Tecnología

Bosch desarrolla un dispositivo para pruebas rápidas de coronavirus

Es una de las primeras pruebas de diagnóstico molecular completamente automatizadas del mundo y con una efectividad de hasta un 95%. Además sirve para detectar otras enfermedades.

Bosch desarrolla un dispositivo para pruebas rápidas de coronavirus

Nadie puede negar que el coronavirus COVID-19 no solo plantea grandes desafíos para los sistemas de salud y las instituciones médicas de todo el mundo, sino también para las empresas que no tienen que ver exactamente con este campo.

Estas ganas de ayudar para mitigar el impacto de la pandemia o bien ofreciendo herramientas que mejoren la salud de las personas contagiadas, ha llegado a las empresas automovilísticas. Quien recientemente se ha sumado a la causa es Bosch por medio de pruebas para detectar el coronavirus.

Mientras que ciertos fabricantes de automóviles están ayudando de manera significativa produciendo ventiladores y respiradores, el proveedor alemán se enfocó en evitar la propagación del virus, por medio de una prueba rápida totalmente automatizada.

Desarrollada para ayudar a las instalaciones médicas como consultorios médicos, hospitales, laboratorios y centros de salud, la prueba de diagnóstico molecular rápido se ejecuta en el dispositivo de análisis Vivalytic de Bosch Healthcare Solutions.

Ideada y creada en solo seis semanas, la prueba rápida de Bosch puede detectar una infección por coronavirus SARS-CoV-2 en pacientes en menos de dos horas y media. Otra ventaja de la prueba rápida es que se puede realizar directamente en el punto de atención. Esto elimina la necesidad de transportar muestras, lo que requiere un tiempo valioso.

También significa que los pacientes obtienen rápidamente certeza sobre su estado de salud, al tiempo que permiten identificar y aislar a las personas infectadas de inmediato. Con las pruebas actualmente en uso, los pacientes generalmente deben esperar uno o dos días para obtener un resultado.

Esta innovación de Bosch, que es una de las primeras pruebas de diagnóstico molecular completamente automatizadas del mundo, ofrece una precisión de más del 95 por ciento y permite analizar una sola muestra no solo para COVID-19 sino también para otras nueve enfermedades respiratorias, incluidas la gripe A y B, simultáneamente.

¿Cómo funciona?

Para realizar la prueba, se toma una muestra de la nariz o garganta del paciente con un hisopo. Luego, el cartucho, que ya contiene todos los reactivos necesarios para la prueba, se inserta en el dispositivo Vivalytic para su análisis.

Esta facilidad de uso permite que la prueba de Bosch pueda ser usada por personal médico que no ha sido especialmente capacitada. Al mismo tiempo, cada aparato puede realizar hasta diez pruebas en 24 horas. Esto significa que solo se necesitan 100 dispositivos para evaluar hasta 1.000 pruebas por día.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos