Vende tu auto
Tuning

Mercedes-Benz G-Class Carbon Wide Track Edition: cuando mucho nunca es mucho

Kahn Automobiles toma un G 63 AMG y lo cubre de fibra de carbono para ofrecer una extravagancia que de seguro se va a vender muy bien.

Mercedes-Benz G-Class Carbon Wide Track Edition: cuando mucho nunca es mucho

El preparador británico Kahn Automobiles, también conocido como Kahn Design, ha presentado el Mercedes-Benz G-Class Carbon Wide Track Edition. Y tal como su mbre lo sugiere, es una Clase G con una cobertura especial fabricada en fibra de carbono. Y eso, se sabe, cuesta mucho dinero: £224.999, o aproximadamente 300 mil dólares, casi un tercio más de lo que cuesta un G 63 AMG de serie.

Efectivamente, esta preparación Kahn se basa en un G 63 4Matic+, a lo que incorpora como proyecto de diseño una rejilla frontal, inserciones en los parachoques, kit aerodinámico, extensiones de guardabarro y, por supuesto, la tapa del capó, todo ello fabricado en fibra de carbono.

El modelo también incluye un spoiler de techo dividido con acabado negro mate, y unas ruedas forjadas monobloque Kahn Type 57 de 23 pulgadas con neumáticos Continental SportContact 6. TUn sistema de escape con tubos de 100 mm es opcional.

En el interior, Kahn ofrece un paquete rojo Bengala especialmente diseñado, con algunas molduras cubiertas de Alcantara. Sin embargo, si no le gusta, puede solicitar un interior a medida de sus deseos.

El paquete de equipamiento es el que Mercedes-Benz ofrece de serie, incluyendo luces Full LED matriciales, navegador satelital con conectividad a teléfonos, asientos climatizados, paquete de iluminación ambiental, pisaderas laterales, sensores perimetrales y cámara en 360°, climatizador de cuatro zonas, entre lo principal.

El tren motriz del G 63 AMG no tiene cambios. La potencia proviene del V8 biturbo de 4.0 litros de AMG que produce 585 hp a 6.000 rpm y 850 Nm de par de 2.500 a 3.500 rpm. Está emparejado con una caja de cambios automática Speedshift TCT 9G de nueve velocidades y tracción total AMG Performance 4Matic, y así puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4.5 segundos y alcanzar 240 km/h.

El modelo de AMG incluye amortiguadores adaptativos AMG Ride Control, dirección AMG sensible a la velocidad y los frenos de disco perforados con pinzas rojas, entre otros.

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas