Industria

PSA-FCA: nace el 4° mayor grupo automotriz del mundo

Ambos conglomerados acuerdan fusionarse para sumar 8,7 millones de unidades vendidas por año e ingresos por 170 mil millones de euros anuales.

PSA-FCA: nace el 4° mayor grupo automotriz del mundo

Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y Peugeot S.A. (Groupe PSA) firmaron hoy un "acuerdo de combinación vinculante" para una fusión en partes iguales (50:50), que creará el cuarto grupo automotor a nivel mundial por volúmenes de venta, y el tercero por ingresos, informaron este miércoles 18 de diciembre ambos grupos automotores.

 El comunicado indica que "Con su solidez y habilidades financieras combinadas, la entidad fusionada estará particularmente bien posicionada para proporcionar soluciones de movilidad innovadoras, limpias y sostenibles, tanto en un entorno de rápida urbanización como en áreas rurales de todo el mundo. Las ganancias en eficiencia derivadas de mayores volúmenes, así como los beneficios de unir las fortalezas y competencias básicas de las dos compañías, asegurarán que el negocio combinado pueda ofrecer a todos sus clientes los mejores productos, tecnologías y servicios de su clase y responder con mayor agilidad al cambio que tiene lugar en este sector tan exigente".

La compañía resultante sumará un volumen de ventas de 8,7 millones de unidades en todo el mundo (3,9 millones de PSA y 4,8 millones de FCA) e ingresos anuales de 170 mil millones de euros o US$ 190 mil millones de dólares, con utilidades operativas de 11.000 millones de euros (US$ 12.500 millones) y margen operativo de, 6,6%, según cifras de 2018.

El anuncio de fusión contempla la mantención (al menos por ahora) de las 16 marcas pertenecientes a ambas entidades: Citroën, DS Automobiles, Opel, Peugeot y Vauxhall por parte de PSA, y Abarth, Alfa Romeo, Chrysler, Dodge, Fiat, Jeep, Lancia, Maserati, Mopar, RAM y SRT. Entre ambos grupos tienen ahora presencia global y en todos los segmentos de mercado, desde el lujo al masivo, con automóviles, S UV, vehículos comerciales y pick-ups de todos los tamaños. 

La fortaleza de FCA está en Norteamérica y Latinoamérica, mientras que la de PSA está en Europa, siendo ambos bastante débiles en los estratégicos mercados de China e India. Por distribución de ventas, el nuevo grupo obtiene un 46% de sus ingresos en Europa y un 43% en Norteamérica, según los balances de 2018, con apenas un 11% del resto de los mercados mundiales.

La eficiencia, indica el comunicado conjunto, se obtendrán "al optimizar las inversiones en plataformas de vehículos, familias de motores y nuevas tecnologías, al tiempo que aumentan la escala, permitirán al negocio mejorar su rendimiento de compra y crear valor adicional para las partes interesadas. Más de dos tercios de los volúmenes de velocidad de ejecución se concentrarán en 2 plataformas, con aproximadamente 3 millones de automóviles por año en cada una de las plataformas pequeñas y compactas / medianas".

La nueva entidad espera que los ahorros relacionados con tecnología, producto y plataformas representen aproximadamente el 40% del total de €3.700 millones estimados en sinergias anuales, "mientras que las compras, que se benefician principalmente de la escala y la mejor alineación de precios, representarán un 40% adicional de las sinergias. Otras áreas, como marketing, TI, G&A y logística, representarán el 20% restante".

El comunicado indica que las estimaciones de sinergia con contemplan cierre de plantas. 

Respecto de la gobernanza del nuevo grupo fusionado, habrá un directorio compuesto por 11 miembros. Cinco de ellos serán elegidos por FCA, incluyendo al actual controlador John Elkann que tendrá el cargo de presidente. Los otros cinco serán elegidos por PSA, e incluirá los cargos de vicepresidente y de director senior no ejecutivo). El cargo restante será para Carlos Tavares, actual CEO del Grupo PSA, que asumirá ese mismo puesto pero de la nueva estructura por los próximos cinco años.

El nuevo grupo tendrá domicilio en Holanda y cotizará en las bolsas de París (Euronext), Milán (Borsa Italiana) y Nueva York (NYSE).

La fusión debería tomar entre 12 y 15 meses en completarse, de acuerdo a los procesos de aprobación a niveles internos (juntas accionarias en FCA y PSA) y externos (gobiernos y organismos regulatorios). 

“Nuestra fusión es una gran oportunidad para tomar una posición más fuerte en la industria automotriz a medida que buscamos dominar la transición a un mundo de movilidad limpia, segura y sostenible, y proporcionar a nuestros clientes productos, tecnología y servicios de clase mundial. Tengo plena confianza en que con su inmenso talento y su mentalidad colaborativa, nuestros equipos tendrán éxito en ofrecer un rendimiento maximizado con vigor y entusiasmo", indica Carlos Tavares, presidente del consejo de administración de PSA y futuro CEO de la nueva empresa. 

Mike Manley, Director Ejecutivo de FCA, agregó: “Esta es una unión de dos compañías con marcas increíbles y una fuerza laboral calificada y dedicada. Ambos se han enfrentado a los tiempos más difíciles y se han convertido en competidores ágiles, inteligentes y formidables. Nuestra gente comparte un rasgo común: ven los desafíos como oportunidades para ser acogidos y el camino para mejorarnos en lo que hacemos".

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos