Novedades

El BMW 507 de John Surtees sale a la venta

Bonhams subastará esta reliquia del ex múltiple campeón del mundo en dos y cuatro ruedas.

El BMW 507 de John Surtees sale a la venta

John Surtees se convirtió en leyenda del motorsport mucho antes de su muerte, acaecida a principios de 2017. Y es que este piloto británico tiene un registro que a la fecha nadie más ha podido superar: ser campeón del mundo en las máximas categorías de motos y autos.

Surtees ganó las coronas en el Mundial de Motociclismo de Velocidad siete veces, tres en la categoría de 350cc y otras cuatro en la máxima serie de 500cc, todas con MV Agusta.

Con un registro de 37 victorias en 51 carreras, Surtees se retiró en 1960 se incorporó al equipo Lotus de Fórmula Uno, debutando en el GP de Mónaco, donde terminó segundo. Su primera victoria llegó en 1963 con Ferrari, y el título mundial al año siguiente, siempre al mando de un bólido del Cavallino. Se retiró en 1972 con seis victorias y 24 podios en 112 carreras.

¿Y a qué va todo esto? A que el próximo 13 de julio y en el marco del Festival de la Velocidad de Goodwood, la casa de subastas Bonhams pondrá a la venta un magnífico auto cuyo único dueño fue precisamente Surtees.

Se trata de un BMW 507 roadster de 1957, adquirido por el piloto británico el año siguiente de haber ganado su primer título en 500cc.

Dice la historia que el entonces campeón de 500cc coincidió en Hockenheim con el director de ingenieria de BMW, Alexander von Falkenhausen, quien estaba probando precisamente uno de estos modelos. Surtees quedó impresionado por su belleza y su conducción, y cuando el Conde Domenico Agusta, dueño de MV Agusta, le ofreció un regalo por su título del año anterior, Surtees le pidió un 507.

Como el modelo era muy caro, lo pagaron a medias, aunque la parte de Surtees se canceló con trabajo como piloto de pruebas.

Ahora, el BMW 507 de Surtees es algo especial, ya que el piloto no sólo lo utilizaba para cruzar Europa de punta a punta, sino que le pidió a la fábrica que lo potenciara un poco más ya que no lo sentía tan veloz. La fábrica le añadió al motor V8 carburadores Zenith 36, aumentó la relación de compresión y mejoró la circulación de los gases para aumentar la potencia y el par del motor, mientras que dispuso de frenos de disco en las cuatro ruedas.

Cuando Surtees firmó por Ferrari en 1962, don Enzo lo obligó a comprar uno de los deportivos del Cavallino, ya que no podía bajo ningún punto de vista un piloto oficial de la marca andar en un auto alemán. A pesar de eso, Surtees nunca se deshizo de su BMW 507 y lo conservó hasta su muerte.

Bonhams estima superar las dos millones de libras esterlinas (US$ 2,9 millones) en la venta de este histórico BMW 507 roadster de 1957.

 

 

 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos