Novedades

La historia de la Alcántara y sus primeros usos en el mundo del automóvil

Este material fue descubierto en la década de 1970.

La historia de la Alcántara y sus primeros usos en el mundo del automóvil

Cuando se habla de la tapicería de los automóviles, principalmente los de lujo o supercars, es común escuchar o leer el material Alcantara -misma que se escribe con mayúscula- como uno de los materiales empleados para recubrir ciertos elementos del interior, ya sean los asientos, los paneles de las puertas, el volante, la palanca de velocidades o el techo. Incluso existen vehículos que van más allá y lo emplean para recubrir la zona de carga.

Antes que todo, hay que mencionar que este material no es un tipo cuero o gamuza, sino se trata de una tela fabricada a partir de fibras sintéticas y fue descubierta en 1970 por Toray Industries Inc. a través del científico investigador japonés Miyoshi Okamoto.

Posterior a su descubrimiento, la empresa japonesa entra en sociedad con el grupo italiano ENI para la explotación comercial de la patente. Esta asociación llevó al establecimiento de la compañía italiana ANTOR SpA que más tarde se llamaría Alcantara SpA. Bajo este nombre, la compañía inició la fabricación y comercialización del material homónimo con la marca registrada Alcantara, siendo el único productor mundial.

Gracias a sus cualidades estéticas, funcionales y sensoriales, este textil, del cual su proceso de fabricación es un secreto, ha sido aprovechado en la moda, en la decoración, en los automóviles, en la aviación y en la electrónica de consumo.

A seis años de su descubrimiento, la Alcantara tuvo sus primeras aplicaciones en el segmento de accesorios de moda, y dos años después, en 1978, tuvo su primera aplicación automotriz al ser empleada en el proyecto para FIAT X1/9 para más tarde aparecer en ciertos modelos de Audi.

Posterior a ello más y más fabricantes de automóviles, ha empleado este textil, ya que al igual que el cuero natural es suave, cómodo, elegante, resistente, duradero y de fácil limpieza. Solo a que diferencia de la piel, la Alcantara resulta ser más fresca y respetuosa con la ecología, ya que ningún animal es sacrificado para su elaboración.

Ahora bien, comparándola con el ante o la gamuza, con quienes tiene un parecido, la Alcantara es más ligera, resistente y perdurable ante la exposición prolongada a luz solar. Además su rugosidad la ha hecho muy popular en el recubrimiento de volantes y pomos de las palancas de velocidades al facilitar el agarre.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos