Cartel de los camiones: Scania es multado con más de US$1.000 millones
28-09-2017 Informaciones varias

Cartel de los camiones: Scania es multado con más de US$1.000 millones

La Comisión Europea aplicó una fuerte multa al fabricante perteneciente al Grupo Volkswagen por coludirse con otros cinco consorcios.

Scania acaba de ser multado por la Comisión Europea con más de 880 millones de euros (unos 1.050 millones de dólares) por su participación en el denominado Cartel de los Camiones por más de 14 años, en conjunto con otros cinco gigantes de la industria del transporte: Daimler, DAF, Iveco, MAN y Volvo.

Pero a diferencia de los otros consorcios, quienes se declararon culpable el año pasado, la marca perteneciente al Grupo Volkswagen desistió de colaborar con el ejecutivo europeo y por lo mismo recibió esta millonaria multa.

El Cartel del Camión se remonta a 14 años atrás, cuando los cinco gigantes europeos se pusieron de acuerdo para coordinar los precios de sus productos. En 2011, la firma alemana MAN denunció la colusión, abriendo la investigación de la Comisión Europea, y librándose de la multa por sobre los mil millones de euros por hacer denunciado estas malas prácticas.

La primera multa recayó en Daimler (Mercedes-Benz), que a mediados de 2016 recibió una multa de 1.008 millones de euros (unos 1.200 millones de dólares). Poco después se multó a la holandesa DAF con 885 millones de dólares, al grupo Volvo-Renault Trucks con US$790 millones, y a Iveco con US$585 millones.

Todos ellos redujeron la multa en 10% al reconocer su falta. Todos salvo Scania, que deberá pagar los algo más de 1.000 millones de dólares por no colaborar. Sin embargo, la marca del Grupo VAG ha negado la acusación y anunció que recurrirá a los tribunales.

Según ha informado la comisaria de competencia de Europa, Margrethe Vestager, la primera reunión la organizó Scania y se realizó en Bruselas en enero de 1997,  y desde entonces las reuniones se hicieron regulares.

Indica la Comisión Europea que se coordinaban los precios básicos de fábrica de sus camiones medianos y pesados según el país de venta, y se alteraban los controles de emisiones contaminantes. En algunos casos de pactaban sobreprecios de hasta un 10% a grandes clientes de flotas.

Vale decir que los seis fabricantes representan 9 de cada 10 camiones vendidos en Europa, lo que habla de la magnitud de esta colusión.

¿Qué opinas? Cuéntanos