Test drive: Nissan X-Trail 2018
02-04-2018 Reportes de Manejo

Test drive: Nissan X-Trail 2018

Uno de los modelos más exitosos y populares del fabricante japonés fue sometido a retoques estéticos y tecnológicos que ahora lo transforman en un SUV mucho más confortable.

Fue en la segunda mitad  de 2017 cuando Nissan presentó en Chile la actualización de mitad de vida de la tercera generación de uno de sus vehículos más legendarios, el X-Trail. Si bien las mayores novedades se encuentran en la tecnología, funcionalidad y seguridad que incorpora, hay algunas mejoras en el look que le dan vigencia comercial, algo que, en todo caso, pareciera no necesitar considerando que fue uno de los SUV más vendidos en Chile durante el año pasado.

Como se trata de un restyling, las características técnicas conocidas del modelo lanzado en 2014 se mantienen inalterables. Mide 4,69 metros de largo, 2,0 metros de ancho, 1,74 metros de alto y tiene 2,70 metros entre los ejes. Con este tamaño, el peso en orden de marcha en torno a los 1.600 kilos no parece desmezurado.

Bajo el capó se mantiene el bloque de cuatro cilindros y 16 válvulas gasolinero, con 2.5 litros de capacidad, que eroga 169 caballos de fuerza y 233 Nm de par, y que estás asociado a una caja automática CVT con simulación de seis marchas, y con tracción ya sea en el eje delantero (versiones Drive, Sense y Advance) o en las cuatro ruedas (versiones Sense y Exclusive).

Tampoco cambia la oferta de cabina con dos o tres filas de asientos, pudiendo escogerse dos variantes con cinco plazas (Drive 2WD y Sense 4WD) y tres con  siete plazas (Sense 2WD, Advance 2WD y Exclusive 4WD). Los precios de lista sin bonificaciones van entre los $15.690.000 y $21.490.000.

¿Entonces, que hay de nuevo en la X-Trail?

Facelift externo e interno

El nuevo Nissan X-Trail luce pocos cambios estéticos que sean realmente reconocibles a simple vista por cualquier persona. Sin embargo, son líneas más actuales que aportan una imagen más alineada con la gama de SUV de la marca.

El facelift frontal permite apreciar una parrilla más grande que adoptó el estilo V-Motion, y que ya se ha vuelto característico de la marca. También se puede ver un sutil cambio en los focos, que incorporan la luz diurna en forma de búmeran y los focos Full Led en las versiones altas, y en ambos parachoques, incluyendo neblineros al estilo Kicks.

Si bien en la zaga las modificaciones son menores y poco notorias, sí se destacan las inserciones cromadas, focos rediseñados y el debut de nuevas llantas de aluminio de 17, 18 y 19 pulgadas.

En el habitáculo tampoco hay cambios demasiado profundos. El panel de instrumentos recibe run ediseño con la incorporación del Nissan Advanced Drive-Assist Display, una pantalla a color de 5” y alta resolución para la información del computador a bordo.

El volante es nuevo, lo que se puede ver claramente en su parte inferior achatada (forma de D). La palanca de cambios también es nueva y está forrada en cuero, mientras que la marca juega con nuevos diseños de colores, texturas y materiales en el panel, puertas y consola. Destaca una moldura brillosa que simula la fibra de carbono y elementos cromados en los costados.

En general, se siente de mayor calidad, y ese sí es un buen upgrade.

La habitabilidad sigue siendo uno de los puntos fuerte de la X-Trail. Como ya lo comentábamos, se mantiene la opción de elegirlo con dos o tres filas de asientos (2+3+2), las que permiten llevar hasta siete pasajeros con relativa comodidad.

En nuestra versión tope de gama, los asientos son de accionamiento eléctrico, mientras que las plazas intermedias pueden abatirse o reclinar el respaldo, e incluso desplazarse longitudinalmente para ampliar el espacio de la tercera fila (que por cierto, es para niños más que para adultos), lo que mejora sustancialmente el confort a bordo.

El maletero es generoso, aunque está lejos de competir con modelos como un Hyundai Santa Fe o un Honda CR-V. Dispone de un fondo móvil (se puede subir o bajar), permitiendo cargar 266 litros si la tercera fila está en uso, 487 litros si sólo se están utilizando cinco asientos, y supera los mil litros si se tira todo para abajo.

Un punto destacado es el sistema de plegado de la tercera fila, sencillo de realizar, y la incorporación en esta versión de la apertura eléctrica sin manos para el portalón trasero.

Más tecnología

Es en este ítem donde la X-Trail mejoró más respecto de su antecesor, aunque como siempre pasa, lo mejor quedó relegado a la variante Exclusive, cuyo precio supera los 21 millones de pesos.

En seguridad, todas las versiones cuentan con doble airbag frontal, frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas, con ABS, EBD y programa de frenado dinámico con deslizamiento limitado, asistente de arranque en pendiente, control de estabilidad y tracción, frenado de motor inteligente, gestión de marcha inteligente, torque vectoring, inmovilizador y alarma.

En nuestra versión tope de gama hay seis airbags, llave inteligente, botón de encendido, cámara de retroceso y control de descenso.

Todos los modelos cuentan con sistema de infoentretenimiento con pantalla de 5” y bluetooth, pero no añade conectividad a smarthphone, algo inexplicable en este segmento de precios. La variante más alta agranda la pantalla a 7” y suma GPS.

Uno de los grandes aportes que ofrece la renovación es el sistema Intelligent Around View Monitor, que a través de cuatro cámaras ubicadas en diferentes puntos de la carrocería, entrega una visión en 360° del entorno del vehículo.

Esta nueva versión incorpora también la función Intelligent Auto Headlights, un sistema de luces inteligentes que se adapta a las condiciones del manejo y el ambiente, evitando encandilar a un conductor que transita en sentido contrario.

Asientos de cuero y con ajuste eléctrico, climatizador automático,

Agradable en todos los usos

La Nissan X-Trail de antaño se conducía bien y eso no cambia con este restyling. No cambia en nada, ni para mejor ni para peor. Eso significa que los consumos siguen siendo relativamente altos, en torno a los 12,5 km/litro en carretera y unos 8 en ciudad.

El motor ofrece aceleraciones constantes a pesar de la caja CVT, y ésta ofrece un accionamiento suave y silencioso. Cuando se requiere de fuerza, basta con apretar el acelerador con decisión y tras un letargo propio de este tipo de transmisiones, la respuesta se consigue con contundencia.

Lo mejor es la suavidad de marcha, gracias a la propia caja y a un gran trabajo de aislación del habitáculo. Lo mejor es la sensación que se obtiene a bordo, de bienestar absoluto mientras se conduce desde una posición de manejo sobre elevada, con muy buena visibilidad.

Su origen norteamericano se nota en la calibración tanto de la suspensión como de la dirección, ya que ambas están plenamente enfocadas en brindar confort en todo tipo de caminos.

Así, la X-Trail es capaz de amortiguar malos pavimentos y caminos de tierra, pasar los lomos de toro sin topar ni rebotar, y generar una dinámica suave y continua en carretera. Eso sí, en curvas cerradas y en velocidad hay un rolido de la carrocería más que evidente.

La dirección es la misma cosa: muy suave y asistida a la perfección para estacionarse en un centro comercial, livianita de manejo a baja velocidad, pero con escaso tacto cuando se eleva la velocidad, y eso no siempre nos gusta.

Sin embargo, nos parece que sigue siendo un SUV de Nissan tradicional, y eso termina siendo positivo. La mejora de confort de marcha y la mejor aislación del habitáculo dan cuenta que la marca estaba contenta con su producto y sólo metio mano en detalles en beneficio del cliente.

Conclusión

Aunque la nueva X-Trail tiene bien poco de nueva, hay pequeñas mejoras que van en directo beneficio de quienes valoran el andar suave y agradable en todo tipo de superficies.

La X-Trail mantiene su vocación familiar con sus versiones de siete plazas, añade mejores materiales y acabados, suma tecnología de seguridad, pero se queda atrás en materia de conectividad, algo impresentable considerando que hasta un Kicks ofrece Apple CarPlay y Android Auto.

Tampoco mejora su algo deficiente nivel de rendimiento, e insistimos que las cajas CVT no nos gustan, pero funcionan.

Sin duda, el X-Trail 2018 seguirá siendo uno de los SUV más vendidos del país. 

 

Galería Nissan X-Trail 2018 - Lanzamiento en Chile

Nissan X-Trail 2018 - Lanzamiento en Chile

1 de 14

Galería Test Drive: Nissan X-Trail F/L 2018

Test Drive: Nissan X-Trail F/L 2018

1 de 20

¿Qué opinas? Cuéntanos