Tips y Consejos

A la hora de manejar, deja los tacos en el maletero

Esto podría ser un factor de riesgo para la conducción, aunque no en todos los casos.

A la hora de manejar, deja los tacos en el maletero

Sabemos que, para ir a un evento, cena, o incluso para la oficina, los zapatos altos son un plus en el outfit de cualquier mujer, pero, aunque aún no existe ninguna ley que regule el uso de tacones al conducir, esto debe evitarse a toda costa.

Esto por supuesto que no te hace una experta al volante, porque las probabilidades de causar un accidente son más altas debido al uso inadecuado de calzado para conducir, y si te preguntabas si los hombres se salvan de este tipo de responsabilidad, déjame decirte que no porque, aunque ellos no usan tacones, he visto a una infinidad de caballeros que conducen con sandalias.

Muchos expertos y profesionales afirman que el uso inadecuado de calzado no te permite manejar cómodo, e incluso el mover tus pies con rapidez en caso de urgencia podría ocasionar torpeza, sin embargo, en la actualidad hay muchas conductoras que todos los días se sientan tras el volante para trasladarse, sin que esto ocasione ningún tipo de peligro.

Una encuesta realizada en 2012 por Confused.com en Reino Unido indica que el 40% de las mujeres en ese país admite utilizar tacones altos al manejar, mientras que el mismo porcentaje sabe que los zapatos de tacón alto son el calzado incorrecto para conducir un vehículo.

Entonces, ¿se puede o no conducir con zapatos altos? Aquí te dejamos los contras de hacerlo, aunque, si deseas no tomarlo en cuenta y seguir yendo a tus destinos de la forma más “fancy”, también te dejamos un par de consejos para que el riesgo sea mucho menor, pero luego no digas que no te lo advertimos.

Contras…

  • Al usar zapatillas tus pies tendrán una posición más rígida, por lo que como lo explicado anteriormente, la velocidad de reacción será menor, ocasionando movimientos más lentos y menos ágiles que si lo hicieras con el calzado adecuado.
  • La posición incómoda de los pies al presionar el pedal podría ocasionar algún tipo de tirón o calambre, lo cuál resultaría sumamente peligroso para ti y para los conductores que van alrededor tuyo.
  • La suela de los tacones suele ser delgada y con superficies sumamente resbaladizas, perdiendo adherencia a los pedales.
  • El tacón de aguja es muy propenso a atorarse en las alfombras del vehículo, y la situación puede ser peor si el desgaste ya es notorio, pues nuestro pie puede quedarse enganchado.

Si aún no te estoy convenciendo, déjame decirte que este uso también ocasionará desgaste en la parte baja del tacón al ser el punto de apoyo, pudiendo romperlo y el movimiento constante del pie hará que la suela de tus zapatos se erosione con mayor rapidez.

Recomendaciones si aun así decides hacerlo…

  • Optar por zapatillas que no sean muy altas, en ese caso las plataformas podrían ser una mejor solución.
  • Evitar los tacones delgados o de aguja, pues mientras más fino sea, más inestabilidad tendrás al presionar los pedales, en ese caso se recomienda el uso de tacón grueso.
  • Las zapatillas que son demasiado puntiagudas tampoco ayudan pues dificultarán las maniobras de conducción.
  • Es importante revisar que la suela de los tacones sea la adecuada, así tendremos el mejor agarre posible.

Algo que tampoco es recomendable es quitarse los zapatos y conducir descalza, por lo que es mucho mejor tener en el maletero un cambio de zapatos que otorguen mayor comodidad, de preferencia que sea zapato cerrado y que la suela tenga buena adherencia.

Por último, debes tener en cuenta siempre lo siguiente: debes pensar en tu seguridad y en la de los demás conductores, pues no vale la pena arriesgarse, ni arriesgar a los demás.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos