Tecnología

Renault quiere cargar sus autos eléctricos por inducción

El reto es mejorar los sitemas mediante un sistema de carga inteligente y bidireccional.

Renault quiere cargar sus autos eléctricos por inducción

El Grupo Renault ya se encuentra trabajando en un sistema de recarga para sus actuales y futuros modelos de propulsión eléctrica. El proyecto llamado internamente INCIT EV se inició a principios de 2020 con la participación de más de 30 socios, y estudia diversas soluciones de carga y sus limitantes en condiciones actuales.

Renault tiene planeado que dicho proyecto tenga una duración de 48 meses, con un plan dividido en dos fases: primero, la investigacióin de las necesidades y limitaciones del vehículo eléctrico, y en segunda instancia, las pruebas de futuras tecnologías de carga.

Renault define estas innovaciones de carga bajo tres pilares fundamentales: carga inteligente, bidireccional e inductiva.

Inteligencia: “Plug and Charge”

Esta tecnología permitirá que el sistema identifique el vehículo que hizo uso de la estación de recarga pública, para permitir el pago automático por el uso del servicio. Esto se logrará mediante un protocolo encriptado sin tener la necesidad de otorgar ningún tipo de referencia bancaria o datos personales para poder hacer uso de ella.

Esto será posible gracias a la nueva norma internacional ISO 15110, que regula los protocolos de sincronización entre los autos eléctricos y los puntos de recarga disponibles por país.

Recarga bidireccional

Cualquier modelo eléctrico de Renault que sea instalado en una estación publica o doméstica, podrá cargarse o descargarse para contribuir a la demanda de energía de la red eléctrica en donde se encuentre conectado.

Esto permitirá que el flujo de energía viaje de la red al auto y del auto a la red, con el fin de reabastecer la energía de la estación; las primeras pruebas se realizarán en Amsterdam y Utrech, en los Países Bajos.

Recarga por inducción

Este quizá resulte uno de los avances más trascendentales en materia de movilidad eléctrica, pues el hecho de retirar conexiones y cables podrían simplificar la tarea de carga. Esta tecnología, por supuesto, ya está disponible para reabastecer de batería los teléfonos incluso a bordo de los propios autos.

La tecnología se basa en un principio de la inducción electromagnética, que funciona haciendo pasar corriente eléctrica a través de una bobina, que genera otra corriente eléctrica que será almacenada en una segunda bobina. Esto logra transferir la energía con tan solo poner el dispositivo sobre el receptor de electricidad.

Además, se ofrecerá un sistema de carga por inducción dinámica mediante un sistema de bobinas que recogeran la energía generada por la inducción de otras bobinas integradas directamente al asfalto de las carreteras, aumntando el nivel de autonomía sobre la marcha.

Esto no solo revolucionaría la red de carreteras, sino que se reduciría la demanda y dependencia de estaciones de carga, así como del uso de baterías de grandes dimensiones y capacidad, contribuyendo al peso del vehículo.

Renault | La recarga por inducción dinámica

Sistema de recarga inteligente bi-direccional

Astrid Zapata recomienda