Novedades

La polémica tras el nuevo record del Cannonball Run; se hizo en medio de cuarentenas y coronavirus

No duró ni cuatro meses y ya hay un nuevo record para el mítico pero ilegal desafío contrareloj. El único problema, es que fue hecho en medio de la pandemia global, aprovechándose de la baja en tráfico.

La polémica tras el nuevo record del Cannonball Run; se hizo en medio de cuarentenas y coronavirus

Esto, se veía venir. La pandemia global que por hoy tiene a buena parte del globo sumidos en cuarentena (preventiva u obligatoria) ha permitido muchas otras condiciones. Por ejemplo, hay menos ruido, menos contaminación y claro, porque hay menos autos. Y cuando hay menos vehículos en las calles, se transforma en una situación ideal, pero altamente condenable para correr. Las ciudades, prácticamente parecen sacadas de Need For Speed; poco tráfico y casi ni un transeúnte, salvo los que debidamente están autorizados para salir y los que tristemente deben seguir trabajando fuera de sus casas y al margen de la ley, porque su condición económica no les permite quedarse en sus casas. Pero ese tema, da para conversarlo en otra ocasión.

Y era lógico que alguien iba a aprovecharse de la situación para batir algún record, como es el caso de la famosa carrera Cannonball Run, una plusmarca icónica, pero ilegal, en la cual debes recorrer Estados Unidos de costa a costa en el menor tiempo posible. Esto se logra con planificación, incluyendo la disponibilidad de un auto muy rápido, discreto (muchos enmascaran insignias y luces), equipado con tanques de reserva y radares detectores de policía, entre otros gadgets. Se estudian los puntos más convenientes para repostaje y los mejores horarios, así como las zonas donde se puede acelerar más (y con que amigos puedes contar en la ruta). No es como llegar y partir; además que para que sea válido el record, hay que iniciarlo y terminarlo en dos lugares clave: el Red Ball Garage en Manhattan, New York, y el Portofino Hotel en Redondo Beach, California.

La historia del Cannonball Run es larga y muy bien documentada, así que no ahondaremos mucho en eso, sino que tomaremos la última referencia que hay del record, oficializado en diciembre del año pasado con un tiempo de 27 horas y 25 minutos a bordo de un Mercedes Benz E63 AMG muy bien preparado.

La foto de rigor (Road & Track)

Por estos dias apareció un nuevo record (gracias Road & Track), el cual fue confirmado como "legitimo" (o real, al menos) por dos personajes que usualmente son voz autorizada para hablar del Cannonball Run, como es Ed Bolian, fundador de VinWiki y poseedor del record entre 2013 y 2019, así como Alex Roy, quien en el 2006 batió el primer record "moderno" del Cannonball Race y que tiene un documental en Netflix con su hazaña.

Poco se sabe del record, más que dos fotos confirmadas y una supuesta tripulación de tres o cuatro, a bordo de un Audi A8 del 2019, equipado con un par de tanques de reserva en la maleta. Salieron del Red Ball Garage el 4 de abril poco antes de mediodía y llegaron a California con un tiempo de 26 horas y 38 minutos. Las fotos se diseminaron por redes sociales y generaron una ola de críticas entre los puristas, en especial porque solo se aprovecharon "bajamente" de la contingencia y prácticamente ni se prepararon para la misión, más que con una tablet y un par de estanques. Lo segundo grave, es que de haber tenido un accidente con algún vehículo que traslada insumos médicos o artículos de primera necesidad, estarían causando un perjuicio aún mayor.

Sin embargo, ya incurrir en el Cannonball Run, es algo que sigue rayando en lo irresponsable, por fascinante que sea el desafío. Entonces, ¿cuál es la linea entre ser irresponsable y ser más irresponsable? ¿Ser más profesional en la manera de hacerlo?

En el marco de estos mismos dilemas éticos, es que algunos seguidores de este record, quieren dejarlo invalidado y mantener el record de diciembre vigente. Lo único que podemos decirte es que por favor, si tienes la posibilidad de quedarte en la casa, hazlo y se responsable, por ti y los demás. Y menos salgas a hacer estupideces en tu auto, que tu accidente ya de por sí solo deja mal a tus amigos y familia, pero podría comprometer las vidas de otros. En Chile, hace poco, vía redes sociales se han visto un par de accidentes en Costanera Norte, uno de ellos con consecuencias fatales. Y no vamos a ahondar en el Gemballa Mirage GT que hace poco dejó la grande en Nueva York.

There is a new Cannonball record*

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos