Lanzamientos

Mercedes-Benz SL 63 AMG 2009: ¡La Reinvención del Monstruo deportivo!

<P class=MsoNormal style="MARGIN: 0cm 0cm 0pt; LINE-HEIGHT: 140%"><SPAN style="FONT-SIZE: 8pt; COLOR: #333333; LINE-HEIGHT: 140%; FONT-FAMILY: Verdana">¡Reportaje especial con Fotografías exclusivas! <?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /><o:p></o:p></SPAN>

Mercedes-Benz SL 63 AMG 2009: ¡La Reinvención del Monstruo deportivo!

 

Este roadster, heredero directo del histórico SL Alas de gaviota, recibe durante este 2008 una actualización estética y un potente motor de 525 CV puesto a punto por el preparador AMG. Además, adapta una nueva caja de cambios de siete velocidades, que por su especial configuración resulta ideal para una conducción deportiva.

 

Tecnología multiembrague
El cambio deportivo de 7 velocidades AMG SPEEDSHIFT MCT que entrega la potencia del motor a las ruedas traseras del roadster es un grupo de transmisión completamente nuevo y exclusivo del Mercedes-Benz SL 63 AMG.

Este mecanismo conjuga lo mejor de dos mundos: la reacción directa, ágil y deportiva de un cambio manual con el elevado confort de una transmisión automática. El cambio deportivo de 7 velocidades AMG SPEEDSHIFT MCT entusiasma por su variabilidad: siete relaciones, cuatro programas de conducción, función automática de doble embrague y la innovadora función «Race Start».

La sigla MCT significa «Multi-Clutch Technology» (tecnología multiembrague) y expresa la filosofía del cambio de marchas, en el que intervienen exclusivamente embragues de fricción.

 

Elige el programa de conducción que más te guste
Un elemento central del nuevo cambio de 7 velocidades AMG SPEEDSHIFT MCT es el embrague para el arranque, en baño de aceite, que sustituye al convertidor de par convencional.

Gracias al menor momento de inercia, el cambio de marchas reacciona con mayor espontaneidad y dinamismo, sin pérdidas por resbalamiento. El vehículo obedece inmediatamente a los movimientos del acelerador. Los cuatro programas de conducción -«C» (confort), «S» (sport), «S+» (sport plus» y «M» (manual)- ejecutan los cambios de relación con precisión, sin interrupción de la fuerza de tracción, y con diversas estrategias de regulación en las distintas situaciones de conducción.

 

Si se elige el programa «C», los cambios de marcha son confortables y la conducción notablemente suave en combinación con una actuación cuidadosa del acelerador. En el modo «S», el motor y el cambio reaccionan con mayor espontaneidad: se apura más cada una de las marchas al acelerar, y también son más rápidos los cambios de marcha al reducir.

Además, son más rápidos -aproximadamente un 20 %- que en la posición «C». En el programa de conducción «S+» se agilizan otro 20 % los cambios de relación. El programa «M» permite cambiar a mano: en este caso, el motor V8 AMG de 6,3 litros reacciona con más brío y el cambio acopla las marchas con una celeridad 10 % mayor que en la posición «S+»: es decir, un 50 % más rápido que en el modo de confort «C».

En promedio, los cambios de marcha en el programa de conducción «M» no duran más de 100 milisegundos.

 

Función doble embrague
Otra peculiaridad del nuevo cambio automático deportivo MCT es la reducción múltiple, esto es, el cambio directo, rápido y espontáneo en dos o más relaciones. Si se acciona el sobregás, es posible pasar directamente de 7ª a 4ª, o de 5ª a 2ª marcha. En los programas de conducción «S» (Sport), «S+» (Sport plus) y «M» (manual) se utiliza una función automática de doble embrague.

En ese caso, los cambios manuales o automático a una marcha más corta se llevan a cabo con doble embrague, dosificado con precisión, y con un perfil más deportivo a medida que se asciende en la escala, de «S» a «M».

Pero la extraordinaria vivencia de conducción no es la única ventaja de esta función: los cambios se llevan a cabo prácticamente sin carga, con lo que disminuyen las reacciones a los cambios de carga y aumenta la estabilidad del vehículo al frenar antes de tomar una curva a velocidad elevada.

 

Nueva AMG DRIVE UNIT e innovadora función «Race Start»
El centro de control del cambio deportivo de 7 velocidades AMG SPEEDSHIFT MCT y de todas las funciones de control de la estabilidad del roadster es la nueva AMG DRIVE UNIT.

Para seleccionar a mano las marchas, el conductor puede elegir entre la nueva palanca de cambios AMG en cuero y fibra de carbono y las levas de cambio AMG en el volante. A la izquierda de la palanca de cambios se encuentran el mando electrónico para seleccionar los cuatro programas de conducción y el pulsador para la función «Race Start».

Más atrás se han montado tres pulsadores para otras funciones. El primero controla la regulación del ESPÒ, el segundo el tren de rodaje ABC y el tercer pulsador, con rótulo AMG, permite memorizar la combinación seleccionada de programa de cambio y ajuste del tren de rodaje. Si se oprime brevemente este pulsador pueden configurarse los equipos; si se mantiene pulsado, se memoriza el ajuste seleccionado.

 

La función «Race Start» ofrece nuevas cotas de dinamismo al poner en marcha el vehículo. Con ayuda de este botón, al conductor del SL 63 AMG puede apurar al máximo la capacidad de aceleración del motor, unida a una motriciad idónea en las ruedas del eje propulsado.

La función deportiva del ESPÒ se activa a vehículo parado, pisando al mismo tiempo el pedal del freno con el pie izquierdo. Una vez seleccionada la opción «Race Start» con el mando giratorio aparece un mensaje de seguridad en la pantalla central de AMG. El conductor tiene que confirmar la función «Race Start» tirando brevemente de la leva «Up».

A continuación es suficiente con soltar el freno y pisar el acelerador a fondo para que el procesador ajuste automáticamente el régimen ideal para la puesta en marcha y el SL 63 AMG acelere a todo gas. La velocidad aumenta hasta que el conductor decide cambiar de marcha. En caso contrario, el cambio AMG insertará sucesivamente las relaciones con la mayor rapidez posible.

 

Ocho cilindros
El motor V8 de 6,3 litros de AMG es la opción ideal para disfrutar de la conducción y alcanzar elevadas prestaciones en combinación con el cambio deportivo de 7 velocidades AMG SPEEDSHIFT MCT.

Con su ayuda, el SL 63 AMG acelera en sólo 4,6 segundos de 0 a 100 km/h y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (limitada por vía electrónica). El grupo atmosférico con 6.208 cm³ de cilindrada desarrolla una potencia nominal de 525 CV a 6.800 rpm y entrega un par motor máximo de 630 Nm a 5200 rpm.

Esta singular combinación de alta cilindrada y motor de altas revoluciones reúne lo mejor de dos mundos: gran capacidad de aceleración a bajas revoluciones y una fascinante agilidad en la gama alta de régimen, hasta un máximo de 7.200 rpm.

 

Tren de rodaje AMG con Control Activo de la Suspensión y ESPÒ de 3 niveles
El tren de rodaje del SL 63 AMG armoniza perfectamente con el dinámico grupo de propulsión. Se trata de una versión optimizada por AMG del Control Activo de la Suspensión ABC; además de adaptar la dureza de muelles y amortiguadores, se han elegido nuevos parámetros elastocinemáticos.

Como fruto del nuevo reglaje de los apoyos, de los brazos portamuelles y el tirante en el eje delantero, y de los apoyos de los brazos del eje trasero, aumenta la agilidad y disminuye la distancia de frenado.

 

En combinación con una servodirección paramétrica también mejorada, el SL 63 AMG obedece espontáneamente a las órdenes del conductor, que disfruta de la respuesta directa y el comportamiento autodireccional lineal típicos de los vehículos deportivos al circular por carreteras con muchas curvas o en circuitos de competición.

El conductor puede influir sobre el carácter del tren de rodaje deportivo AMG con ABC: basta con pulsar un botón para conmutar entre un ajuste deportivo-duro con ángulos de balanceo reducidos y un reglaje más suave y confortable, con el que los ocupantes pueden disfrutar de una conducción relajada en trayectos largos.

 

Frenos de alto rendimiento
El rendimiento de los frenos de alto rendimiento AMG es adecuado al dinamismo del vehículo. En el eje delantero se montan discos de freno compuestos, autoventilados y perforados de tamaño 360 x 36 mm y pinzas fijas de aluminio con seis émbolos. El eje trasero lleva discos autoventilados y perforados de dimensiones 330 x 26 mm con pinzas fijas de cuatro émbolos. El resultado: mínima distancia de frenado, dosificación precisa y alta resistencia a la fatiga.

Otra novedad son las llantas de aleación AMG de 19 pulgadas con sugestivo diseño de radios triples, color gris titanio y acabado brillante. Sobre las llantas de 8,5 y 9,5 pulgadas se montan neumáticos de dimensiones 255/35 R 19 (eje delantero) y 285/30 R 19 (eje trasero). El expresivo diseño de las llantas de aleación AMG de 19 pulgadas se integra perfectamente en el nuevo kit estético AMG.

 

Nuevo kit estético AMG
La nueva versión del SL 63 AMG demuestra su cariz excepcional con más claridad que hasta ahora. El nuevo faldón delantero con un acabado en punta más acusado, la parrilla del radiador de color negro, las tomas de mayor sección para el aire de refrigeración y un perfil transversal inferior de color negro armonizan perfectamente con el nuevo diseño del frontal del SL y le confieren rasgos más viriles.

El capó AMG de diseño específico revela la singularidad del equipo de propulsión. Los faros bixenón con marcos negros y faros antiniebla de mayor tamaño con aros cromados, desplazados hacia el exterior, acentúan la anchura del frontal del vehículo.

 

El aire caliente del radiador adicional para el aceite del motor, situado en el pasarruedas, abandona el vehículo a través de dos salidas laterales en el faldón delantero. Los nuevos retrovisores con intermitentes de diodos luminosos en forma de flecha atraen inmediatamente la atención, al igual que las molduras AMG de color plata mate con distintivo «6.3 AMG» en los guardabarros delanteros.

El kit estético AMG incluye asimismo embellecedores laterales AMG y un rotundo faldón trasero AMG, con un inserto negro que asume funciones de difusor. Otro punto de atracción, tanto óptico como acústico, es el escape deportivo AMG con dos salidas dobles cromadas. El perfil aerodinámico AMG sobre la tapa del maletero reduce las fuerzas ascensionales al circular a alta velocidad.

 

AMG también pone su 'toque' en el interior
El habitáculo del nuevo SL 63 AMG resulta atractivo por la combinación de detalles exclusivos de equipamiento y un ambiente dinámico y funcional. A primera vista destaca el nuevo volante ergonómico deportivo AMG de tres radios con levas AMG de aluminio para el cambio de marchas.

La zona correspondiente a las manos tiene una forma especial y está revestida de cuero perforado. El radio vertical integra una moldura decorativa de color plata. Detrás del volante se encuentran el nuevo cuadro de instrumentos AMG con distintivo «6.3 V8» en el cuentarrevoluciones y la nueva visera forrada de fina napa con costura doble, que protege los indicadores redondos.

Al dar el contacto, las agujas del velocímetro y el tacómetro se mueven en sincronía hasta el final de la escala y retornan inmediatamente a la posición de partida.

 

El AIRSCARF es una opción
El equipamiento de serie incluye una tapicería de napa, molduras de carbono auténtico y asientos deportivos AMG con ajuste eléctrico de numerosas posiciones, función multicontorno con memoria, calefacción, perforaciones de diseño AMG, configuración específica del acolchado y distintivo AMG en el respaldo.

Otra novedad disponible como opción es la calefacción integrada en los reposacabezas AIRSCARF. Al activarlo, este equipo genera aire caliente y lo distribuye mediante difusores integrados en los reposacabezas, permitiendo a los ocupantes disfrutar de la conducción a cielo abierto en días fríos.

El nuevo SL incorpora la nueva generación de equipos telemáticos NTG 2.5. Los equipos de alta tecnología aúnan un accionamiento sencillo con un sistema de menús intuitivo y numerosas funciones, entre ellas: regulación del volumen en función de la velocidad, teclado para introducir números de teléfono y frecuencias de radio, reproductor de CD y DVD apto para MP3 y una interfaz Bluetooth, que conecta por vía inalámbrica el teléfono móvil con el dispositivo manos libres. Los equipos Audio 20, Audio 20 CD con cargador de CD, Audio 50 y Audio 50 APS con cargador de DVD disponen de una pantalla en color de 5". El sistema multimedia COMAND APS incluye una pantalla en color de 6,5" de alta definición, mando fónico LINGUATRONIC para controlar las funciones de audio, navegación y telefonía, Music Register para memorizar archivos de música comprimidos y una ranura para tarjetas de memoria SD.


¿Qué te pareció el nuevo Mercedes-Benz SL 63 AMG 2009? Opinar


Fondos de Pantalla: Mercedes-Benz SL 63 AMG 2009


Leer nota siguiente: Ferrari California GT: ¡La nueva joya italiana!


¿Qué opinas? Cuéntanos