Novedades

Aston Martin anuncia nuevas versiones del Vanquish Zagato

Cuando creíamos que la belleza del Vanquish Zagato ya era sublime con las versiones coupe y volante, Aston Martin anuncia nuevas versiones speedster y shooting brake de su exquisito gran turismo.

Aston Martin anuncia nuevas versiones del Vanquish Zagato

El Aston Martin Vanquish Zagato nació en junio del 2016, tras la espectacular respuesta que tuvo su conceptual original en el Concorso d'Eleganza Villa d'Este en Italia, durante ese mismo año. Es la quinta colaboración en surgir de una alianza entre el fabricante inglés y el exclusivo carrocero italiano. 

Con éxito, también debutó la versión Volante, que es como en Aston Martin llaman a sus modelos convertibles. Sin embargo, no estábamos preparados para esto.

Porque Zagato, nuevamente junto a Aston Martin volverán a estrechar manos para dos nuevas ediciones especiales del Vanquish, un radical speedster biplaza y un inédito shooting brake, el cual creíamos nunca más volver a ver, tras las pasadas versiones Shooting Brake del Virage, del DB5, el DB6 y el DBS, el primero mencionado, también firmado por Zagato. Incluso en el Shooting Brake, se logró mantener la firma única de Zagato, el techo de doble burbuja, una herencia que viene de las jorobas ubicadas tras los asientos en los modelos roadster y que en el caso del Vanquish, son de fibra de carbono.

De ambos es poco lo que podamos decir en diseño, que sea relevante sobre lo que queda en evidencia al ver las fotos, solo que el trabajo en estilo es dramático, natural y a ratos, luce incluso mejor que cualquier diseño original de Aston Martin. Se mantiene completamente la calandra de tamaño completo de nueva parrilla, con los focos secundarios en forma de donut en el interior de esta, por los costados. Lo mismo del inusual remate en la zaga con focos tridimensionales en forma de turbina, además, claramente de ese furioso rojo italiano que reviste sus carrocerías y los exquisitos detalles en el interior que le otorgan un toque más suntuoso, como las costuras en los asientos, la fibra de carbono o los comandos de bronce anodizado. En el caso del Shooting Brake, también se contempla un portón eléctrico y maletas hechas a la medida.

Las motorizaciones no cambian, manteniéndose el V12 de 6 litros y 600 Hp, el último V12 aspirado de Aston Martin, tras la adición de turbocargadores en el DB11.

Se fabricarán 325 unidades, incluyendo una partida de 99 coupes, 99 convertibles, 99 shooting brakes y solo 28 modelos speedster.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos