Novedades

El Mercedes-Benz Clase A celebra dos décadas de vida

El compacto alemán ha transmutado para adaptarse a los gustos y necesidades de los consumidores.

El Mercedes-Benz Clase A celebra dos décadas de vida

Son muchos los automóviles que brillan desde la concepción misma, y otros, por cuestiones del azar o de un buen marketing y posicionamiento, pasan de ser “patitos feos” a cisnes con un claro esplendor en ventas.

Este es el caso del Mercedes-Benz Clase A, cuya primera generación lanzada en 1997 se basada en el Vision Concept A93, que tenía ciertos inconvenientes de inclinación en las curvas, problema que arregló la firma de Stuttgart tras modificar su chasis y agregar el control de estabilidad ( ESP).

Su potencial era el gran espacio interior, con 1.360 litros, que para la época era un lujo, y con 1.760 si se abatían los asientos.

En mayo de 2004 terminó su primera generación y se habían vendido en el mundo 1,1 millones de vehículos.

El Mercedes-Benz Clase A original fue reemplazado por un nuevo modelo (código W 196), que inició su producción en la segunda mitad de 2004, y continuó con éxito hasta 2012, momento en el que la marca germana dio un giro importante al pasar de monovolumen a hatchback, siendo ésta la tercera (y actual) generación de la Clase A. De paso, pudo competir directamente con el Audi A3 y BMW Serie 1.

Este modelo más radical fue adelantado por la marca con un conceptual exhibido un año antes.

El Mercedes-Benz Clase A sigue siendo uno de los referentes de la marca de la estrella, basta decir que es uno de sus “bestsellers” y por su historia de patito feo, claro que tiene mucho que celebrar.

Por ahora, mientras disfruta de una actualización de mitad de vida lanzada el año pasado, Mercedes-Benz prepara el arribo de la cuarta generación del compacto, que tendrá más carrocerías y una nueva base modular.

¿Qué opinas? Cuéntanos