado, una inmensa parrilla frontal con la estrella dominando en su centro, y los grupos ópticos que se extienden hacia los costados.

Dependiendo de la variante, cambian los acabados de algunos elementos del frontal así como el diseño del parachoques, que puede contener embellecedores cromados.

En la zaga destacan algunos elementos propios de este modelo, como las luces y luz de freno de diseño característico.

Hay nueve colores disponibles para el exterior y llantas de 17 a 19 pulgadas. Mercedes-Benz ofrecerá varios paquetes de equipamiento opcionales, donde se incluyen focos, barras antivuelco, huinches de arrastre y "hardtop" para el pick-up.

Como novedad está la confirmación de que se ofrecerá en tres variantes especializadas de acuerdo a las aplicaciones y tipo de cliente.

La Clase X Pure es la variante básica y robusta enfocada en el trabajo. La variante Progressive apunta a hombres y mujeres que buscan un vehículo versátil pero con el confort de un auto de pasajeros. Finalmente, la X-Class Power es la versión que apunta a clientes particulares que aman el estilo de vida aventurero.

Interior al nivel Mercedes

Es quizás en el habitáculo donde Mercedes-Benz ha puesto más empeño en diferenciarse de la camioneta de Nissan, ofreciendo una alta calidad percibida y un diseño muy moderno, algo inédito para un vehículo de trabajo.

Materiales suaves al tacto, terminaciones de vehículo premium y mucha tecnología se suman a los tres ambientes distintos que están disponibles en la variante X Power: efecto pixelado negro mate, efecto aluminio y efecto madera vetada. Para las versiones Progressive y Power se utilizan marcos y manillas color Silver Shadow.

Utilizando el diseño visto en los modelos compactos de la marca, Mercedes-Benz instala el centro del tablero y dispuesta en voladizo una pantalla táctil de 8,4" para el sistema de comunicación y entretenimiento Comand OnLine, que contiene navegación GPS, cámara de 360º y conectividad a Apple CarPlay y Android Auto.

En materia de equipamiento también se nota que es un Mercedes-Benz, por muy base de Nissan que utilice. Según la versión ofrecerá asientos con ajuste eléctrico, climatizador bizona, tapizado símil cuero, kit eléctrico completo y luz en la zona de carga.

Respecto de la seguridad, la nueva Clase X se ofrecerá con seis airbags, frenos ABS con EBS, controles de tracción y estabilidad, y opcionalmente una batería de asistencias a la conducción, entre las que destacan el detector de cambio involuntario de carril, asistente de frenado activo, lector de señales de tráfico, cámara de visión trasera y el sistema Tempomat que mantiene una velocidad constante.

Mecánicas con ADN propio

Quizás si la mayor duda de la Clase X era saber si Mercedes-Benz utilizaría los motores de Renault y Nissan disponibles en la NP300 y Alaskan, o si optaría por sus propias motorizaciones. Finalmente ocurrió lo primero.

La Mercedes-Benz Clase X se ofrecerá inicialmente con un bloque de cuatro cilindros turbodiésel de 2.3 litros, disponible con 163 Hp y 403 Nm de par (X 220d) o 190 Hp y 450 Nm (X 250d), este último biturbo.

Ambos estarán asociadas a una caja mecánica de seis velocidades y podrán elegirse con tracción trasera o total (sin diferencial central, pero con reductora). Para la variante más potente también está disponible una transmisión automática de siete velocidades.

Para ciertos mercados habrá una opción gasolinera con 165 caballos de fuerza y 238 Nm de par (X 200), caja mecánica y tracción simple.

Mercedes-Benz anuncia para mediados de 2018 el arribo de una versión tope de gama equipada con un motor V6 turbodiésel que eroga 258 Hp y 550 Nm de par (X 350d).

El sistema de tracción total es el 4MATIC all-wheel drive, mientras que la caja automática es la 7G-Tronic Plus, ambos de Mercedes-Benz. El sistema de modos de conducción Dynamic Select también estará disponible, con sus modos Comfort, ECO, Sport, Manual y Off-Road, que modifican el comportamiento del motor, caja y las funciones ECO.

La marca indica que ha modificado el sistema de suspensión de la Clase X para incorporarle resortes, y así conseguir más confort de marchas. Sin embargo, sabemos que es la misma arquitectura de la NP300, un sistema multilink de eje rígido, con amortiguadores y espirales.

Los frenos, en tanto, son de disco ventilados en las cuatro ruedas, de 32 cm de diámtero adelante y de 30,8 cm atrás.

El despeje de la Clase X es de 202 mm, pudiendo incrementarse en 20 mm si se opta por una suspensión más off-road (contra 255 de la NM300). Los ángulos de acercamiento son de 28,81 en ataque y 23,8º en salida, mientras que el ventral queda en 20,4º, pudiendo inclinarse en hasta 49,8º y siendo capaz de vadear 600 mm de agua. Todas estas medidas son inferiores a la pick-up de la cual deriva.

Las fechas

La nueva Mercedes-Benz Clase X se exhibirá a público en el próximo Salón de Frankfurt en septiembre próximo, iniciando su venta en Europa en noviembre.

La segunda parada será Sudáfrica y Australia en enero, mientras que desde Kaufmann ya confirmaron que estará disponible en Chile en el primer semestre de 2018, con producción en Barcelona (España). Habrá que esperarla hasta entonces.

 

Galería Mercedes-Benz Clase X

Mercedes-Benz Clase X

1 de 19

Mercedes-Benz Clase X 2018

¿Qué opinas? Cuéntanos