Autos ecológicos

Karma vende una plataforma para fabricar súper deportivos eléctricos

La marca estadounidense pero de capitales chinos ofrecerá a clientes diversos una base 100% eléctrica que está lista para carrozar.

Karma vende una plataforma para fabricar súper deportivos eléctricos

Hace sólo unos días te contábamos que la empresa norteamericana de capitales chinos Karma Automotive había anunciado el lanzamiento de su primer modelo 100% eléctrico, el Karma Revero GTE. Y junto a este súper auto, estrenaba una nueva plataforma para vehículos eléctricos deportivos que la marca pretende licenciar a otros fabricantes.

Ahora tenemos más información sobre la llamada Plataforma Karma E-Flex y su nueva variante de Alto Rendimiento, diseñada para autos realmente deportivos. Está impulsada por motores eléctricos duales montados en la parte delantera y trasera, que entregan 1.100 caballos de fuerza y hasta 14.000 Nm de torque. Sí, no ha leído mal. Son 14.000 Nm. 

Esta base está diseñada para lograr una impresionante aceleración de 0 a 96 km/h (0 a 60 m/h)  en menos de 1,9 segundos y ofrecer hasta 644 kilómnetros de autonomía en modo 100% eléctrico. La marca indica que la clave está en la densidad de la batería, fabricada con carburo de silicio (SiC), y que está unicada en la parte baja del piso optimizando la distribución del peso.

"Nuestra última plataforma E-Flex es adecuada para configuraciones de superdeportivos y está diseñada para equiparse con vehículos de alto rendimiento como el concept car Karma SC2", señaló el  Director de Tecnología de Karma Automotive., Kevin Zhang. “El objetivo de la Plataforma E-Flex es ofrecer a nuestros socios multitud de soluciones eléctricas de movilidad con diferentes sistemas de conducción y paquetes de variedad de baterías. Nuestra Plataforma E-Flex de Alto Rendimiento es casi la más premium de las configuraciones, ofreciendo unos resultados en cuanto a prestaciones sin precedentes”.

La plataforma E-Flex de Karma estará disponible para cualquier fabricante que quiera ahorrarse unos dólares en tecnología, a un costo no especificado por Karma, pero asumimos que será inferior a cualquier desarrollo propio desde cero. Los fabricantes pueden optimizar los costos que significa diseñar, probar, certificar y construir una plataforma así, permitiendo la electrificación de sus productos con mayor velocidad y eficiencia.

Karma ofrecerá también las plataformas eléctricas de rango extendido (asociado a un motor de combustión) y una base para vehículos comerciales equipada con tecnología autónoma Nivel 4, con aplicaciones que van desde superdeportivos de alto rendimiento hasta vehículos económicos cotidianos para pasajeros y carga. La marca indica que contará con más de 22 configuraciones diferentes y una multitud de componentes adicionales disponibles, incluidos los nuevos inversores SiC  (inversores de carburo de silicio ).

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos