Motos

KTM 790 Adventure, una moto para que David enfrente a Goliat

Mid-Trial, Mid-Travel, multi-propósito, enduro, no sabemos como etiquetarla, pero no nos quedan dudas que esta 790 golpeará fuerte por su versatilidad y su herencia motorsport.

KTM 790 Adventure, una moto para que David enfrente a Goliat

Hoy, KTM presentó a la prensa especializada, una moto muy esperada por el desarrollo que tiene, como es la 790 Adventure. Lleva un apellido prestigioso, lo que significa que tiene que rendir como tal y afortunadamente hablamos de KTM, una marca que no cede ni un milímetro en su búsqueda por performance. Y aquí se lo tomaron tan a pecho, que comprimieron la moto en varios de sus aspectos, para lograr un empaque compacto, ligero pero muy versátil y que puede hacerles frente a motos mucho más aguerridas.

“La historia de KTM es larga y exitosa en el concepto de motos diseñadas para la conducción on-off, por eso esperábamos con ansias le llegada de estos dos nuevos modelos. Son motos más livianas y fáciles de manejar que las de mayor cilindrada, pero igual de entretenidas y preparadas para llevarlas por toda clase de caminos”, aporta Jan Spaarwater, brand manager de KTM.

La 790 Adventure parte desde un chasis de acero al cromo molibdeno, fuerte pero ligero. De hecho, ayuda a que la moto solo pese 189 kilos. Su carenado, atlético y aguerrido, también es de alguna manera minimalista, en el sentido de que son pocas piezas, lo que ayuda en lo estético, en lo aerodinámico y también en la sencillez de mantención. Los paneles se fabrican directamente en el color que llevan en el exterior, cosa de que si se raya, mantenga su look. Destaca su parabrisas ajustable y su foco principal en LED, asi como sus protecciones para el motor.

Su motor es muy compacto (LC8c), aunque de 799 cc, con 95 Hp de potencia y 89 Nm de torque. Presenta 8 válvulas y doble árbol de levas, cilindros encamisados en Nikasil, pistones aligerados con tres anillos y cárter reforzado, de una sola pieza. Asociado a una compacta transmisión de 6 velocidades con embrague anti rebote, asegura un trabajo suave, pero con entrega contundente. Es la primera Adventure bajo los 900 cc desde el 2006.

En cuanto a la suspensión, comienzan las diferencias entre los dos modelos presentados, la Adventure y la Adventure R. La primera, de vocación más asfáltica presenta una suspensión de 200 mm de recorrido y 43 mm de diámetro. La R en cambio, mucho más orientada al off-road, se las arregla con 240 mm de recorrido y elementos más robustos de 48 mm. Estos son elementos WP Apex y en el caso de la suspensión trasera de la R, presenta un amortiguador progresivo, aparte claro, de su particular angulación.

Y todo esto, el empaque del motor, la transmisión, la suspensión y su estanque de 20 litros (suficiente para 450 kms de carretera), inspirado en el diseño de la moto que corre en el Dakar (con depósitos más abundantes en la zona baja), le confieren una posición al volante única, muy cómoda y muy accesible para todo tipo de usuarios. Incluso, llega a ser beneficioso en dos áreas; es una moto con un centro de gravedad muy bajo y que permite una mayor eficiencia en el reparto de pesos y vaciado del combustible. ¿Lo mejor? Que es una moto que no intimidará a usuarios más pequeños o mujeres que, por su altura, pueden verse complicados en una moto de mayor tamaño, como son las Adventure 1290. 

Al volante nos encontramos con un fantástico display, muy minimalista y que concentra toda la información de la 790, incluyendo soporte para smartphones (para que uses tu teléfono como fuente multimedia y navegador), bluetooth, los modos de manejo y las asistencias electrónicas que ayudan a que la KTM pueda lograr su máximo performance. En la 790 estándar, nos encontramos con ABS (con modo off-road y asistencia en curvas), asistente de freno de motor y sensor de caída, aparte de un control de tracción con tres modos, Street, Off-Road y Rain. Opcional en la estándar, pero de serie en la 790 R está el modo Rally, que transforma radicalmente el performance de la 790 a partir de 9 niveles diferentes de gestión según los distintos terrenos que tengas que enfrentar. Vale destacar que la 790 se concibió lado a lado junto a la moto que corre el Dakar, así que hay una transferencia directa de expertiz e ingeniería hacia algunos elementos.

Opcionales para ambas motos, son el modo Quickshifter para cambios sin embrague y el control crucero, aparte de una vasta selección de asientos, cases y accesorios, o un escape Akrapovic.

Los precios, por ahora son de $9.590.000 para la 790 Adventure, más orientada a viajes largos o caminos más compactados y de $10.390.000 para la 790 Adventure R, que como señalamos, es la versión más "rally" de la Adventure. Se diferencia por cambios como los que ya mencionamos, como la suspensión, el modo Rally, pero aparte también tiene modificaciones menores en el parabrisas, el asiento que equipa de fábrica, algunos colores y sus neumáticos.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos