Autos clásicos

Mercedes-Benz festeja 125 años liderando el automovilismo

Una historia de éxito que tiene sus raíces en los primeros días del automóvil.

Mercedes-Benz festeja 125 años liderando el automovilismo

Este 2019 es un año sumamente emblemático para Mercedes-Benz, ya que celebra 125 años del su primera carrera de autos.

Años después de la invención del automóvil y antes de finalizar el Siglo 19, el automovilismo se hizo presente con una serie de evoluciones e innovaciones que le permitió a los fabricantes de vehículos desarrollar mejores productos. En el caso específico de la marca alemana, su participación en las pistas es la más longeva si se compara con otros constructores de vehículos. Mientras que la primera competencia mundial de autos de Mercedes fue celebrada en 1894, la victoria número uno la consiguió en la Semana de Niza en 1901.

A lo largo de estos más de 100 años en el deporte motor existen varios momentos memorables para la compañía, como la triple victoria de Daimler-Motoren-Gesellschaft en el Gran Premio de Lyon en 1914, el período de los compresores después de 1922 y, sobre todo, la era de los Silver Arrows antes y después de la Segunda Guerra Mundial, así como en los rallies.

Una muestra clara de empeño y tradición en el automovilismo de Mercedes-Benz está ratificada con los éxitos actuales, como los cinco campeonatos mundial consecutivos en la Fórmula 1 o el Campeonato de Pilotos, Equipos y Constructores de 2018 en el DTM, justo antes de retirarse de los Turismo alemanes.

Es importante mencionar que la participación en las carreras, no es un hobbie para los fabricantes, sino que es un laboratorio que permite llevar todo el know-how a los vehículos de producción masiva, y viceversa. Esto significa que muchas innovaciones técnicas que abren nuevos caminos en la ingeniería automotriz tienen sus raíces en los desarrollos pioneros de los ingenieros de carreras.

Retomando la larga historia de éxitos internacionales en el automovilismo por parte de Mercedes-Benz, no podemos dejar de mencionar al Benz 200 PS, auto que en 1909 se convirtió en el primer vehículo terrestre que superó la marca mágica de 200 km/h, lo que le originó el apodo "Blitzen Benz".

La fusión de Daimler-Motoren-Gesellschaft con Benz & Cie en 1926 creó Daimler Benz AG, marcando el inicio de las actividades de carreras más exitosas de la marca. Esta era está dominada por los autos deportivos supercargados de Mercedes-Benz, que ganaron todos los eventos importantes a finales de ese década. La gloria de la corona sigue en 1931 con la extenuante Mille Miglia, en la que Rudolf Caracciola dirige la versión corta del SSK a una victoria espectacular.

La era de los Silver Arrows -Flechas de Plata- se extiende desde la década de 1930 hasta 1955, interrumpida por la Segunda Guerra Mundial. Los historiadores de la marca reúnen a toda una familia de autos de carreras, vehículos de registro y autos deportivos de carreras bajo este nombre que, con su cuerpo plateado, su ingeniería sobresaliente y las victorias históricas, se convierten en una leyenda.

Antes de la guerra, Mercedes-Benz dominó el Gran Premio de Europa con los Silver Arrows; en 1952, el regreso se lleva a cabo con el auto de carreras 300 SL (W194) y, en última instancia, el doble Campeonato Mundial de Fórmula 1 en 1954 y 1955 con la W196 R, así como la victoria en el Campeonato del Mundo de Autos Deportivos con el 300 SLR ( W196 S) en 1955.

Ante los grandes desafíos que se crean con el desarrollo de nuevos automóviles de pasajeros, la marca de Stuttgart se retira del deporte del motor al final de la temporada de 1955 a raíz del violento accidente protagonizado por el francés Pierre Levegh al mando de un Mercedes en las 24 Horas de Le Mans de ese año, y que finalizó con más de 80 personas muertas. Ante esta situación, los equipos privados apoyados por Mercedes-Benz continuaron la tradición del automovilismo y tuvieron una fuerte presencia en los podios internacionales.

Para la década de 1960, los W111/112 y los 230 SL (W113) dominaron las carreras de rally internacionales. Igualmente, el coupé de lujo SLC (C 107), también dejó huella a finales de la década de 1970, antes de que el G-model ganara el Rally París-Dakar en 1983.

Junto a estos autos de carreras, los vehículos de registro se crean una y otra vez. Varios se basan en vehículos de investigación como el C 111 (C 111-II D de 1976 a C 111-IV de 1979). Otros se derivan de la producción, como el Mercedes-Benz 190 E 2.3-16 en 1983, que establece tres récords mundiales y nueve récords de clase en Nardó, sur de Italia.

Regreso al circuito

Tras una larga ausencia, Mercedes-Benz regresó a las carreras de manera oficial a fines de la década de 1980, ganando dos campeonatos mundiales con autos de carreras del Grupo C. Paralelamente, la empresa de Stuttgart participó en el Deutsche Tourenwagen-Meisterschaft (DTM) y más tarde en el Campeonato Internacional de Turismos (ITC).

En general, entre 1986 y 1996, Mercedes-Benz ganó tres campeonatos y fue subcampeón cuatro veces. A partir del 2000, la marca nuevamente participa en el DTM (German Touring Car Masters) reorganizado, con victorias de marca en 2000 a 2003, 2005 y 2006, 2008 a 2010, así como en 2018, y títulos de pilotos en 2000, 2001, 2003 (cada uno por Bernd Schneider), 2005 (Gary Paffett), 2006 (Bernd Schneider), 2010 (Paul di Resta), 2015 (Pascal Wehrlein) y 2018 (Gary Paffett).

Los años 2003 y 2010 fueron los puntos más altos ya que el equipo logró el triple de victorias en cada año. En la cima de su éxito, Mercedes-Benz se retira del DTM al final de la temporada 2018 y en su lugar se enfoca en involucrarse en la Fórmula E.

Después de que la empresa de Stuttgart pudo celebrar tal éxito en el Grupo C y el DTM desde finales de la década de 1980, en la temporada de 1994, Mercedes-Benz regresa a la clase principal de automovilismo: la Fórmula 1, inicialmente a través del Sauber-Mercedes, y los equipos McLaren-Mercedes (temporada 1995). Durante este tiempo, Mika Häkkinen ganó dos campeonatos (1998 y 1999) y Lewis Hamilton un campeonato mundial (2008).

Ya sin intermediarios, Mercedes-Benz regresó de manera formal a la Fórmula 1 en 2010 y con Michael Schumacher al mando, quien después de su retiro en la temporada 2013 es reemplazado por Lewis Hamilton. En 2008, Hamilton se convirtió en el campeón del mundo más joven en la historia de la Fórmula 1 con tan solo 23 años de edad. Desde 2007 hasta 2012 ha ocupado un lugar central en el podio de una carrera de Grand Prix no menos de 21 veces. Nico Rosberg celebró su primera victoria en la carrera en Shanghai en 2012. A medida que se acerca la temporada 2013, el equipo de trabajo de Mercedes AMG Petronas obtuvo el segundo lugar en el Campeonato de Constructores.

La temporada 2014 marcó el comienzo de otra edad de oro para las Silver Arrows a medida que el equipo ganó cinco títulos consecutivos: de 2014 a 2018, Mercedes AMG Petronas fue el Campeón del Mundo de Constructores de Fórmula 1. Lewis Hamilton (2014, 2015, 2017 y 2018) y Nico Rosberg (2016) ganaron los títulos de los pilotos. Esto se suma a los subcampeonatos de pilotos de Nico Rosberg (2014 y 2015) y Lewis Hamilton (2016), y un tercer lugar de Valtteri Bottas (2017). Dominio total.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos