Novedades

En un futuro, los hackers podrán alterar los sistemas de seguridad en un auto

Debido a ciber ataques, se perdería una cifra realmente escandalosa entre fabricantes y proveedores.

En un futuro, los hackers podrán alterar los sistemas de seguridad en un auto

Si bien la tecnología que ofrecen los automóviles modernos, elevan el confort y la seguridad, la posibilidad de sufrir un ataque cibernético es sumamente elevada.

Esta predisposición de “hackear” los autos se convierte en perdidas económicas, sobretodo para los fabricantes y proveedores. De hecho, un estudio publicado por Upstream Security indica que los ataques cibernéticos podrían costarle a la industria automotriz más de $24 mil millones de dólares en cinco años.

Cada uno de los ataques que van  desde el físico hasta la tecnología wireless, se pueden desencadenar desde cualquier lugar que ponga en riesgo tanto a los conductores como a los pasajeros. Estos problemas van desde los sistemas críticos de seguridad de los vehículos, los ataques a los centros de datos en los servidores back-end, el robo de identidad en el uso compartido de automóviles e incluso los problemas de privacidad, en donde únicamente un ciberataque puede costarle a un fabricante de automóviles $1.1 mil millones de dólares.

Según Yarkoni, cada vez más, el mundo del automóvil se está convirtiendo en un ecosistema de movilidad inteligente. Ahora, los automóviles conectados, los vehículos autónomos, los servicios de viaje compartido y el transporte agregado de todo tipo están agregando complejidad y riesgo a una velocidad increíble.

Y la ficción nos lo ha anticipado. La avalancha de autos hackeados en peliculas como Rápido y Furioso, hasta la serie de anime Ex-Driver, donde pilotos profesionales deben manejar autos análogos para perseguir a vehículos autónomos de uso compartido que se han salido de control por atentados, son fantasias, pero que podrian perfectamente ser un escenario real en unos años más. Lo mismo para los sistemas multimedia, en especial si estan basados en lenguajes de programación conocidos o plataformas masivas (como Android), podrian ser blanco facil para nuevos ladrones de autos, con conocimientos informáticos.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos