Vende tu auto
Industria

GM define su progreso en prioridades medioambientales

En su Reporte de Sustentabilidad 2012

GM define su progreso en prioridades medioambientales

 

General Motors reafirmó su compromiso a reducir la energía usada y el impacto medioambiental de la construcción y operación de sus automóviles, detallando sus metas de producto y siguiendo paso a paso su progreso hacia sus prioridades de manufactura para el 2020 en su Reporte de Sustentabilidad 2012.
 
El reporte cubre los puntos energía, emisiones, reducción de desechos y otras áreas que involucran la sustentabilidad a largo plazo.
 
GM indicó en el reporte que reducir las emisiones y energía usada en sus plantas, operaciones y productos es importante tanto para consumidores como inversionistas. La estrategia de sustentabilidad de la compañía crea valor para los clientes a través de nuevas tecnologías y bajos costos operativos, además de mejorar la línea de fondo a través de generación de ganancias, ahorro de costos y mitigación de riesgos.
 
"La sustentabilidad no es sólo un aspecto clave de cómo GM está pasando de ser una buena compañía a una excelente, sino que también explica cómo el liderazgo e innovación que pueden transformar la industria automotriz", declaró el Presidente y CEO de GM Dan Akerson
 
"Nuestro acercamiento de largo plazo a la sustentabilidad nos permite mejorar la eficiencia y reimaginar la movilidad personal para cumplir con los estilos de vida y necesidades de nuestros clientes", agregó el ejecutivo.
 
GM Desarrolló los siguientes compromisos para cumplir con la necesidad de sus clientes por vehículos eficientes y reducir de forma significativa el impacto medioambiental de sus productos: 
Poner 500.000 vehículos en la carretera en EE.UU con alguna forma de electrificación para el 2017. Los vehículos eléctricos de GM que hoy se encuentran disponibles en ciertas regiones del mundo incluyen el Chevrolet Volt de rango extendido, Spark EV y Buick LaCrosse, Regal, Chevrolet Malibu, e Impala con eAssist.
Doblar la cantidad de modelos que alcanzan 64,3 kilómetros  por estanque en autopistas o mejor para el 2017, como el Chevrolet Volt, Sonic y Cruze Eco, además del nuevo Cadillac ELR, Chevrolet Spark EV y Cruze Clean Turbo Diesel.
Reducir el promedio de emisiones de CO2 de su flota en EE.UU en un 15 por ciento para el 2016 y la de su flota Opel/Vauxhall en un 27 por ciento para el 2020.
 
GM basa sus prioridades de sustentabilidad en el análisis de los más importantes temas globales sobre economía, medioambiente y problemas sociales que enfrentan los clientes de la compañía y las comunidades donde GM hace sus negocios. Tanto los inversionistas internos como externos identificaron la eficiencia de producto, energía y manejo de emisiones en manufactura entre las claves más importantes para la compañía.
 
"El compromiso de GM para enfrentar el cambio climático y para reducir su huella energética y de desechos, además de proveer valor a sus clientes a través de vehículos de eficiencia de combustible, es por la comprensión de que en esta economía global, ser más eficiente lleva a una mayor competitividad y a un resultado neto más fuerte", explicó David Foster, director ejecutivo de BlueGreen Alliance. "Los avances hechos por GM para alcanzar estas metas son elogiables y estamos orgullosos de llamarlos un socio en la construcción de una economía más limpia que crea trabajos de calidad a través del país", agregó.
 
El manejo de energía de GM y su liderazgo en las energías renovables ayudó a reducir la intensidad de carbono en un 5,3 por ciento desde 2010, progresando hacia su compromiso de reducción de 20 por ciento para el 2020. En el 2012, GM redujo 173.000 toneladas métricas de emisiones equivalentes de CO2 a través de sus operaciones -- igual al consumido por más de 4.400.000 árboles recién plantados en su primera década de crecimiento.
 
La compañía usa más de 60 megawatts de energía solar, biogás y energía de biomasa en sus plantas, cercano a la mitad de su meta de lograr 125 megawatts de energía renovable. GM también redujo la cantidad de energía requerida para construir un vehículo en un 7 por ciento y evitó 66 millones de dólares en costos de energía a través de iniciativas de conservación desde 2010.
 
El programa libre de vertederos de GM continúa creciendo alrededor del mundo produciendo beneficios de última línea, con 105 plantas que reciclan, reutilizan o convierten a energía todos los desechos de las operaciones diarias. Al reciclar y reutilizar el 90 por ciento de sus desechos de manufactura alrededor del mundo, la compañía genera alrededor de mil millones de dólares en ganancias anuales. GM ha reducido su total de desechos por vehículo 25 kilos desde el 2010.
 
Akerson dijo que las grandes compañías usan su fuerza para liderar, dar un ejemplo y resolver problemas. Anteriormente este año, llamó a la administración de Obama a desarrollar una nueva política energética cohesiva y enfocada a los consumidores. GM también fue la primera compañía automotriz en firmar la Declaración del Clima, un enunciado de Ceres y su coalición de Negocios para Innovación en el Clima y Políticas Energéticas.
 
GM continúa integrando planes de sustentabilidad enfocados en sus usuarios a su plan de negocios para crear valor de largo plazo y mejorar la competitividad. "Puede verse la sustentabilidad en acción en todo lo que estamos haciendo para crecer nuestros negocios alrededor del mundo", dijo Akerson.
 

Chevrolet Volt

Alejandro Marimán Ibarra recomienda

Cuéntanos que opinas