Euro NCAP cumple 20 años ¿Cuánto ha avanzado la seguridad?
03-02-2017 Investigación

Euro NCAP cumple 20 años ¿Cuánto ha avanzado la seguridad?

Lo que partió como un desafío declarado imposible por la mayoría de los fabricantes, terminó siendo la vara con la que actualmente se mide la seguridad de todos los autos. Justicia, hecha pública, en servicio de la seguridad tuya y de tu familia.

La Euro NCAP nació como una iniciativa del ex director de la FIA, Max Mosley, la cual persigue estandarizar y hacer más visibles las pruebas que se le hacen a los autos en materias de seguridad. La Euro NCAP se ha transformado en una herramienta que les permite a personas naturales, así como a los gobiernos, tener una medida normada, con la cual poder transparentar los niveles de seguridad que los autos equipan. En años posteriores a 1997, las marcas solo se regían por sus estándares éticos y tecnológicos, además de las legislaciones base de cada país. Y si estas eran las mínimas, muchas marcas iban a sacrificar Airbags o sistemas de freno en pos de tener un auto más competitivo, elementos que aún se consideran "de lujo" en países que se encuentran en vías de desarrollo.

Los primeros autos en pasar por las polémicas pruebas de seguridad fueron el Ford Fiesta y el Volkswagen Polo, los que obtuvieron tres estrellas de cinco. Posteriormente el Rover 100 sería el primer modelo en obtener una estrella en seguridad. Así, se probaron más autos del segmento, como el Renault Clio, Opel Corsa, Nissan March y Fiat Punto, todo obteniendo dos estrellas. Con esto, muchos fabricantes se quejaron, señalando que las pruebas eran demasiado exigentes y que nadie podría pasar de tres estrellas. Cinco meses después, el Volvo S40 elevó la vara con cuatro estrellas. De seguro marcas como Mercedes-Benz presentaban autos muy seguros, pero estos no serían avalados hasta que se enfrentaran al rigor de la prueba y por lo mismo, desde entonces, la gran mayoría de las marcas han cambiado radicalmente su percepción, incluso usándola como garantía de sus importantes niveles de seguridad.

Hoy en día es muy común encontrar autos con cuatro y cinco estrellas en Europa, por lo que la institución también ha tenido que mejorar sus pruebas. Una de ellas, es la famosa colisión con 1/5 de la estructura frontal del auto, prueba que ha sido un dolor de cabeza para las marcas de auto, por su carácter muy destructivo. Esto se debe a que, al recibir el impacto en una zona más pequeña, hay menos superficie para amortiguar el impacto. Lo mismo ha sucedido con la incorporación de pruebas que midan el correcto uso del ISOFIX, sistemas de frenado de emergencia en ciudad y asistente de cambio de carril.

En 20 años, la seguridad ha cambiado muchísimo. La Euro NCAP también, extendiendo su soporte hacia otras regiones, como es el caso de Latin NCAP, ASEAN NCAP y C NCAP, regiones donde las normas lamentablemente son menos estrictas y se necesita mayor visibilidad de este apartado. Estados Unidos tambiÉn ha presentado un modelo similar a la Euro NCAP que ha probado ser igual de exigente, la IIHS (Insurance Institute for Highway Safety). En Latinoamérica se vive con una legislación muy liviana, que al menos en Chile, recién se ha actualizado para filtrar modelos que no tengan dos Airbags o frenos ABS, elementos que para algunos fabricantes aun eran prescindibles en sus modelos más básicos, sabiendo que son los que el público más compra, por ser probablemente, la única opción económica que tienen de transporte. Hace falta una homologación que permita medir no tan solo que el auto comprenda sistemas de seguridad básicos, sino que también el nivel estructural del auto sea competente. Asi mismo, el ESP y los anclajes ISOFIX han probado ser muy importantes a la hora de minimizar mayores pérdidas fatales, pero siguen siendo equipamiento extra para modelos intermedios o tope de línea.

En Europa, gracias a los esfuerzos de Euro NCAP se han reducido las fatalidades entre el 2001 y el 2015 en aproximadamente un 52,2%. Los heridos graves han bajado desde el 2005 en un 2,7%, cifra que es actualmente la que se transforma en prioridad para la industria, principal razón para los avances que hay en automatización; sistemas de frenado de emergencia, radar de peatones, airbags para peatones, alertas de cambio de carril y dispositivos que no tan solo minimicen los daños, derechamente los eviten.

Para conmemorar este hito y reafirmar la efectividad que ha tenido Euro NCAP en mejorar la seguridad de todos nosotros, han realizado una prueba de impacto doble, entre un Rover 100 de 1997 y un Honda Fit (Jazz en Europa) del 2017, a modo de demostrar la evolución estructural que han tenido los modelos, especialmente los del Segmento B, que son los más vendidos.

Prueba Euro NCAP 20 años: Rover 100 vs Honda Fit

¿Qué opinas? Cuéntanos