Vende tu auto
Novedades

Versus: Chevrolet Sail vs Hyundai Verna vs Suzuki Dzire

Pese a los vaticinios, los sedanes siguen estando presentes en los segmentos más masivos del mercado chileno, con dos ejemplares que se disputan las ventas fuertemente, y con un nuevo contrincante que aterrizó este mismo 2020.

Versus: Chevrolet Sail vs Hyundai Verna vs Suzuki Dzire

Vivieron una época de gloria que no volverá, eso está claro, pero aún así los sedanes seguirán estando presentes para satisfacer necesidades tan básicas como la de un espacio apropiado para personas y carga. Y eso, sin olvidar por supuesto que su silueta posee una elegancia intrínseca.

Las exigencias actuales, sobre todo en los mercados emergentes, han fomentado el surgimiento de los sedanes compactos. Es una categoría que recurre a valores absolutamente alejados de los que distinguen a esas grandes berlinas de antaño, como los potentes motores, las enormes carrocerías o la elevada oferta de lujo. En el segmento donde habitan estos tres sedanes confrontados no hay sitio para esas frivolidades, porque su misión es brindarles un buen servicio a sus propietarios sin que ello represente un golpe financiero.

Tanto el Chevrolet Sail como el Suzuki Dzire vienen disputándose desde hace rato las ventas en el segmento más popular de todos, con el modelo chino siendo el favorito de la gente desde hace una década. Ambos son perfectos para quienes buscan un medio de transporte espacioso y eficiente, a lo que se suma que sus cualidades son altamente valoradas por quienes realizan labores de transporte mediante aplicaciones. Y eso, a precios relativamente accesible.

A ellos se sumó este año el Hyundai Verna, cuyas características y propuesta puedes ver en nuestra nota de lanzamiento. Hoy, en medio de la crisis del Coronavirus que nos impide compararlos en terreno, los pusimos de manera virtual enfrentados uno contra otros y estas son las conclusiones.

1.- Diseño y dimensiones

Iniciamos los comentarios atingentes al diseño exterior hablando del Sail, la carta ganadora con la que Chevrolet ha dictado las reglas del juego en estos últimos años (puedes leer nuestra prueba de manejon aquí). Tras el cambio de generación, este ejemplar ganó una pizca de elegancia mediante la incorporación de una mascarilla menos simplona y de unos grupos ópticos estilo “gota de agua” que le otorgan cierta solemnidad a la proa.

A simple vista se ve más grande, efecto que se logró agregando flancos prominentes y exagerando el arco del techo, pero sin modificar la plataforma por lo que todo se reduce a un asunto visual. El exponente de Chevrolet mide 4.300 mm de largo, 1.735 mm de ancho, 1.504 mm de alto y dispone de 2.500 mm de distancia entre ejes.

La opción de Hyundai tampoco está en condiciones de ganar un concurso de innovación en diseño, hay que decirlo. Vale decir que se trata de la antigua generación de Accent, pero mejorado para ser una solución más accesible. En este caso, el frontal exhibe las típicas soluciones arquitectónicas de la marca, detalle que por supuesto le hace ganar cierta ventaja frente a sus dos antagonistas.

La parrilla trapezoidal se combina muy bien con esos faros alargados, en tanto que las nervaduras practicadas en la superficie del capó indican que sus creadores intentaron ir un poco más allá en materia ornamental. Las cotas exteriores son 4.300 mm de largo, 1.705 mm de ancho, 1.460 mm de alto y 2.570 mm de entrevías.

El Suzuki Dzire es mucho más que un Swift con baúl, porque a simple vista se nota que se realizó un buen trabajo estructural para hacer calzar ese tercer volumen. No luce como un sedán improvisado.

Este ejemplar posee un rostro simpático, según mi opinión el más llamativo de los tres en disputa, y destacable es el hecho de que se haya optado por una amplia mascarilla y por unos grupos de iluminación que parecen trepar por los flancos hasta el capó, componente que dicho sea de paso presenta dos hermosas curvaturas.

Con solo mirarlo concluimos que el Dzire es el más corto de este trío, ya que se presenta con una longitud de 3.995 mm, guarismo al que se suma un ancho de 1.735 mm y una altura de 1.515 mm; en este caso la distancia entre ejes alcanza los 2.450 mm.

Y no queremos dejar para el final de esta comparativa uno de los datos más relevantes de esta tipología, la capacidad del maletero. El Sail ofrece 375 litros, el Verna 475 litros y el Dzire 378 litros… una enorme bofetada para el rey del segmento.

Modelo SAIL DZIRE VERNA
Largo 4,30 m 3,99 m 4,30 m
Ancho 1,73 m 1,73 m 1,70 m
Alto 1,50 m 1,51 m 1,46 m
D. Ejes 2,50 m 2,45 m 2,57 m
Maletero 370 l 378 l 475 l
Neblineros NO/SI SI NO/SI
Luces DRL SI NO/SI SI
Ruedas 14 A / 15 LL 14 A /15 LL 14 A / 14 LL
Origen China India China

A: Llanta de acero / LL: Llanta de aleación

2.- Interior y confort

Desde un principio nos queda claro que la cabina del Chevrolet Sail es la más espaciosa, aunque no por eso podemos asegurar que está en ventaja en lo que se refiera a experiencia a bordo. Es verdad, hay más espacio, pero los centímetros no están muy bien aprovechados porque el voluminoso tablero le resta movilidad a las piernas y su exagerada saliente nos obliga a mover hacia atrás los asientos delanteros para lograr una buena postura.

En lo que se refiere a optimización del espacio es el Verna el sedán que se lleva los aplausos, porque el diseño del tablero y de los cobertores de puertas no entorpece la habitabilidad, quedando en el segundo escalón del podio el Suzuki Dzire; incluso la tarea de abordar se torna más sencilla en los representantes de Hyundai y Suzuki.

En cuanto a presentación, el Sail recurre a un diseño ondeante en la superficie del tablero, recurso con el que obtiene recovecos que sirven como portaobjetos, mientras que en la zona baja se organizaron los mandos giratorios de la climatización. Pantalla hay, pero sólo en la versión tope de gama. El diseño del volante no calza con la solemnidad del entorno, mientras que la columna solo ofrece regulación de altura.

En el Verna se disfruta de un tablero liso y carente de rincones, los que más que servir como vanos portaobjetos solo acumulan polvo. En este caso todo es sencillo, hasta el volante incluso, el que también solo permite regularse en altura, y comparando los instrumentales entre lo que ofrece Chevrolet y Hyundai se registra un rotundo empate: ambos clúster son analógicos y con la cantidad estrictamente necesaria de indicadores.

Lo del Dzire es cuento aparte, porque en primer lugar, este tablero es el más moderno de los tres, ante la vista al menos. Incluye al volante y al cuadro de instrumentos con indicadores analógicos y sencillos, pero su look está mucho mejor logrado.

Respecto del equipamiento de confort y conectividad, no podemos esperar demasiado porque analizamos a tres rivales de un segmento generalista, de acceso más bien dicho.

En la propuesta del Chevrolet Sail se anuncian tres versiones (L/LS/LS Smart), una gama acotada sin duda, y que en su nivel más alto incluye paquete eléctrico completo, aire acondicionado, computador de viaje, sunroof, pantalla táctil de 8”. Ojo, la pantalla tiene conectividad sólo a Android y sólo está disponible en la versión tope de gama. 

El Dzire suma nada menos que cinco versiones, identificadas con los niveles de equipamiento GL, GL Sport y GLX, una oferta interesante. En este caso obtendremos una cosa por otra. En cuanto a confort no se registran grandes diferencias con respecto a Sail y Verna, 

El Hyundai Verna también se presenta con tres niveles de dotación (SEL/Plus/Value). Tomando como referencia el nivel más alto del line-up, nos encontramos con la presencia de los mismos dispositivos de confort y seguridad que enumeramos en el Sail, con la ventaja de que en este Hyundai dispone de una gran pantalla táctil de 9" de serie, con conectividad a Android Auto y Apple CarPlay. En eso los mata a ambos.

Modelo SAIL DZIRE VERNA
Asiento cond. reg. altura NO/SI SI SI
Volante multifunción SI SI SI
Aire acondicionado SI SI NO/SI
Vidrios eléctricos 4 2 4
Espejos eléctricos SI SI SI
Cierre centralizado NO/SI SI SI
Botón de partida NO NO/SI NO
Pantalla NO/SI SI SI
Bluetooth SI SI SI
Apple/Android NO/SI NO SI
Parlantes 4 4/6 4
Sunroof NO/SI NO NO
       

3.- Seguridad

Nos hay registros comparables sobre pruebas de seguridad para estos tres modelos. El Hyundai Verna obtuvo 5 estrellas en las pruebas de la AseanNCAP, pero sólo en su versión con 6 airbags y ESP, que no se vende en Chile. El Dzire no ha sido testeado, pero sí el Swift indio (que da la base al Dzire), que obtuvo 2 estrellas sobre 5 posibles en la Global NCAP. Respecto del Sail, fue testeado por Latin NCAP en 2018 bajo la denominación Chevrolet New Aveo, con el mismo equipamiento del que se vende en Chile, obteniendo tres estrellas.

Básicamente todos ofrecen como base doble airbag frontal, pudiéndose encontrar dos airbags laterales en las versiones altas de Sail y Verna, pero no Dzire. Todos tienen ABS con sus asistencias electrónicas, y el control de estabilidad sólo está disponible en las variantes tope del Dzire y Verna, pero no en el Sail. 

Isofix y apoyacabezas hay en todos los modelos, así como cinturones de tres puntas en todos los asientos, salvo en el Dzire, que en la plaza central trasera sólo ofrece un cinturón de dos puntas. 

¿Asistencias extras? Sensor de retroceso de serie en ninguno, añadiéndose en todos según la versión, mientras que la cámara de retroceso es de serie sólo en el Verna. Las ventajas de tener una gran pantalla en todos los modelos.

El único diferencial exclusivo lo tenemos en el asistente de partida en pendiente, sólo disponible en el Suzuki Dzire.

Modelo SAIL DZIRE VERNA
Airbags 2/4 2 2/4
ABS + EBS SI SI SI
ESP NO NO/SI NO/SI
Isofix SI SI SI
Apoyacabezas 4 4 4
Cinturones de 3 puntas 5 4 5
Sensor de retroceso NO/SI NO/SI NO/SI
Cámara de reversa NO/SI NO SI
Asist. Partida pendiente NO SI NO

4.- Propuesta técnica

Algo que distingue a estos sedanes es la presencia de motorizaciones pequeñas, pensadas para ofrecer buen rendimiento de combustible y prestaciones acotadas, ventaja que por supuesto torna más conveniente la relación costo por kilometro. Esto es algo de suma importancia cuando se utilizan estos automóviles en el transporte de pasajeros mediante aplicaciones.

Al Chevrolet Sail lo impulsa un motor gasolinero de 1.5 litro que produce 109 Hp a 6.000 rpm y un torque de 141 Nm a 4.000 vueltas por minuto. Solo se ofrece transmisión mecánica de cinco velocidades, en tanto que el citado bloque está en condiciones de entregarnos 11,6 km/l en ciudad y un mixto de 15,6 km/l. Si bien es el motor más pujante de los tres, es también el más gastador, y por lejos.

El motor más pequeño del grupo lo tiene el Suzuki Dzire, un bloque gasolinero de 1.2 litro del que emanan 82 caballos a 6.000 rpm y 113 Nm de torque desde las 4.200 vueltas por minuto, pero lo interesante es que permite elegir entre una caja mecánica de cinco marchas o un conjunto automatizado con el mismo número de desarrollos. Tomando como referencia esta versión mecánica automatizada (AMT5), nos encontramos con un rendimiento urbano de 15,6 km/l y casi 20 en ciclo mixto. El mejor de los consumos en todo tipo de condiciones.

El Hyundai Verna cuenta con los servicios de motor gasolinero de 1.4 litro que entrega 94 caballos a 6.000 y 132 Nm a 4.000 revoluciones. En este modelo no es posible optar por una caja automática, siendo la única alternativa una transmisión mecánica de cinco marchas. En cuanto a rendimientos se anuncian 13,1 km/l en ciudad y un mixto de 17,1 km/l. Pareciera ser la propuesta más equilibrada en la relación potencia/consumo de estos tres modelos.

Todos los modelos ofrecen los mismos componenhtes mecánicos: suspensión delantera McPherson y trasera de eje rígido, frenos de discos ventilados adelante y tambor atrás, salvo el Verna, que en su variante más alta reemplaza el tambor por un disco sólido.

Modelo SAIL DZIRE VERNA
Motor i4 1.5 litro i4 1.2 litros i4 1.4 litros
Potencia/Par 109 Hp / 161 Nm 82 Hp / 113 Nm 94 Hp / 132 Nm
Caja MT5 MT5 /AMT5 MT5
Cons. Urbano 11,6 km/l 15,1 km/l 13,1 km/l
Cons. Mixto 15,6 km/l 19,1 km/l 17,1 km/l
Cons. Carret. 19,4 km/l 22,5 km/l 21,0 km/l
Susp. Del. McPherson McPherson McPherson
Susp. Trasera Barra Torsión Barra Torsión Barra Torsión
Frenos Disco Vent. / Tambor Disco Vent. / Tambor Disco Vent. / Tambor

5.- Conclusiones

Primero veamos la propuesta. El Chevrolet Sail se ofrece en tres versiones con precios desde $5.990.000 a $8.840.000, y esos precios incluyen bonos de financiamiento. El Suzuki Dzire se oferta en cinco variantes desde $7.090.000 a $8.590.000, incluyendo todos los bonos posibles. Finalmente, el nuevo Hyundai Verna está disponible entre $7.190.000 y $9.090.000, bonificaciones de por medio. Ahí ya se puede hacer una diferencia.

Para tomar una buena decisión de compra es importante no solo atender los datos numéricos, como el precio, la capacidad del maletero o el rendimiento, porque en esta categoría esos guarismos no establecen brechas demasiado grandes. Pero sí hay que prestarle atención a otro asunto, el valor de marca, punto en el que Chevrolet toma la ventaja con respecto a sus rivales porque ese emblema es moneda corriente y al Verna, pese a ser un Hyundai, le falta camino por recorrer.

Analizando la información recopilada de estos tres ejemplares, nos queda claro que el Dzire es la opción más juvenil, que el Verna es la alternativa para las familias en formación que no compraron su primer automóvil para lanzarlo al mundo de las aplicaciones, y que el Sail es por excelencia la mejor alternativa en el citado ámbito: posee las cualidades idóneas para esa actividad.

Ninguno de los tres destaca por calidad interior ni nada de eso, y la presencia de ayudas electrónicas tampoco le otorga ventajas porque para acceder a ellas hay que mirar hacia lo alto de la gama, puntualmente en las propuestas de Hyundai y Suzuki. Lo mejor es preguntarse qué marca me acomoda más o me infunde mayor confianza… de ahí en adelante se puede decidir, ya que en estricto rigor no existe un dato duro que determine la superioridad de uno u otro, excepto el valor de marca que desde hace muchos años ostenta Chevrolet.   

Leonardo Pacheco recomienda

Cuéntanos que opinas