Autos ecológicos

Las botellas plásticas encuentran una nueva vida como piezas de auto

Entre los varios usos, está el fabricar piezas que pueden ayudar a mejorar la aerodinámica del vehículo y reducir el ruido de la cabina.

Las botellas plásticas encuentran una nueva vida como piezas de auto

Aunque pareciera extraño, uno de los paraderos que tienen las botellas de plástico recicladas son los automóviles. Recientemente, este material se convertido en parte primordial de muchos componentes en la fabricación de vehículos, esto con el objetivo de hacer un aporte a la ecología, reducir costos y disminuir el peso del automóvil.

Uno de los fabricantes de automóviles que más ímpetu ha puesto en el uso de botellas de plástico recicladas es Ford Motor Company empleándolas en las cubiertas en la parte inferior de los automóviles y SUVs, así como en el interior de las salpicaderas de los camiones y pickups de la Serie F.

En el caso de las cubiertas es una parte importante, y para una parte tan grande, si se usa plástico sólido, probablemente pesará tres veces más. De ahí, que se busquen materiales más duraderos y de mayor rendimiento, a la vez que se generan muchos beneficios ambientales.

En la última década, la aerodinámica ha impulsado la necesidad cubiertas en la parte baja del chasis, y el uso de plásticos en las partes de los vehículos se usa a nivel mundial, y ha crecido de manera exponencial. Por ejemplo, Ford utiliza aproximadamente 1,200 millones de botellas de plástico recicladas por año, cerca de 250 botellas por vehículo en promedio.

Así es como funciona

Cuando las botellas de plástico se tiran en un contenedor de reciclaje, se recolectan con miles más y se seccionan en trozos pequeños. Normalmente se vende a proveedores que lo convierten en una fibra, fundiendo la botella y extruyéndola. Esas fibras se mezclan con otros tipos de fibra en un proceso textil y se usan para hacer una lámina, que se forma en las partes automotrices.

Debido a su peso liviano, el plástico reciclado es ideal para la fabricación de protectores de la parte inferior de la carrocería, el motor debajo del protector y los revestimientos de los arcos de las ruedas delanteras y traseras que pueden ayudar a mejorar la aerodinámica del vehículo. Estos escudos también ayudan a crear un ambiente significativamente más silencioso.

Ambientalmente, el uso de plásticos reciclados en las partes de los vehículos ayuda a reducir la cantidad de plástico que puede terminar en situaciones peligrosas, como el que existe en el Pacífico, por ejemplo. Esta comprobado que ahí existe una masa de plástico flotante más grande que el tamaño de México.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos