Novedades

El cinco-cilindros de Audi celebra 40 años de vida

Han pasado 40 años desde que Audi optara por dotar a algunos de sus modelos con motores de 5 cilindros. Muchos de estos, han impulsado a los deportivos más destacados de la firma de Ingolstadt.

El cinco-cilindros de Audi celebra 40 años de vida

Hace 40 años, Audi presentó el primer motor de gasolina con cinco cilindros en la segunda generación del Audi 100. Le siguieron evoluciones y nuevos desarrollos, con sobrealimentación, control de emisiones, tecnología de cuatro válvulas por cilindro, motores para competición y motores diésel. En la actualidad, el 2.5 TFSI mantiene la gran tradición de mecánicas de cinco cilindros en los Audi RS3 Sportback y Audi TT RS.

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Audi ha hecho de este particular motor, uno de sus iconos en cuanto a performance. Cada año se le han sumado constantes mejoras y desarrollos en sobrealimentación y eficiencia, siendo reconocido por su versatilidad, su equilibrio y bueno, también por su particular sonido.

La historia comienza cuando los ingenieros de Audi comenzaron a buscar una alternativa de propulsión para la segunda generación del Audi 100. Según los ingenieros, el motor de cuatro cilindros en dicha época no era muy potente y, por otro lado, montar un seis cilindros en línea sería muy voluminoso y pesado. Así que, con algo de ingenuidad, decidieron quedarse en la mitad. Usando como plataforma la unidad EA827 de Volkswagen, extendieron el diseño para albergar un cilindro extra. Así fue como nació el primer cinco cilindros de Audi, el Type 43, con 2.1 litros de capacidad y cercano a los 136 Hp gracias a su sistema de inyección. Los Audi 80 y 100 de esa época comenzaron a equiparse con este particular motor.

Ya para 1978, Audi desarrollaba la variante diésel, una planta atmosférica de dos litros, el que entregaba una potencia cercana los 70 Hp. Al año siguiente hizo su debut el Turbo en el Audi 200, con 170 Hp.

Pero donde el motor de cinco cilindros mostraría su verdadero potencial, es en el motorsport, siendo el corazón del legendario Audi quattro. En su versión de carretera y sumado a la tracción integral, desarrollaba 200 Hp, gracias a su turbocompresor con intercooler. La leyenda comenzó a escribirse en el Rally con la versión de batalla corta para homologación en el Grupo B, el Audi Sport quattro, impulsado por una versión del cinco cilindros fabricado en aluminio y con 24 válvulas, capaz de entregar una potencia de 306 Hp. La evolución para competición se volvió radicalmente bestial, con cerca de 450 Hp, siendo fácilmente uno de los autos de competencia más reconocidos de la época. Fue utilizado por primera vez en la penúltima prueba del Mundial de Rallyes de 1984, el Rallye Costa de Marfil. Las otras once pruebas de la temporada fueron disputadas por Stig Blomqvist con el Audi quattro A2 Grupo B, que desarrollaba 360 CV (265 kW). Al final, el piloto sueco consiguió el Campeonato de Pilotos y Audi logró el título de Marcas.

Fuera del rally, Audi también hizo cosecha de triunfos. En 1987, Walter Röhrl ganó la subida de Pikes Peak con una evolución del Audi Sport quattro S1, modelo que ahora producía 598 Hp. La escalada de potencia encontró su máximo peak con la participación de Audi en el campeonato americano de turismos IMSA GTO, donde el motor del Audi 90 quattro, llegó a los 720 Hp, una enorme proeza, si consideramos que su motor tenía poco más de 2 litros de cubicaje.

El Audi 90 quattro preparado para la categoría IMSA GTO porta el cinco cilindros más poderoso de la marca, con 720 Hp

Ya fuera de las competencias y con el Grupo B en desaparición, Audi comenzó la revolución desde la vereda tecnológica, lanzando durante el Salón de Frankfurt en 1989, al Audi 100 TDI, el primer auto de producción con motorización turbodiésel e inyección directa electrónica. Su mecánica de 2.5 litros generaba una potencia de 120 Hp. Para no dejar de lado la deportividad, en 1994 se lanzó el Audi RS 2 con 315 Hp, el precursor de los ya muy conocidos "deportivos familiares" de la marca, posta que hoy llevan los RS4 y RS6 Avant.

En 2009, tras un periodo de ausencia, se produjo una gran reaparición en el Audi TT RS. Montado en posición transversal, esta unidad de 2.5 litros, con turbocompresor e inyección directa, rendía una potencia de 340 Hp. Esta unidad también la podemos encontrar en el RS 3 Sportback y en el RS Q3. El TT RS plus, presentado en 2012, aumentó su potencia hasta los 360 Hp, llegando hoy en día en su versión actual a los 400 Hp. Un jurado internacional compuesto por periodistas especializados del motor ha elegido al 2.5 TFSI de cinco cilindros “Motor del Año” siete veces consecutivas desde 2010.

El primer Audi equipado con el motor de cinco cilindros podrá contemplarse en el Audi Forum, en Neckarsulm. La exposición de coches clásicos “De cero a 100” cuenta con numerosas piezas expuestas, con las que Audi repasará estos 40 años de historia. También se podrá contemplar una de las primeras unidades del Audi 100 -del año 1989- con el motor TDI de cinco cilindros.

8
Audi TT RS 2009
Audi TT RS 2009
6
Audi 100 TDi (C3) 1989
Audi 100 TDi (C3) 1989
4
Audi quattro A2 (Grupo B)
Audi quattro A2 (Grupo B)
2
Audi 100 GL 5D (C2) 1978
Audi 100 GL 5D (C2) 1978
7
Audi Avant RS 2 (B4) 1994
Audi Avant RS 2 (B4) 1994
5
Audi 90 quattro IMSA GTO 1989
Audi 90 quattro IMSA GTO 1989
3
Audi 200 5T (C2) 1981
Audi 200 5T (C2) 1981
1
Audi 100 (C2) 1976
Audi 100 (C2) 1976

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos