Novedades

Volkswagen se atreve con un T-Roc Cabrio

La marca presenta una variante con techo de lona escamoteable en su SUV compacto europeo.

Volkswagen se atreve con un T-Roc Cabrio

Tal cual lo hizo en su momento Nissan con el Murano descapotable, de pésimo recuerdo para muchos, y lo hizo también Land Rover con el Evoque Cabrio en la generación pasada, esta vez es Volkswagen quien apuesta por un SUV convertible: el T-Roc Cabrio.

La marca lo define como “el primer descapotable crossover compacto”, un modelo que se une a la gama exclusiva para Europa, que ya cuenta con las variantes T-Roc y T-Roc R, para confirmarse como uno de los estrenos más exitosos del año, con más de 360 mil unidades vendidas desde su lanzamiento comercial en 2018.

El T-Roc Cabrio mantiene diseño funcional pero con cuatro plazas, la buena dinámica de conducción y la tecnología del T-Roc presentado en noviembre de 2017. Esta versión descapotable se estrenará ante el público en el próximo Salón de Frankfurt y estará disponible para la venta en el primer semestre de 2020.

En materia estética, la diferencia principal con el T-Roc normal es, por supuesto, su capota de tela, que abre o cierra de manera eléctrica en 9 segundos incluso hasta los 30 km/h, y queda guardada en un espacio especial instalado por detrás de los apoyacabezas posteriores y de unos arcos de seguridad que aparecen en caso de peligro de volcamiento. El inconveniente de esto es que el buen maletero del T-Roc de 445 litros se ve reducido a sólo 284 litros.

Mantiene la misma plataforma modular transversal del SUV exclusivo para Europa, ofreciendo un largo de 4.268 mm, un ancho de 1.811 mm, una altura de 1.522 mm y una distancia entre ejes de 2.630 mm. Así, es 36 mm más largo y tiene 40 mm más de distancia entre ejes que el T-Roc convencional, con el fin de mejorar el espacio para las piernas en las plazas posteriores.

Los asientos tienen una posición relativamente alta y los respaldos de las plazas traseras van bastante más reclinados que lo normal en los descapotables pequeños, consiguiendo mejorar la experiencia de manejo.

También cuenta con un deflector de aire en caso de manejar descapotado, el que se instala por detrás de los respaldos delanteros, lo que, en la práctica, elimina el uso de los asientos traseros.

En materia de equipamiento, el nuevo Volkswagen T-Roc Cabrio incluye el sistema de infoentretenimiento MIB3 asociado a una pantalla de 8 pulgadas, siendo opcional el marcador digital de 11,7”. El sistema de sonido ofrece 12 parlantes, siendo opcional un sistema Beats de 400v.

Dos paquetes de acabados se ofrecerán en este modelo: Style y R-Line, asociado a los motores gasolineros TSI de tres cilindros y un litro (115 Hp y 200 Nm) y de cuatro cilindros y 1.5 litros (150 Hp y 250 Nm), ambos disponibles con caja manual y DSG-7.  

El T-Roc Cabrio se fabricará en la planta de Osnabrück, una fábrica con una larga tradición de descapotables, ya que las versiones cabrio del Escarabajo y el Golf fueron fabricadas ahí.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos