Lanzamientos

Toyota Hilux GR S llega a Chile en medio del WRC

Sin aviso alguno más que una información que manejábamos por interno, nos enteramos que Toyota mostraría a la Hilux GR S en Concepción. Solo 20 unidades se comercializarán en el país.

Toyota Hilux GR S llega a Chile en medio del WRC

Durante la semana nos enteramos de una información privilegiada; Toyota lanzaría en el país a la Hilux GR S, con unas pocas unidades limitadas y realizaría una activación en Concepción, aprovechando el revuelo del Mundial de Rally. Claro, la camioneta de Toyota viene firmada por Gazoo Racing, la estructura que hoy oficia como uno de los brazos deportivos de la firma japonesa y que también se hace cargo de su equipo oficial en el WRC. Vitrina y cortina de humo a la vez, puesto que Toyota Chile no ha hecho alarde de esta información, si bien luego nos fue confirmada de manera oficial cuando les preguntamos.

Lamentablemente, por temas que no comentaremos por esta vía, no podremos hacernos presentes en la zona para cubrir el Rally -y mucho menos ver la camioneta con nuestros propios ojos- así que recurrimos a un amigo de la casa, quien hizo de paparazzi en busca de la camioneta. No tuvo que darse muchas vueltas, puesto que la nueva Hilux GR S estaba luciéndose directamente en un concesionario de Toyota (Maritano Ebensperger) a vista y paciencia de todos.

La Hilux GR S es una edición especial de la camioneta Toyota. La conocimos en persona durante el Salón de Sao Paulo y luego la probamos en Argentina, su país de procedencia, donde aprendimos que solo se fabricarán 1500 unidades numeradas, con 500 de estas, destinadas exclusivamente para el mercado local y el resto para exportación. Incluso un par, fueron enviadas directamente a Japón. A Chile, según sabemos, solo estarán disponibles cerca de 20 unidades. La que ilustra nuestro reporte, es la #321 de la partida.

Por lo que sabemos, no hay cambios en sus especificaciones con respecto al modelo que se comercializa en el país vecino. Esto significa que su motor 2.8 Turbodiésel de 177 Hp y 420 Nm (450 Nm en la automática) no recibió alteraciones, al igual que las opciones de transmisión, ambas manual o automática de seis velocidades.

¿Entonces, que le cambiaron?

Estéticamente nos encontramos con una nueva parrilla de color negro, incluyendo el logotipo de Toyota, tal como lo recordamos de modelos como el FJ Cruiser. El capot es de color negro, al igual que la barra antivuelco, las pisaderas tubulares, espejos, manillas y parachoques trasero. Los pasos de rueda cuentan con guarniciones plásticas y los focos llevan tecnología LED. En la carrocería, se lucen, aunque de gusto cuestionable, graficas en color negro y rojo más los isotipos y emblemas del Gazoo Racing. Los colores de las gráficas cambian según el color de la carrocería, rojo o negro. En dichos casos, el color del capot también coincidirá con el del resto de los paneles. Las llantas son bicolor y de 17 pulgadas, con neumáticos AT.

El interior presenta butacas delanteras tapizadas en cuero perforado con costuras rojas y diversos elementos decorativos en ese mismo color, tanto en el tablero como en los paneles de las puertas, así como una placa identificatoria con el número de unidad y algunos logos de Gazoo Racing repartidos en los asientos y botones.

Esta versión cuenta en equipamiento con climatizador bizona, sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7”, navegador, volante multifunción, control crucero, kit eléctrico completo, acceso keyless con botón de encendido, sensores delanteros y traseros con cámara de retroceso, espejos con desempañador, entre otros.

Con respecto a su nivel de seguridad y desempeño, equipa 7 Airbags, control de tracción activo (A-Trac), dos modos de manejo (Eco, Power), control de balanceo de remolque, asistente de arranque y descenso en pendientes, control de estabilidad, bloqueo electrónico de diferencial trasero y cubre cárter "Heavy Duty".

Cambios muy notables, que son los menos, están en la suspensión, donde se reemplazaron los resortes por unos más duros y los amortiguadores por unos monotubo de mayor diámetro. La dirección también fue recalibrada para un manejo más comunicativo. Finalmente, se incorporó un sistema iMT, que es muy similar al RevMatch de Nissan, una especie de "punta-taco" electrónico y que empareja las RPM del motor cuando pasamos marcha.

Ahora, la parte negativa, el demoledor precio de estas versiones: $32.990.000 con IVA incluido. Para gustos, colores... y precios.

*Agradecimientos a Álvaro Henry por las imágenes en terreno

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos