Vende tu auto
Autos clásicos

Lamborghini Diablo, el supercar más icónico de los '90 cumple tres decadas.

Su extravagante diseño lo transformó en uno de los autos más deseados de su tiempo. Además, fue por algunos años, el más rápido de todos.

Lamborghini Diablo, el supercar más icónico de los '90 cumple tres decadas.

Aunque pareciera menos tiempo el transcurrido, en 2020, Lamborghini celebra 30 años de la aparición del Diablo, uno de los modelos más icónicos no solo de la marca italiana, sino en la historia de los superdeportivos en general.

Si bien su debut fue en 1990, la historia de Diablo inicia en 1985 cuando bajo el nombre código Project 132 inició el desarrollo con el objetivo de reemplazar al Countach, otro de los modelos emblemáticos de Lamborghini.

El Diablo original, terminó como el Cizeta-Moroder V16T

El Diablo inicialmente fue diseñado por Marcello Gandini, quien también habia diseñado al Countach, cuando trabajaba en Bertone. Pero el diseño original de Gandini, no gustó y el departamento de diseño de Chrysler, quienes por entonces eran dueños de Lamborghini, tomaron cartas en el asunto y crearon una versión modificada menos radical.

Como anécdota, el diseño original del Diablo, fue adquirido por Claudio Zampolli y el legendario productor musical Giorgio Moroder para un supercar italiano muy especial, el Cizeta-Moroder V16T, del cual se fabricaron solo ocho unidades.

Inmediato a su aparición pública, el Diablo fue sumamente popular, ya que además de su extrovertido diseño, en su época fue oficialmente el auto de producción más rápido del mundo en su lanzamiento, al alcanzar una velocidad máxima de 325 km/h.

Este récord lo obtuvo gracias al motor 12 cilindros de 5.7 litros, dotado de cuatro árboles de levas en cabeza y cuatro válvulas por cilindro, e inyección electrónica multipunto.

Por medio de este bloque el Lamborghini Diablo es capaz de desarrollar 485 hp y 580 Nm, una brutalidad para entonces.

Interior del Diablo VT con tracción a las cuatro ruedas.

A pesar de tener un interior orientado al lujo -tapicería de cuero, aire acondicionado, ventanas eléctricas y asientos ajustables eléctricamente-, el Diablo sigue siendo un automóvil pura sangre con tracción solo en las ruedas traseras. A lo anterior se suma que hasta 1993 no había disponibles ayudas electrónicas a la conducción ni dirección asistida.

En 1993, Automobili Lamborghini lanzó el Diablo VT, el primer Lamborghini Gran Turismo equipado con tracción en las cuatro ruedas, que también trajo una serie de mejoras mecánicas y cambios estilísticos que también se adoptarán pronto en la versión de tracción en dos ruedas.

Ese mismo año, también se presentó la serie especial SE30 para conmemorar los 30 años del nacimiento de Lamborghini, con un aumento de potencia a 523 Hp. Este modelo se hizo muy famoso gracias a Jay Kay, el vocalista de Jamiroquai, quien tenia uno y lo usó en el videoclip de Cosmic Girl, uno de los singles de su tercer album "Travelling Without Moving".

Más tarde, en 1995, el Diablo SV debutó solo como versión de tracción en dos ruedas con una potencia máxima de 510 hp y ​​con alerón trasero ajustable.

Otro Diablo que pasó al imaginario pop: el SV fue el ícono del juego Need For Speed III Hot Pursuit.

Antes de finalizar ese año, se lanzó una versión más, el Diablo VT Roadster: el primer Lamborghini convertible con motor de 12 cilindros.

Ya en 1999, tras la compra de Automobili Lamborghini por parte del Audi AG, se presentó el rediseñado Diablo SV creación de Luc Donckerwolke, el primer diseñador interno de Lamborghini.

Los cambios exteriores, por ahora fueron discretos, incorporando focos descubiertos (tomados prestados del Nissan 300ZX) y un interior mucho más moderno y elegante.

Desde el punto de vista mecánico, el motor, con 529 hp y ​​capaz de 605 Nm de torque, estaba equipado con el sistema de elevación de válvulas variable y, por primera vez en un Lamborghini, los frenos se completaban con ABS.

Además de las versiones de calle, Diablo, también fue lanzado en serie especial o para carreras con motores de 6.0 litros.

El último de los Diablo, el 6.0 SE del 2001. Es notable como el frontal, con dos tomas de aire, anticipa el diseño del Murcielago.

Su gran popularidad le permitió ser el auto más producido de Lamborghini hasta la fecha con 2.903 unidades en total, y permaneció disponible hasta 2001, cuando fue sucedido por el Murciélago.

Unidades producidas del Lamborghini Diablo

  • Diablo: 1990-1998, 873
  • Diablo VT: 1993-1998, 529
  • Diablo SE: 1993-1994, 157
  • Diablo SV: 1995-1999, 346
  • Roadster de Diablo VT: 1995-1998, 468
  • Diablo SVR: 1996, 34
  • Diablo GTR: 1999-2000, 32
  • Diablo 6.0: 2000-2001, 337
  • Diablo 6.0 SE: 2001, 44
  • Diablo GT: 1999-2000, 83

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas