Tips y Consejos

¿Cómo funciona el el monitor de presión de los neumáticos?

Esta tecnología de los automóviles, es sumamente importante en el tema de seguridad.

¿Cómo funciona el el monitor de presión de los neumáticos?

Además de ahorrar combustible, reducir las emisiones contaminantes y optimizar el desgaste de los neumáticos, existe un punto trascendental para tener siempre una presión correcta en cada una de las ruedas del automóvil y es la seguridad. Teniendo en cuenta este punto, fue que se desarrolló una tecnología de seguridad activa diseñada para alertar al conductor sobre un cambio en la presión de los neumáticos.

Denominado como Sistema de Control de Presión de los Neumáticos (TPMS), este instrumento está catalogado como una de los más esenciales para salvaguardar la integridad de los automovilistas y pasajeros, al grado que las autoridades de algunos países los exigen de serie en los vehículos nuevos.

¿Cómo funciona el TPMS?

Dependiendo del modelo y/o fabricante, el Sistema de Control de Presión de los Neumáticos utilizan el método directo o indirecto para detectar el nivel de aire en las ruedas.

Directo: este método utiliza un sensor alimentado por batería integrado en el conjunto de la válvula para medir físicamente la presión absoluta del aire dentro de la propia cavidad del neumático. Los datos del sensor en cada rueda se transmiten de forma inalámbrica a un módulo de control conectado a la computadora central del automóvil, lo que genera una alerta visible para el conductor si alguno de los neumáticos pierde presión.

Indirectoeste método utiliza los sensores de velocidad de rueda existentes dentro del sistema de frenos antibloqueo (ABS) para "medir" la presión de los neumáticos al detectar diferencias en la velocidad de rotación de la rueda. Un neumático con menos presión de aire tendrá una circunferencia más pequeña y, por lo tanto, girará a una velocidad mayor que una rueda que no ha perdido la presión de aire.

Los datos de los sensores de velocidad de la rueda se comunican directamente a la unidad de control del ABS, lo que genera una alerta visible si se detectan anomalías en la velocidad de la rueda.

¿Qué hacer si se enciende la luz TPMS?

Si aparece la luz de advertencia amarilla del TPMS quiere decir que la presión de aire en al menos uno de sus neumáticos ha caído por debajo de un nivel de tolerancia mínimo -alrededor del 20-25 por ciento-. Esto puede indicar una fuga, una perforación o algún otro tipo de daño.

Hay que tener cuenta también que los cambios drásticos en la temperatura ambiente, como conducir desde una montaña fría a un valle cálido, pueden ocasionar que los sistemas directos generen una alerta hasta que la temperatura se estabilice. De manera similar, los sistemas indirectos pueden ocasionalmente confundir el desgaste desigual de los neumáticos con una fluctuación en la presión de los neumáticos.

Independientemente de las circunstancias, si se enciende la luz de advertencia del TPMS, hay que detener el automóvil en un aérea segura lo más pronto posible para revisar visualmente los neumáticos. Si alguno parece estar desinflado pero sin daños, hay que intentar volver a inflarlo a la presión correcta y restablecer el TPMS.

Si la rueda ha sufrido daños más graves, será necesario continuar su viaje con el neumático de repuesto, llevar a cabo una reparación temporal con un kit de reparación de llantas o llamar a un servicio de asistencia de emergencia para un traslado.

¿Cómo cancelar la luz de advertencia TPMS?

Dependiendo del modelo será la manera de cancelar la alerta de TPMS. Mientras que algunos vehículos equipan un botón físico debajo del tablero o en la guantera, existen otros en los que es necesario entrar al menú de la computadora para “resetear” este sistema.

¿Qué pasa si sustituyo algún neumático?

Directo: el estado y la función de la válvula TPMS y el conjunto del sensor se deben verificar cada vez que se reemplacen los neumáticos. Esto implicará una inspección física y un diagnóstico electrónico.

La batería integrada tiene una vida útil de alrededor de diez años y no se puede reemplazar. El diagnóstico electrónico debe revelar el estado de la batería, lo que le ayudará a decidir si reemplaza toda la unidad al mismo tiempo que el neumático.

Aunque el conjunto principal de la válvula es robusto, las piezas expuestas a la atmósfera pueden deteriorarse con el tiempo. Por lo tanto, si el nivel de la batería es adecuado y la unidad principal se conserva, sería conveniente reemplazar ciertos componentes.

Indirecto: dado que este sistema no está directamente relacionado con los neumáticos, no se necesitan más medidas, suponiendo que los neumáticos se reemplacen de manera similar. Sin embargo, siempre es aconsejable reemplazar las válvulas al cambiar los neumáticos.

¿Cambiar los neumáticos afecta al TPMS?

No si el automóvil cuenta con medición TPMS indirecta . En cuyo caso, puede cambiar los neumáticos sin necesidad de programación adicional del sistema.

Debido a la precisión y complejidad de la medición directa, el módulo de control TPMS está diseñado para reconocer y comunicarse con un solo juego de ruedas a la vez. Por lo tanto, si se cambia un neumático, será necesario que un técnico reprograme el módulo de control a través del puerto OBD del vehículo.

Hay ocasiones en que puede ser necesario conducir sobre una rueda que no está equipada con una válvula de TPMS, como después de un ponchadura cuando se monta la rueda de repuesto. En tales circunstancias, la luz de advertencia permanecerá encendida.

¿Hay que revisar los neumáticos manualmente?

Aunque el TPMS está diseñado para emitir una alerta de seguridad en caso de una pérdida significativa de la presión de los neumáticos, no reemplaza las inspecciones manuales. De esta manera no hay que omitir una revisión del inflado al menos una vez por mes.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos