Pánico en Detroit: General Motors parará cinco plantas en EE.UU.
05-12-2018 Informaciones varias

Pánico en Detroit: General Motors parará cinco plantas en EE.UU.

Las bajas ventas de algunos modelos obligarán a cerrar plantas en todo Norteamérica.

Como parte de su plan de transformación para el futuro, General Motors ha tomado una serie de medidas para mejorar el desempeño del negocio, capitalizando la movilidad personal e impulsar una eficiencia de costos significativa.

Esta estrategia incluye la reorganización de su personal de desarrollo de productos globales, la realineación de su capacidad de fabricación y la reducción de la fuerza laboral asalariada. Una vez cumplidas estas acciones, es posible que aumente el flujo anual de efectivo a US$6 mil millones de dólares al cierre de 2020.

"Las acciones que estamos tomando hoy continúan nuestra transformación para que sean altamente ágiles, resistentes y rentables, al tiempo que nos brindan la flexibilidad de invertir en el futuro", dijo la Presidenta y Gerente General de GM, Mary Barra. "Reconocemos la necesidad de estar frente a las condiciones cambiantes del mercado y las preferencias de los clientes para posicionar a nuestra empresa para el éxito a largo plazo".

Dentro de este plan, una de las estrategias que más llama la atención es la de la optimización de la cartera de productos. Para lograr esto, GM ha invertido recientemente en nuevas arquitecturas de vehículos altamente eficientes, especialmente en pick-ups, crossovers y SUV, con el objetivo de priorizar las inversiones futuras en vehículos electrificados de nueva generación. A medida que se optimiza la cartera actual de vehículos, se espera que más del 75% del volumen de ventas globales de GM provenga de cinco arquitecturas de vehículos para principios de la próxima década.

Además de este reacomodo en la gama de modelos, General Motors ha decidido que cinco de sus plantas situadas en América del Norte no trabajen más a partir de 2019, como respuesta a las bajas ventas de sedanes y hatchbacks. Y esto afectará a unos 6.300 empleados, lo que prendió las alarmas en la Casa Blanca.

De esta manera, las fábricas que no tendrán asignación, como lo hace llamar la compañía, son las plantas de ensamblaje de Oshawa (Canadá), Detroit-Hamtramck y Lordstown (Ohio). Asimismo, las plantas productoras de motores y transmisiones de Baltimore (Maryland) y Warren (Michigan) pararán operaciones.

Cabe mencionar que además del cierre anunciado previamente de la planta de ensamblaje en Gunsan (Corea del Sur), GM cerrará las operaciones de dos plantas adicionales fuera de América del Norte para fines de 2019.

Igualmente, este plan de General Motors pretende reducir el personal contratado en un 15%, que incluye un 25% menos de ejecutivos para simplificar la toma de decisiones.

Por último, tras el anuncio de esta estrategia, las acciones de General Motors subieron aproximadamente un 6%, pero provocó la irá del propio Donald Trump.

¿Qué opinas? Cuéntanos