Novedades

Lexus se prueba en el invierno siberiano

Aprovechando que el Coronavirus está controlado en Rusia, la marca nipona pone a prueba sus autos en el hielo de Siberia. Las fotos son espectaculares.

Lexus se prueba en el invierno siberiano

Sobre el mítico Lago Baikal de Siberia, que en invierno congela sus aguas, se organizó una exclusiva prueba para dos modelos de Lexus: el SUV híbrido RX 450h y el deportivo LC 500. La idea de la marca era demotrar las capaciaddes de tracción que tienen ambos modelos en las peores condiciones posibles.

Vale recordar que en Rusia la pandemia del Coronavirus está oficialmente controlada, y que en medio de Siberia es posible mantener el aislamiento social tan necesario para limitar los contagios.

Para esta experiencia de conducción, Lexus recurrió al talento de Nikita Shikov, uno de los principales campeones de drifting de Rusia, elegió el lago Baikal, el lago de agua dulce más profundo del planeta, que se congela hasta una profundidad de 1,5 metros con temperaturas que pueden bajar hasta los 60 grados bajo cero. De hecho, la capa de hielo es tan gruesa y resistente, que el lago pasa a formar parte de la red de carreteras nacionales de Rusia.

El RX 450h es un SUV híbrido que utiliza un sistema denominado E-Four, que funciona por normalmente con tracción en las ruedas delanteras, y con el eje trasero entrando en acción cuando los sensores detectan que las ruedas empiezan a patinar o a resbalar. Sobre el hielo, el eje trasero se activa muy rápidamente, pudiendo deslizar con pleno control de la potencia en las cuatro ruedas.

El LC 500, en tanto, es un coupé con tracción trasera, presentaba una propuesta muy distinta. Shikov indica que "en cuanto tocas el hielo, notas enseguida la tracción en las ruedas traseras. Teniendo en cuenta el peso del auto y el hecho de que montábamos neumáticos convencionales, la aceleración no era lo principal: lo importante era la técnica de conducción, buscar los límites del vehículo. Noté el agarre al momento, y era casi como conducir sobre asfalto”, dijo. 

Para pilotar sobre un lago congelado hay que seguir unas estrictas medidas de seguridad. No hay que ponerse el cinturón de seguridad, el equipo de sonido debe estar apagado y las puertas desbloqueadas. También se desactivaron todos los sistemas electrónicos de manejo y estabilidad, para que todo se redujera al vehículo en su forma más pura.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos