GLC F-Cell: llega el primer SUV a hidrógeno de Mercedes-Benz
23-11-2018 Novedades

GLC F-Cell: llega el primer SUV a hidrógeno de Mercedes-Benz

Se trata del primer vehículo híbrido con pila de combustible de la marca.

Presentada el año pasado durante el Salón de Frankfurt, Mercedes-Benz dio más detalles de la GLC F-Cell de producción, un SUV híbrido con pila de combustible. Este modelo plug-in es el primero en combinar el hidrógeno con baterías eléctricas, toda una novedad en la industria.

En el modo híbrido, esta SUV puede cubrir hasta 478 kilómetros con el tanque lleno de 4,4 kilos de hidrógeno, el que se puede llenar en solamente tres minutos, igual que un auto de combustión interna. En el modo 100% eléctrico, la autonomía es de 51 km.

La batería de ion-litio tiene una capacidad de 13,5 kWh y también sirve como fuente para el motor de 155 kW (208 Hp). Cargar la batería se logra a través de un cargador a bordo de 7,4 kW, que se conecta con un enchufe tradicional, un "wall-box" o una estación callejera. La batería se carga del 10% al 100% en una hora y media.

El sistema de celdas de combustible se encuentra bajo el capó, mientras que el motor eléctrico y su batería van colocados en la parte trasera. En total, son cuatro los modos de funcionamiento en este modelo. En el modo híbrido, el auto se alimenta de ambas fuentes de energía, mientras que en el modo F-Cell, solamente utiliza la pila de combustible. Los otros dos modos son la batería y el modo de recarga. El primero es exclusivamente eléctrico, mientras que en el segundo, la prioridad del vehículo pasa a ser la recarga de la batería.

La entregas de este modelo ya arrancaron en las ciudades alemanas que cuentan con carga de hidrógeno, como Berlín, Frankfurt, Múnich y Colonia, entre otras. Sin embargo, el proceso de venta no es personal, sino que se trata más de un sistema de alquiler, en donde la marca asume todos los costos de reparación y mantenimiento.

Recordemos que Mercedes-Benz viene trabajando con el desarrollo de infraestructura para los motores de hidrógeno, siendo parte del H2 Mobility, un joint venutre que busca duplicar la cantidad de estaciones de carga en Alemania en el corto plazo.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos