Novedades

El Volkswagen Concept 1 fue más que el oráculo del New Beetle

Con la partida del Beetle, pocos se recuerdan que el Concept 1 fue quien anticipó el futuro del Escarabajo en 1994. Sin embargo, su planificación escondía algunas tecnologías en desarrollo que hoy son la motivación de muchas marcas, incluyendo al Grupo Volkswagen.

El Volkswagen Concept 1 fue más que el oráculo del New Beetle

Y se fue el último Beetle. A muchos no les importará mucho, puesto que el Escarabajo original, el Tipo 1, dejó de existir el 2003 y para los puristas, no hay nada que reemplace un motor bóxer enfriado por aire.

Siendo muy fanático del Escarabajo original, siempre he sentido cariño por los Beetle más nuevos. Quizás debe ser porque desde chico me vi expuesto a muchas revistas de autos y en una de esas tantas, apareció el Concept 1, una suerte de Escarabajo retro futurista que me voló la cabeza.

El Concept 1 debutó en el Salón de Detroit de 1994. Fue diseñado por J Mays y Freeman Thomas en el estudio de diseño de Volkswagen en California. Su diseño, es fiel a la estética por la que se le conoce a J Mays, superficies limpias y figuras sencillas. Técnicamente parecía una reinterpretación minimalista y muy moderna de la silueta del Escarabajo. El Concept 1 también me evoca a otro modelo de J Mays, el Audi Avus, modelo que inspiró al Audi TT, que también recoge varias ideas del Concept 1. No por nada, muchos modelos de Volkswagen y Audi de esa época se parecen tanto, en especial el Audi A6, el Volkswagen Golf, el Polo, el Passat y el Bora. J Mays después se fue a Ford, donde hizo de las suyas en otros modelos que puedes reconocer muy bien de su trazo, como el Ford GT y el Mustang del 2005, otros ejercicios retro-futuristas.

Como buen conceptual de la época, la forma lo era todo y es por esa razón, que el ejercicio de diseño no tiene esa personalidad utilitaria y honesta del original. Pero le fue tan bien, que destruir la idea del conceptual seria echar por la borda todo lo logrado (con lo que cuesta llevar los conceptuales a la linea de fabricación sin tantos cambios). Aunque claro, las reglas para traer al Beetle de vuelta igual estaban atadas a los pragmatismos de cualquier industria y su desarrollo tendría que hacerse al alero de piezas existentes en el Grupo Volkswagen. El Concept 1 se concibió en la plataforma del Polo, pero vio la luz en la base del Golf Mk.4, tres años después de su debut en Detroit.

Ahora, algo muy llamativo del Concept 1, que es la excusa que tengo para escribir de este auto, es que cuando fue mostrado, se anticipó con tres tipos de posibles propulsores; un motor turbodiésel acoplado con una transmisión llamada EcoMatic que bajo ciertas condiciones podía funcionar "a vela" tal cual como un Mild-Hybrid, un segundo motor turbodiésel híbrido y un motor 100% eléctrico provisto por Siemens. ¡Las tres tecnologías que hoy impulsa el Grupo Volkswagen! Si la ironía está en todos lados...

Triste es que después de 25 años, el Beetle nunca pudo probar ninguna de estas tecnologías, las que hoy puedes encontrar en muchos modelos actuales del Grupo Volkswagen. Sin embargo, es muy llamativo el hecho de que finalmente el Concept 1 le legó bastante más a Volkswagen que un romance con el pasado.

Un nuevo Beetle, al parecer no está en los planes. Y volver a resucitar un emblemático modelo, aunque sea con un motor eléctrico posterior, dimensiones compactas y asequible para todos, puede terminar por quemar un ícono. Por ahora, solo despedirse y poner banderas a media asta, para que el Beetle descanse en paz.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos