Lanzamientos

Lamborghini Gallardo LP560-4: Descúbrelo

Es el mismo de Arturo Vidal y alcanza los 325 km/h.

Lamborghini Gallardo LP560-4: Descúbrelo

 

El jugador de la selección chilena Arturo Vidal, conocido como Celia Punk, ha sorprendido en los últimos días con su impresionante súper deportivo Lamborghini Gallardo LP560-4. Se trata de un vehículo con un precio cercano a los 285 mil dolares; poco menos de 132 millones de pesos. El modelo es más potente y espectacular que el primer Gallardo que vio la luz en 2003.

Para este nuevo Gallardo se ha trabajado en mejorar las suspensiones y el sistema de tracción 4x4. En lo que se refiere al cambio de marchas, hay dos opciones, el manual convencional o uno robotizado llamado E-Gear con diversos modos de uso. Las prestaciones son espectaculares, con 325 km/h de velocidad máxima y 3,7 segundos de 0 a 100 km/h. Lo meritorio es que además de aumentar sensiblemente las prestaciones han dismininuido de forma todavía más notable las emisiones y los consumos, ahora de 7,14 Km/litro de media.

 

 

 

Toda esta ganancia en prestaciones ha sido posible al aumentar la cilindrada del motor en 200 cc hasta los 5.2 litros. Ahora este V10 alcanza los 560 cv, 40 cv más que el último Gallardo y 60 cv más que el primero. Los 560 cv se consiguen a nada menos que 8.000 rpm y el par máximo (540 Nm) a 6.500 rpm.

Está disponible con cambio manual de seis velocidades o uno robotizado: no tiene pedal de embrague y la caja internamente es como una manual, con pares de engranajes, pero con un automatismo para la selección de las marchas. Este cambio automático se llama «e-gear» y tiene levas detrás del volante para cambiar de marcha. Respecto al que tienen otros Lamborghini, ha sido revisado para que sea más rápido (hasta un 40%) y pese menos.

 

 

 

La caja de cambios robotizada tiene cinco programas de funcionamiento: «Normal», «Sport», «Corsa», «Thrust Mode» y «Automático». La diferencia entre los tres primeros es el régimen al que se cambian las marchas y la velocidad con la que se efectúa el cambio. El «Thrust Mode» sirve para lograr la máxima aceleración saliendo desde parado.

Como en otros Gallardo, la tracción es permanente a las cuatro ruedas gracias a un elemento viscoso (con un reparto 30:70, delante/detrás). Entre las ruedas traseras hay un autoblocante mecánico trasero (tarado al 45%). Delante lleva un diferencial libre: lo que frena a la rueda que patina (cuando ocurra) es un sistema electrónico integrado en el control de estabilidad.

 

 

 

La suspensión sigue siendo de paralelogramo deformable (doble triángulo de aluminio) en todas las ruedas, si bien ahora tiene una nueva cinemática; además, en la trasera hay un brazo adicional. Los muelles y amortiguadores tienen un ajuste diferente.

Hay dos equipos de frenado diferentes. El de serie tiene unos discos delanteros (Brembo) de 365 mm y los traseros son de 356 mm de diámetro. Opcionalmente, los discos pueden ser cerámicos con refuerzos de fibra de carbono («CCB»), siendo los delanteros de 380 mm (los traseros no aumentan de tamaño). En todo caso, las pinzas son de ocho pistones delante y de cuatro detrás. Pirelli ha fabricado unos neumáticos, P-Zero, de menor resistencia; son de distinta medida en cada eje: 235/35ZR19 los delanteros y 295/30ZR19 los traseros.

 

 

 

Ahora, con un "look" más agresivo que recuerda al del todopoderoso Reventón, el más pequeño de los bólidos de la casa Lamborghini se convierte en un rival mucho más peligroso para los Ferrari F430 Scuderia o Porsche 911 GT2, a los cuales supera ampliamente en potencia.

Con medidas ultradeportivas
de 4,34 metros de largo, 1,90 metros de ancho y 1,16 metros de altura, el Lamborghini Gallardo LP 560 4 es 20 kilos más ligero que su predecesor, alcanzando un peso en vacío de sólo 1.410 kilos. Y eso que, recordemos, es un tracción integral. Estéticamente su diseño es continuista, pero han cambiado las entradas de aire, parachoques, alerones y grupos ópticos, los cuales ¡como no!
adoptan unas psicodélicas luces diurnas mediante leds.

En el interior, más lujo todavía
, encontramos elementos como la cámara trasera para facilitar los estacionamientos, TV, teléfono o diversas combinaciones de cueros, carbono, etc que permiten una mayor personalización. Para el maletero, que va situado en la zona delantera, hay una capacidad de 110 litros; mientras que para el motor, situado en la parte trasera, en Lamborghini, orgullosos de su joya, ha puesto una tapa de cristal que deja verlo.

 

 

Alejandro Marimán Ibarra recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos