Novedades

El rey de Nürbugring ya puede venderse a público

La Scudería Cameron Glickenhaus recibió el visto bueno de la NHTSA norteamericana para vender autos en Estados Unidos. Cada uno costará dos millones de dólares.

El rey de Nürbugring ya puede venderse a público

Algo hemos hablado de la Scudería Cameron Glickenhaus (SCG), la empresa propiedad del productor de cine y coleccionista de autos James Glickenhaus que deslumbró al mundo en 2015, cuando presentó el súper deportivo SCG003, un hermoso deportivo que arribó con las regulaciones propias de las carreras GT3.

Después de algún tiempo en las pistas, el SCG003 recibió una edición para el uso en las calles que se llevó los aplausos en el último Salón de Ginebra. Y es esta misma versión la que paró hace unas semanas los cronos en Nürburgring en 6.33,2, más rápido que cualquier deportivo que haya pasado por el infierno verde (Lamborghini Huracan Performante, McLaren P1 LM, Porsche 918 Spyder, etc). Eso sí, lo hizo con neumáticos de carrera y por eso su récord no fue homologado. Pueden ver el video más abajo.

Con este currículum a cuesta, SCG presentó los papeles ante la National Highway Traffic and Safety Administration (NTHSA) para convertirse en un "productor de bajo volúmen", lo que básicamente le permite recibir la homologación para ser vendido en Estados Unidos sin necesidad de destruir un auto tras otro para pasar las normas de seguridad (de todas formas sí cumple con la regulación FIA).

Y la NHTSA otorgó este estatus a Glickenhaus el pasado 18 de julio, por lo que el fabricante ítaloamericano puede vender su SCG003 libremente a quienes tengan el dinero para comprarlo. Y no es poco dinero, ya que cada unidad costará dos millones de dólares.

¿Qué se ofrecerá con ello?

El SCG003 se ofrecerá en tres variantes dependiendo de su uso.

La primera es toda una novedad: la SCG003 S, provieniente de Stradale o Calle. Este modelo utiliza el mismo chasis de fibra de carbono, la suspensión adaptativa y la aerodinámica activa que puede generar 700 kilos de carga a 250 km/h de los modelos de carrera, claro que con todo el lujo y el confort de un auto de calle.

La novedad es el uso de un motor de BMW, un V8 4.4 litros biturbo capaz de generar 750 Hp y 850 Nm de par, y que asociado a una caja de doble embrague y siete marchas, acelera de 0 a 100 km/h en menos de 2,9 segundos.

La segunda variante será el SCG003 CS o Competizione Stradale (calle y pista), un modelo de carreras transformado para la calle al agregarle los elementos de seguridad exigidos por la autoridad y el nuevo bloque V8.

El SCG003 C (Competizione) y su motor Honda V6 3.6 biturbo con 550 Hp también podrá ser vendido en Estados Unidos, pero no para la calle.

A cambio, Scudería Cameron Glickenhaus ofrecerá un programa de test en circuitos alrededor del mundo, así como entradas de lujo para carreras como las 24 horas de Nürburgring.

Las tres versiones tendrán el mismo precio: US$2.000.000. Y habrá fila para comprarlo, ya que la marca sólo producirá en Italia entre cuatro y seis unidades en 2018, y entre 8 y 10 en 2019, esperando que para 2020 ya esté lista su nueva fábrica en Estados Unidos, de la que espera sacar unas 100 unidades anuales. Asumimos que de éste y otros modelos más accesible.

SCG003 corriendo en Nürburgring

El SCG003 S

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos