BYD regresa al mercado chileno
16-04-2018 Novedades

BYD regresa al mercado chileno

Dos años después del cese de la comercialización de vehículos livianos en el país, la firma china inicia una nueva ofensiva comercial, ahora sin importador de por medio.

BYD aterrizó en Chile a mediados de 2008 de la mano de Indumotora, el grupo automotor importador de Kia y, por entonces, Subaru, en un intento por sumarse al boom de las marcas chinas. Pero la verdad, BYD nunca despegó realmente, y sólo su compacto F0 consiguió algo de relevancia comercial en el país.

Por un lado, el tempranero enfoque en autos eléctricos a nivel de fábrica limitó el desarrollo de autos convencionales atractivos, y esto terminó afectando la venta en Chile. Por el otro, el manejo de Indumotora no estuvo a la altura de lo que hizo Derco con Great Wakll, Changan, JAC, y SKBergé con Chery, lo que, a la larga, terminó con BYD (y también ZX Auto) fuera del mercado en 2016, con apenas 13 mil unidades comercializadas en 9 años.

Pero no hay primera sin segunda, y BYD regresa a Chile, esta vez sin Indumotora de por medio, sino con una operación directa de la fábrica, que en el último tiempo se ha enfocado principalmente en la introducción de los buses eléctricos de BYD en el Transantiago.

A principios de año organizó un test drive para público con sus nuevos modelos en Movicenter, y este último fin de semana se realizó la primera preventa oficial en el Mall Plaza Vespucio, con versiones y precios ya estipulados.

Por ahora, BYD ofrecerá tres vehículos de pasajeros: los SUV S1 y S5 y el sedán compacto F3, la nueva generación del modelo que se comercializó hace unos años. Eso sí, la idea es en un corto plazo lanzar modelos híbridos enchufables y 100% eléctricos en Chile.

El F3 es un sedán mediano de 4.617 mm de largo, 1.716 mm de ancho, 1.480 mm de alto y 2.615 mm entre los ejes. Monta un bloque aspirado de 1.5 litros, que eroga 109 Hp y 145 Nm de par, asociado a una caja mecánica de cinco velocidades o automática CVT.

Disponible entre versiones, con precios de lista entre $8.090.000 y $9.690.000, incluye de serie doble airbag frontal, frenos ABS con EBD, kit eléctrico completo, aire acondicionado, llantas de 15” y luces diurnas LED, pudiendo agregar control de estabilidad, sunroof, volante multifunción, sensor de retroceso con cámara, y pantalla multifunción con bluetooth.

El S1 es un crossover compacto, que mide 4.360 mm de largo, 1.785 mm de ancho, 1.650 mm de alto y 2.535 mm entre los ejes, con 200 mm de despeje al piso.

Disponible en dos versiones iniciales, con precios de $10.590.000 y $11.890.000, el S1 se ofrecerá con el mismo motor aspirado del F3, pero pronto estará disponible con un 1.5 Turbo.

De serie se ofrecerá con doble airbag frontal, frenos ABS, llantas de 16”, barras en el techo, portalón eléctrico, aire acondicionado, vidrios y espejos eléctricos, entre otros. La segunda variante añade airbags laterales y de cortina, sunroof, llantas de 17”, control de estabilidad, asistente de descenso, control crucero y un sistema de infoentretenimiento con pantalla de 8”.

Finalmente, el S5 es un SUV mediano, que mide 4.565 mm de largo, 1.830 mm de ancho, 1.720 mm de alto y tiene entre ejes 2.660 mm.

Disponible en dos versiones, ambas cuentan con el motor 1.5 Turbo, que eroga 154 Hp y 240 Nm de par, asociado a una caja mecánica de seis velocidades. Los precios de lista son de $13.090.000 y $14.790.000.

La primera se ofrece con tapiz de ecocuero, kit eléctrico, climatizador, doble airbag, ABS, ESP, llave inteligente, sensores de retroceso, sistema de audio con bluetooth, agregando luego sunroof, llantas de 18”, sistema multimedia con GPS, cámara de retroceso y airbags laterales y de cortina.

Se desconoce la estrategia comercial de la marca, la red de concesionarios que operará en Chile y cuando se lanzará de manera oficial. Lo claro es que ofrece sustanciales bonos de marca y de preventa, que dependiendo del modelo van desde 1,5 a 2,5 millones de pesos.

Por cierto, Eliseo Salazar es el embajador oficial de marca para Chile y Latinoamérica.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos