Mazda abre programa de restauración para la primera generación del Miata
07-08-2017 Informaciones varias

Mazda abre programa de restauración para la primera generación del Miata

Habiendo pasado más de 25 años desde su nacimiento, el MX-5 se puede considerar oficialmente un clásico y Mazda lo atenderá como se debe.

Tras 4 exitosas generaciones, el Mazda Miata es más que un vehículo de culto. Para muchos incluso llega a ser un verdadero nuevo icono automotriz de la era contemporánea, considerando que la mayoría de los autos más emblemáticos del mundo motor datan de muchos años atrás. 

El Miata original, el MX-5 o Eunos Roadster como se le conoció en Japón, de la generación NA, nació en 1989 y fue una respuesta no solo a los pequeños deportivos que estaban naciendo en la burbuja económica japonesa, sino que también a revivir el verdadero placer de conducir un convertible biplaza accesible y entretenido de manejar. Su diseño curvilíneo pero minimalista, su fiabilidad y su amable rostro lo hicieron un hit en todos lados, tanto así que hasta las marcas de mayor linaje como BMW o Mercedes-Benz se vieron en la necesidad de crear sus propios convertibles compactos, buscando capitalizar en el efecto del Miata. Incluso, hoy, entre los fanáticos y las comunidades, existe la "broma" de que el Mazda MX-5 es la solución a todo, ya que ofrece de manera económica, un auto de tracción trasera, fácil de modificar y transformar para la pista, los piques, el drifting, el tuning estético o para lo que tú quieras.

Por lo mismo Mazda ha abierto en Japón, dos programas únicos de restauración, orientados a la primera generación del modelo. En una primera etapa, se ofrecerán nuevas piezas frescas o re fabricadas con mejores materiales, salidas de fábrica. Inicialmente estas estarán relacionadas con elementos que tienen mucho uso y desgaste, o que son difíciles de mantener, como son los pomos de cuero para las palancas de cambio, los techos de lona, los neumáticos Bridgestone originales y el volante, fabricado por Nardi. Según demanda, podrían añadirse más piezas a la lista.

El segundo programa es muy costoso, solo por ahora para usuarios japoneses, que consiste en una restauración completa del modelo, minuciosa hasta el último detalle, incluyendo un nuevo certificado de homologación y calidad por TÜV Rheinland.

Si su éxito es tal, de seguro el programa comenzara a abrirse hacia nuevas regiones, donde de seguro hay muchos esperando esas apetecidas piezas renovadas.

¿Qué opinas? Cuéntanos