Motos

Ducati Panigale V2: larga vida a las bicilíndricas

La marca de Borgo Panigale presenta en el EICMA 2019 una nueva deportiva, ahora con motor más pequeño.

Ducati Panigale V2: larga vida a las bicilíndricas

En Ducati aman su motor de dos cilindros, especialmente en su configuración más deportiva, y es por eso que a la gama de la Panigale V4 se suma ahora una nueva Panigale V2, heredera directa de las superbikes “pequeñas” 899 y 959.

El modelo fue presentado en el EICMA 2019 (Salón de Motos de Milán) y cuenta con más electrónica, mejor equipamiento y una estética que se identifica fuertemente con la familia deportiva de Ducati, pero con un carácter menos extremo que la familia V4.

La nueva Panigale V2 recupera dos señas de identidad perdidas en las últimas generaciones: el escape recorre la parte inferior y tiene una salida corta por el lado derecho, y el nuevo basculante monobrazo luce de mejor manera.

El motor es una evolución del Superquadro de la Panigale 959, un biclíndrico de un litro (955 cc) que cumple con la norma Euro 5, y que unido a una caja Ducati Quick Shift (DQS) de 6 velocidades eroga 155 caballos y 102 Nm de par (a 9.000 rpm), más que suficiente para un peso en seco de 176 kilos.

La electrónica también es nueva, adoptando un cuadro de mandos digital a color de 4,3 pulgadas, y toda la tecnología tope de gama de Ducati: cornering ABS, control de tracción DTC Evo2 con estrategia predictiva, anti-wheelie, modos de conducción, cambio semiautomático bidireccional, entre lo principal.

Dinámicamente, la moto está diseñada para un uso intensivo en carretera, pero con la capacidad cierta de entrar en un circuito y quemar caucho. Cuenta para ello con una horquilla invertida Showa BPF totalmente regulable, un monoamortiguador trasero Sachs y el amortiguador de dirección Sachs para contener los movimientos del tren delantero.

Luce un nuevo basculante de doble brazo de aluminio, un freno de doble disco semiflotante de 320 mm con pinzas Brembo adelante, un disco de 245 mm con pinza de doble pistón atrás, tiene una distancia entre ejes 5 mm más larga y el asiento está 10 mm más alto hasta los 840 mm.

Larga vida a las deportivas de dos cilindros.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos