Novedades

El BMW Z4 se reinventa en Pebble Beach

Tal como lo había adelantado con un teaser, BMW presenta en el afamado concurso de elegancia un conceptual que derivará en la nueva generación del roadster.

El BMW Z4 se reinventa en Pebble Beach

Se demoró en llegar pero ya está aquí, o al menos a la vuelta de la esquina. La nueva generación del BMW Z4 se exhibe en forma de conceptual en la Semana del Automóvil de Monterey, California (con el Concurso de Elegancia de Pebble Beach como guinda de la torta), un evento que desde hace unos años se ha convertido en un inusitado escaparate para que las marcas premium y de lujo adelanten sus nuevos modelos.

El BMW Z4 sigue siendo un conceptual, pero se ve muy cerca de producción, si se le ponen espejos laterales reales, se le achican las llantas y se moderan los difusores delantero y trasero. De hecho, la marca ya anunció que una versión definitiva se verá el próximo año, posiblemente en Ginebra.

Lo claro es que en este modelo se conjugan todos los ingredientes de una nueva propuesta de lenguaje de diseño, menos conservador y con mucho más riesgo del que hemos visto en los últimos modelos del fabricante.

El frontal es en sí mismo una declaración de principios: los riñores agresivos y alargados con un nuevo patrón tridimensional; las tomas de aire más bajas y más grandes, un difusor bajo muy atrevido y un nuevo diseño de luces LED nos acercan definitivamente al conceptual Z8 visto hace unos meses en Vila D'Este.

 

La silueta alargada y baja nos muestra las características tradicionales de los roadster de BMW. Mantiene una gran distancia entre ejes, voladizos cortos, una zaga compacta y la cabina puesta en el centro. Con esto se consigue una gran sensación de agilidad y de deportividad, y proporciones elegantes y estilizadas.

Nuevas son las marcadas nervaduras laterales, las superficies curvas y abombadas detrás de la cabina, las hermosas barras antivuelco y una serie de elementos fabricados en fibra de carbono.

Por dentro hay un juego totalmente nuevo que la marca denomina "Cone of vision" (Cono de visión). Se caracteriza por utilizar el mismo color naranjo de la carrocería en la mitad del habitáculo, dejando en negro (cuero y polímeros) exclusivamente la zona del piloto.

Los marcadores digitales, la pantalla en posición horizontal, el iDrive, la palanca de cambios y el volante deportivo son más comunes con los actuales BMW.

Como es un conceptual, no se ha informado qué motor se encuentra debajo del capó, pero de seguro será (o esperamos que sea) un seis cilindros en línea con mucha potencia.

Vale recordar que este nuevo Z4 se fabricará en paralelo con el futuro Toyota Supra, tras una asociación entre ambos fabricantes que buscan producir dos deportivos de tracción trasera semejantes en comportamiento, pero distintos en diseño y estilo. Ya hay uno a la vista, falta el segundo.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos