Novedades

Honda Chile gana litigio con el SII para liberar de impuestos a la nueva Ridgeline

Después de un año de gestión, el SII actualizará su clasificación de modelos, para poder así dejar de discriminar a la Honda Ridgeline como un vehículo de pasajeros, solamente por ser de estructura monocasco.

Honda Chile gana litigio con el SII para liberar de impuestos a la nueva Ridgeline

Hace un tiempo atrás, cuando la camioneta Honda Ridgeline era lanzada en el país, se enfrentó a uno de los tantos problemas que tenemos con la ley que norma algunas situaciones con respecto al sector automotriz, en este caso el descuento de IVA para vehículos que son considerado de trabajo, como las camionetas. El problema es que la tipificación que existe para identificar a una camioneta en Chile está obsoleta y solamente considera a vehículos que cuentan con secciones separadas, o sea el chasis, la carrocería (cabina) y la zona de carga.

La camioneta de Honda es conocida por ser la primera en ser fabricada en una estructura monocasco, completamente integral, derivada del SUV Pilot y como cualquier vehículo moderno. Entonces, a la luz de la ley, Ridgeline era clasificada como un vehículo de pasajeros convencional. Esta medida no fue bien recibida por Honda Chile, quien claramente vería una baja en la demanda de su camioneta, considerando que, en este nicho, buena parte de ellas son compradas bajo empresas y descuentan IVA.

Sin embargo y después de un año, Honda Chile finalmente gana el litigio, lo que permitirá al SII modificar el acta de tratamiento tributario y acogerse unicamente a las actualizaciones que estipule el Servicio Aduanero, quien es quien se encarga de regular los aranceles de importación (en lugar de contar con una clasificación aparte) para asi terminar con la discriminación hacia la camioneta de la firma japonesa. Puedes revisar la Circular #5 emitida por el SII, en este link.

Este error no impide que estos modelos se vendan en el país como camioneta. El error principalmente sucede en las manos del Servicio de Impuestos Internos, que rechaza a la Ridgeline en la categoría de trabajo, por sus características de confort y por su diseño estructural. Ahora hay excepciones a la regla, los cuales son casos puntuales que deben someterse a evaluación del SII según el contexto de su uso, que justifiquen el uso del vehículo como instrumento esencial de la actividad que renta.

Sobre la Ridgeline, debemos mencionar que es una camioneta monocasco, que va en su segunda generación y que ya se ha llevado importantes premios en Estados Unidos, no tan solo por su confort y tecnología, sino que tambien por su nivel de seguridad y su inteligente uso de la zona de carga, con un portalón de apertura tanto lateral como convencional y sus compartimientos de carga que le permiten alta versatilidad, en situaciones de trabajo y de recreación. Puedes conocer más de ella, en la siguiente nota.

 

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos