Novedades

Mercedes-Benz CLS 63 AMG 2011: Exquisito Sedán Deportivo Coupé

Logra un 0/100 km/h de 4,4 segundos

Mercedes-Benz CLS 63 AMG 2011: Exquisito Sedán Deportivo Coupé


Mercedes-Benz presentó en el Salón de Los Ángeles 2010 la versión más potente de su línea CLS: El 63 AMG. El nuevo modelo que es fruto del trabajo de AMG, su famosa y exclusiva rama deportiva, estará disponible desde marzo de 2011.

El CLS 63 AMG acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos —4,3 segundos con el paquete «AMG Performance»— y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h —está limitada electrónicamente—. Para ello, utiliza un motor de 5.5 litros y ocho cilindros en V que eroga 525 CV. Está sobrealimentado con dos turbo compresores, y acoplado a la caja de cambios automática de siete velocidades —«AMG SPEEDSHIFT MCT 7»—.

 

 

.

La carrocería y el habitáculo son similares a los del resto de versiones del Clase CLS salvo por detalles específicos como las aletas delanteras, la cuádruple salida de escape, el difusor en el parachoques posterior, el alerón en la tapa del maletero o las placas con el anagrama «AMG» que hay en el exterior y el interior.

Para reducir el peso, las puertas están fabricadas de aluminio, igual que en el SLS AMG. Mercedes-Benz asegura que son 24 kg más ligeras que unas de acero. También son de aluminio el capó, las aletas delanteras, la tapa del maletero y ciertas zonas del chasis.

 

 

.

Como equipamiento, ofrece faros de diodos luminosos para todas las funciones. Hay tres tiras horizontales, que en total suman 71 diodos.

La superior es la de los intermitentes, mientras que la central es la de la luz corta y la iluminación adaptativa. La inferior es la de las luces largas y los proyectores de infrarrojos para el sistema de visión nocturna. Las luces de marcha diurna están en el parachoques.

 

 

.

Como otras versiones del Clase CLS, puede incorporar los dos sistemas que estrenó el Clase S en 2009: un sistema que evita que el vehículo cambie involuntariamente de pista («Active Lane Keeping Assist ») y el dispositivo de detección de objetos en el ángulo muerto («Active Blind Spot Assist»).

Ambos tienen la peculiaridad de que pueden actuar sobre los frenos para influir en la trayectoria. En el primer caso evitando que cambie de pista involuntariamente y, en el segundo, una colisión lateral.

Hay dos paquetes opcionales —«AMG Performance» y «AMG Performance Studio»— que varían ligeramente el aspecto exterior e interior con inserciones en fibra de carbono y diferentes tapicerías. Además, la primera supone un aumento de potencia de 32 CV —hasta 557 CV— y la segunda incluye la suspensión electrónica «AMG RIDE CONTROL» y un aumento de la velocidad máxima (hasta 300 km/h), entre otros elementos.

 

 

.

.

Alejandro Marimán Ibarra recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos