Industria

Mercedes-Benz sigue siendo la marca premium número uno del mundo

Con 2,33 millones de unidades entregadas durante 2019, la marca alemana superó a BMW y Audi por cuarto año consecutivo para mantenerse como líder del mercado de alta gama.

Mercedes-Benz sigue siendo la marca premium número uno del mundo

Mercedes-Benz entregó a clientes 2.339.562 autos nuevos en todo el mundo durante 2019, el mayor volumen de ventas en su ya más que centenaria historia. La firma de Stuttgart creció por noveno año consecutivo, esta vez un 1,3% respecto de 2018, y se mantuvo como la marca premium número uno del mundo por cuarto año consecutivo.

Si a Mercedes-Benz le sumamos las ventas de Smart, tenemos que el grupo Daimler vendió 2.456.343 unidades de pasajeros, un alza del 0,7% respecto de 2018.

La clave, según la marca, estuvo en el fuerte crecimiento en dos de sus tres mayores mercados globales: China y Alemania. Sólo en el Dragón Asiático aumentó sus ventas un 6,2% hasta las 693.443 unidades, dos tercios del casi millón de unidades comercializadas en la región Asia Pacífico. En Estados Unidos, en tanto, se entragron 316.094 unidades, manteniendo casi inalterada la cifra conseguida en 2018. 

En Europa, Mercedes-Benz se mantuvo como líder del mercado de alta gama en Alemania, Gran Bretaña, Francia, España, Belgica, Suiza, Polonia, Portugal, entre otros, con ventas totales de 937.881 unidades. En su mercado doméstico entregó 318.353 unidades, un alza del 4,8%, el mayor volumen colocado en Alemania en los últimos 10 años. 

Por modelos, una de cada tres entragas fue un SUV, lo que habla del éxito de la gama de todoterrenos de la marca. Entre los GLA, GLB, GLC, GLC Coupé, EQC, GLE, GLE Coupé, GLS y Clase G se comercializaron 783.700 unidades, siendo el GLC el modelo más demandado de la gama. 

Los modelos compactos (Clases A, B, CLA, CLA Shooting Brake, GLA y GLB) representaron un 25% de las ventas, con 667 mil unidades entregadas, un 9,5% más que un año antes. Sólo la nueva Clase A creció sus ventas un 13%. La popular Clase C, en tanto, entregó 392.900 unidades, entre sus versiones sedán, estate y cabrio. Otras 351 mil unidades aportó la Clase E y 72 mil unidades la Clase S. 

Por su parte, la división AMG entregó más autos que nunca en su historia con 132.136 unidades, un crecimiento del 11,8% respecto de 2018. 

 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos