Tips y Consejos

La importancia del anticongelante en los automóviles

Conoce todo lo que debes saber acerca de este líquido vital.

La importancia del anticongelante en los automóviles

Con el fin de mantener nuestro vehículo en óptimas condiciones, hay muchos temas que debemos revisar con frecuencia. Uno de ellos es el líquido refrigerante, que deberá estar en buen estado y en cantidades suficientes para evitar causar serios problemas en el motor.

Función del anticongelante

  • Absorber el exceso de calor del motor con el fin de mantenerlo en su temperatura ideal.
  • Proteger el sistema de enfriamiento del motor contra la oxidación y corrosión.
  • Proteger al motor de altas y bajas temperaturas.
  • Brindar larga vida a las partes del sistema de enfriamiento.
  • Prevenir la formación de espuma.
  • Reducir la temperatura del agua contenida en el motor y evitar su prota evaporación.

Primero que nada, debes saber que existen dos tipos de anticongelante: los que deben combinarse con agua para conseguir la mezcla adecuada, y los que ya vienen diluidos; éstos deberán usarse en la medida necesaria pues el uso excesivo puede demeritar el enfriamiento en función de la viscosidad.

Así es que, si el indicador de temperatura de tu auto marca alguna situación que consideres anormal, deberás revisar el depósito del líquido refrigerante, pues podría no tener la cantidad suficiente o incluso estar vacío. Ten cuidado, porque de tener refrigerante, el problema podria ser otro, digamos la bomba de agua o sensores de temperatura. Si vez que tu indicador de temperatura falla, podria ser eso.

Riesgos de no utilizarlo correctamente

Si la cámara de combustión se encuentra muy fría el motor podría mermar su desempeño.

Si la cámara de combustión se encuentra muy caliente, el motor podría desgastar sus partes móviles, e incluso dejar de funcionar por el daño de los componentes.

¿Cada cuando debemos cambiarlo?

Éste debe ser sustituido en promedio cada dos años o cada 30,000 kilómetros, y la forma idónea de hacerlo es purgar todo el líquido del depósito, así como del circuito de refrigeración y limpiarlo, para posteriormente volver a rellenarlo a la capacidad marcada.

Es posible que a simple vista no podamos detectar el nivel de calidad de un líquido refrigerante, por lo que te recomendamos adquirir productos de marcas reconocidas y así evitar problemas posteriores. Sigue los consejos recomendados por el fabricante en el manual de tu auto, puesto que existen distintos tipos de anticongelante, con propiedades específicas segun los materiales y los propósitos con los que fue construido tu motor.

Sustituto provisional en caso de no tener anticongelante

Si tu auto se calienta y no tienes acceso a este líquido, puedes poner agua en el depósito, pero solo de manera momentánea, con el fin de continuar con tu trayecto hasta localizar una gasolinera o tienda especializada y puedas adquirirlo. Una vez teniendo acceso a él, deberás proceder a agregarlo de inmediato. Ojo, que sea solamente agua destilada o desmineralizada, puesto que el agua corriente (o de la llave) viene tratada con componentes que pueden provocar sedimentos y obstruir el sistema.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos