Novedades

Nissan acaba finalmente con el V16

Se acaba la producción de uno de los autos más exitosos de la marca.

Nissan acaba finalmente con el V16

Nissan acaba de confirmar que a partir de mayo próximo no producirá más el Tsuru en sus plantas de México, la tercera generación del Sentra B13 conocido popularmente en Chile como V16.

El ya icónico sedán se despedirá con una edición especial de sólo 1.000 unidades y que se comercializará a partir de marzo de 2017. Cabe aclarar que el fabricante nipón seguirá produciendo autopartes y dando servicio durante el período de vida de los vehículos. La marca nipona señala que no habrá ningún sustituto para el modelo, y que canalizará a sus clientes a vehículos como el Nissan Versa.

El Nissan V16 aterrizó en el mercado chileno en 1990, y en 20 años de comercialización colocó más de 100 mil unidades en el país, convirtiéndose en el modelo más importante para la marca, con casi el 40% del total de sus ventas.

Pero el 1 de junio de 2010 entró en vigencia un nuevo decreto del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones sobre la exigencia de seguridad para la homologación de vehículos nuevos (carrocería con deformación programada, habitáculo indeformable, protecciones laterales y espejos abatibles), y el V16 no cumplía con los nuevos estándares, por lo que Marubeni y Cidef, por entonces los importadores de la marca en Chile, lo tuvieron que sacar de sus catálogos.

Aprovechando este anuncio, la IIHS de Estados Unidos, en conjunto con Latin NCAP, han liberado el video de una prueba de choque realizada entre el V16 (conocido como Tsuru en México) y el nuevo Versa, con resultados esperables: el viejo Nissan quedó destruido. Una justificación más para una acertada decisión (puedes ver el video más abajo). 

Este test implicó una superposición del 50% en el frente de los vehículos y una velocidad combinada de 129 km/h, y el resultado sólo corroboró que el conductor del V16 habría presentado lesiones de alta probabilidad de riesgo de vida por lo que el choque pudo haber sido fatal para los ocupantes ya que no había bolsas de aire y las estructuras principales se colapsaron, comprometiendo el espacio de supervivencia.

El V16 obtuvo cero estrellas para ocupante adulto y para ocupante infantil en las pruebas de Latin NCAP, realizadas en 2013, marcando el principio del fin para el venerable sedán.

Prueba de choque Nissan V16 vs. Nissan Versa

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos