Lanzamientos

Aston Martin DB11 en Chile, reinterpretando la tradición

El Aston Martin DB11 marca el inicio de una nueva era para la firma inglesa, a punta de diseño futurista, nuevos motores Turbo y una alianza con Mercedes-Benz.

Aston Martin DB11 en Chile, reinterpretando la tradición

Aston Martin siempre ha sido una marca de tradición. Más incluso que otras firmas, como podría ser Jaguar y muy al contraste con lo que representa McLaren. Grandes motores aspirados, diseños muy evolutivos en plataformas de bajo desarrollo, conforman al clásico gran turismo inglés, de vasto motor, de interior artesano y de diseño elegante. Muchos modelos, como el DB7 y el DB9, sentaron las bases para el Vanquish y el Vantage, modelos que, para muchos, cuesta distinguir entre sí.

Pero si Aston Martin quiere ser una empresa más rentable de lo que es hoy en día, hay que hacer algunas concesiones y esto puede ser una gigantesca oportunidad para reinventarse o para reinterpretar el legado histórico de la marca, en un modelo fresco y que salga de lo que hemos visto siempre. Y lo hicieron.

El DB11 es el primero de una nueva camada de productos para Aston Martin y lo delatan sus innovaciones. Tiene la pieza de aluminio más grande jamás instalada en un modelo de producción, su capot de apertura inversa; su motor V12 Twin Turbo, es el primer motor sobrealimentado en la historia de Aston Martin; todo el sistema de electrónica e infotainment es de origen Mercedes-Benz, sus nuevos socios; su alerón posterior es activado de manera automática a partir de la presión del aire que recibe; sus focos posteriores parecen sacados de un concept car, pero perpetuando la forma en D del DB9; los arcos de la cúpula superior engañan en su remate final, reinterpretando la clásica silueta fluida de Aston Martin, pero fusionándola visualmente con un maletero más plano, haciendo que según el ángulo se vea como un coupé o como un fastback. Son importantes cambios para lo que acostumbramos a ver, pero que se han hecho con un cuidado especial que no desentona con el espíritu de la marca ni los temas visuales que le son propios.

Sobre su motor, es un V12 de 5.2 litros y 48 válvulas con Dual VCT, completamente nuevo, sobrealimentado gracias a dos turbocargadores, con los que logra 600 Hp y 700 Nm de par, asociado a una transmisión automática ZF de 8 velocidades ubicada en la parte trasera. Alcanza los 100 km/h en apenas 3,9 segundos para luego finalizar en una velocidad máxima de 320 km/h. Sin embargo, cuando tengas que pasear por la ciudad o te encuentres con tráfico, el motor desactiva la mitad de los cilindros para un manejo mucho más económico, en conjunto con la ayuda que le brinda el sistema Start/Stop. Además, el sistema de suspensión adaptable, dirección, diferencial posterior, programa de Torque Vectoring, sonido del escape y respuesta de la caja de cambios se puede modificar a partir de 3 modos: GT, Sport, Sport Plus, para cuando salgas del tráfico y te reencuentres con la carretera.

No hemos mencionado el sistema de aerodinámica, oculta en la carrocería, donde el flujo del aire se canaliza de manera muy discreta desde los pasos de rueda con unos spoilers ocultos hacia unos canales escondidos en los pilares traseros, que llegan hacia la zaga, donde habilita un pequeño spoiler, según el flujo de aire. Este estudio, llamado Aston Martin Aeroblade, hace que el DB11 no necesite alerones visibles o trucos poco estéticos en diseño para generar carga aerodinámica.

En cuanto a dimensiones, el DB11 mide 4739 mm de largo, 1940 mm de ancho (sin los espejos), 1279 mm de alto y 2805 mm entre los ejes, pesando 1770 kilos en bruto. También cuenta con un maletero compacto en la parte superior, de dimensiones similares a las que puede tener un hatchback del segmento B.

El Aston Martin DB11 se comercializa a un precio desde US$350.000

Al subirnos en su interior, el diseño general nos parecerá familiar, pero reinterpretado de manera mucho más futurista. Insertos de madera en aplicaciones curvas y los intrincados diseños en las costuras y remates de la tapicería en cuero, hablan de un lujo que toma elementos clásicos y los utiliza en formas mucho más artísticas de las que se acostumbra. La tapicería del techo, los botones y manillas con detalles en aluminio, el espejo retrovisor sin marco son algunos extras que aportan en elegancia, detalles que a veces se pasan por alto.

Lo que no podemos pasar por alto es el nuevo sistema de infotainment, heredado directamente de Mercedes-Benz, incluyendo los botones y perillas de aplicación, una evolución completa con respecto a los sistemas antiguos de modelos como el DB9 y que cuenta con completo soporte para smartphones, Bluetooth y para aceptar WiFi. Este panel de 8'' se complementa con un cluster combinado completamente virtual en una pantalla de 12'' al frente del conductor. Otras especificaciones de serie son los asientos calefaccionados, acceso Keyless y cámaras en 360 grados, aparte del sistema de audio premium. Claro que, si esto es muy poco, hay millones de opciones más, como dos sistemas de audio extra con mayor potencia, asistente de estacionamiento, ISOFIX para el asiento delantero (los equipa en las plazas traseras) y muchos añadidos estéticos que tienen que ver con aplicaciones de joyas, insignias, colores, tipos de costura, personalización exterior, entre otros.

En materia de seguridad, aparte de los controles de tracción y estabilidad, Torque Vectoring activo, frenado hidráulico de emergencia y programas de reparto de frenada, el Aston Martin DB11 contempla doble Airbag frontal y lateral (para pelvis y tórax), además de Airbags de cortina que soportan cabeza, tronco y rodillas.

Como pueden imaginarse, el DB11 no es un auto para todos. O sea sí, pero para todos los que cuenten con más de 350 mil dólares, que es donde comienza a escalar en opciones. Aston Martin ofrecerá algunas combinaciones únicas en caso de que seas indeciso. Por ejemplo, el modelo presentado en Chile, que corresponde a una unidad fija de concesionario, lucia el acabado Iconic Craft de color grafito con interior claro, pero con los arcos solicitados en color carrocería. Desde que se pide el modelo hasta que llega al país, toma cerca de 6 meses, tiempo que después de leer esta nota, se te hará eterno.

Trailer - Aston Martin DB11

Aerodinámica en el Aston Martin DB11

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos