Novedades

Retro Concepts: Lincoln Futura de 1954

De promesa fracasada a estrella de televisión. Su diseño anticipaba lo que sería el “Auto del Futuro”

Retro Concepts: Lincoln Futura de 1954
 
Uno de los prototipos más famoso de todos los tiempos es el Lincoln Futura de 1954. Obra del diseñador  Bill Schmidt, y a petición de las empresas Lincoln y Mercury para ser presentado en el Chicago Auto Show del año 1955, era al momento de su creación uno de los tantos vehículos que buscan deslumbrar, sorprender e impresionar a las miles de personas que asisten habitualmente a los Salones del automóvil, con diseños ultra sofisticados, más atractivos que funcionales, pero que rara vez pasan a producción.
 
La idea plasmada en el dibujo de  Schmidt, y en el mismo nombre “futura”, era la de ofrecer un vehículo que anticipara el Auto del Futuro, lo más cercano en formas a un Auto volador, adoptando el diseño de las cabinas de los aviones de combate, y que podríamos imaginar circulando por las calles en el año 2000.
 
Con la fabricación de la cabina en manos del carrocero italiano Ghia, su estreno en enero de 1955 era cosa de días. Luego de tres meses, llegado el momento de su debut, y ya definido como Lincoln Futura, el resultado fue simplemente espectacular.  En efecto, las personas se reunían a su alrededor y no dejaban de alucinar y soñar con lo que tenían ante sus ojos. El minuto de fama había llegado. 
 
De ahí en más se paseó por todos los salones del automóvil del país, arribó a Nueva York para deslumbrar en las afueras del edificio de las Naciones Unidas y tal estrella de cine, realizó una sesión fotográfica en el Central Park. Además, se presentó en importantes programas de televisión de la época. Era, definitivamente el Auto del Futuro. Sin embargo, tan como sucede con la vida de las personas, el minuto de fama terminaría, y de brillante promesa acabaría  transformado en un proyecto de grandes frustraciones y de sueños incumplidos
 
¿Acabado?. No!!!. La buena estrella del modelo hizo que las casualidades jugaran a su favor. La historia cuenta que el prototipo fue vendido a George Barris, quien casualmente trabajaba para la cadena televisiva ABC, y a quien le habían encargado el diseño y la construcción del auto de la próxima estrella de la compañía. Se trataba de la serie para televisión Batman.
 
Cuando Barris adquirió el Lincoln Futura, la serie ya estaba en rodaje y sólo contaba con tres semanas para transformarlo en el Batimóvil . Lo concreto es que el auto había nacido para ser estrella, y su transformación era casi innecesaria. El Batimóvil respeta casi al ciento por ciento las formas originales del Lincoln Futura, sólo con algunos agregados “murcielaguescos”,  con faros y frontal más marcados. El resto casi no fue modificado. A estas alturas podemos decir que el Futura había nacido para ser el auto del Hombre Murciélago.
 
Hoy, a más de 59 años de su diseño original,  está transformado en toda  una leyenda de la historia del automóvil, y conocido en todos los rincones del planeta. Una verdadera Súper estrella.
 
La noticia más reciente del Futura sucedió en enero pasado cuando George Barris, al que podríamos definir a estas alturas  como el segundo padre del modelo, lo  vendió, siendo subastado en US$4,2 millones. Nada mal para un vehículo que compró a 1 dólar a la Ford Motor Company, y al que sólo le agregó US$15.000 para transformarlo en el Auto oficial del mismísimo Batman.
 
 
 

Alejandro Marimán Ibarra recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos