Lanzamientos

El ultra lujoso Bentley Bentayga 2016 ya está en Chile

El primer SUV de la marca británica ya se vende en el país desde US$ 320.000, un valor que paga un motor brioso, una aceleración descomunal y un lujoso acabado interior, pero que no alcanza para sus onerosos extras.

El ultra lujoso Bentley Bentayga 2016 ya está en Chile

El Bentley Bentayga ya está en el país, uniéndose a la gama de la marca compuesta por los modelos Continental (10 versiones), Flying Spur (3 versiones) y Mulsanne (3 versiones). Para este año, Porsche Chile, importador de las firmas del Grupo Volkswagen, se aseguró al menos dos unidades del SUV de lujo, las cuales ya estarían comprometidas, aunque siempre es posible convencer a la fábrica de liberar alguna extra si se hace una reserva con dinero en la mano. 

Si eres un fanático reconocido de los autos, te gusta la industria del súper lujo, o tienen tanto (pero tanto) dinero como para comprarte un auto así, esto es lo que necesitas saber del Bentley Bentayga 2016.

 

1.- Es el primer SUV de la lujosa marca británica perteneciente al conglomerado alemán Volkswagen. Fue adelantado en 2013 en la forma del horroroso conceptual EXP 9F y presentado mundialmente hace unos meses en el Salón de Frankfurt, ahora con un diseño más acabado, de gusto más global, aunque siga siendo tosco, extremadamente voluminoso y sobrecargado de detalles, una cuestión de gustos personales, eso sí. Es grande y mucho, pudiendo configurarse con cuatro o cinco plazas. Mide 5.140 mm de largo, 1.998 mm de ancho, 1.742 mm de alto y 2.995 mm entre los ejes, lo que la pone a mitad de camino entre un Porsche Cayenne y una Ford F-150. Y por peso está por encima de ambos: 2.440 kilos.

2.- Se acaba de presentar en Chile con un precio desde US$ 320.000, un “desde” que cubre mucho de aquello que vale la pena pagar en este auto, como el valor de la marca, la exclusividad del modelo, el poderoso motor, la sofisticada suspensión, las capacidades off-road, el refinamiento interior y la enorme oferta tecnológica, pero que no alcanza para añadirle algunas de las excentricidades que se ofrecen como opcionales, como un elegante juego de pesca a tono creado por Mulliner, una caja de camping muy fino, y un set de cristalería con el diseño inspirado en el Bentayga. Ni hablar del reloj Breitling de oro diseñado ex profeso para este auto y que cuesta lo mismo que él (US$ 300.000).

3.- La marca lo define como el creador del nuevo segmento (nicho más bien) de los SUV de súper lujo, además de ser el SUV más rápido del mundo. Lo segundo es posible de ratificar con sus cifras homologadas de fábrica: 4,1 segundos demora el Bentayga en acelerar de 0 a 100 km/h, y alcanza una velocidad máxima de 301 km/h. Para poder ofrecer estas cifras propias de un deportivo de elite, el Bentley Bentayga porta un motor de 12 cilindros dispuestos en doble bancada (W12), con seis litros de capacidad y sobrealimentación a través de dos turbos, asociado a una caja automática de ocho velocidades. Eroga 600 caballos de fuerza y 900 Nm de par desde las 1.350 rpm, nada mal para un SUV de dos toneladas y media. La marca ofrece un sistema de desconexión de cilindros y start/stop, aunque el rendimiento no debiera importarle a nadie.

4.- Pese a ser un auto de lujo, el Bentayga es un auténtico 4x4, portador de lo más selecto de la tecnología off-road desarrollada por el Grupo Volkswagen. Por lo pronto incluye un sistema de tracción permanente en las cuatro ruedas a través de un diferencial central Torsen, que mantiene el reparto en un 40% adelante y 60% atrás.

Estándar es la suspensión neumática, con opción de variar la dureza y extensión de los amortiguadores. Por lo mismo, el Bentayga incluye un mando giratorio con cuatro programas predeterminados que controlan la suspensión, la altura de la carrocería, el control de estabilidad, los frenos ABS y la gestión del motor, para adaptar el auto a las condiciones de manejo requeridas. Como opcional está el Bentley Dynamic Ride, un sistema que utiliza dos motores eléctricos para endurecer las barras estabilizadoras y mitigar los balanceos propios de una conducción deportiva, o aumentar la suavidad en recta al realizar un proceso inverso.

Una de las versiones del Bentayga es la All Terrain, que agrega el sistema Responsive Odd-Road Setting, que ajusta diversos parámetros del Bentayga para añadir cuatro modos adicionales de conducción y dos niveles más a la suspensión, e incluir un control de balanceo de carrocería y una cámara en el cárter, que permite ver en pantalla lo que la vista no capta de manera directa.

5.- ¿Es el Bentayga el primer modelo de un nuevo segmento no creado? ¿Existen los SUV de súper lujo? Bentley dice que sí, y ofrece un alto nivel de tecnología. Incluye luces full LED, head-up display, aviso de cambio de carril y sensor de punto ciego, control crucero adaptativo, sistema de calefacción con control a distancia, dos tabletas de 12” dispuestas en los respaldos de los asientos delanteros y una tablet de 8” que sirve como mando de control, un sistema de sonido Naim Bentley de 1.800 w y 18 altavoces repartidos por el interior, sistema de navegación 3D. ¿Construcción? De lujo, con 17 tonos interiores a elección, cueros de animales de zonas frías (para que la piel no tenga picaduras ni raspones) y siete opciones de maderas exclusivas (Bentley dice que planta seis árboles por cada uno que se corta para sus autos).

6.- Habrá tres paquetes de acabados en opción: City, Touring y All Terrain. Mientras que el “desde” se ofrece a partir de US$ 320.000, los dos siguientes suben US$ 10.000 en la configuración básica, que es bastante completa como se puede ver. Eso sí, el Bentayga admite varios miles de dólares más en opcionales. Cuestión de gustos, necesidades y tamaño de la billetera. 

Bentley Bentayga 2016

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos